El suicidio 22 de lo que va del año y el séptimo de este mes de febrero, lo prota­gonizó un joven al colgarse del cuello con una manguera, en el fraccionamiento Lomas del Chapulín.

El que escapó por la puerta falsa, fue Flavio “N” “N”, de 18 años.

El hallazgo lo hizo su progenitor, minutos después de las cinco de la madrugada de ayer, en el patio trasero del departamento 2 del edificio situado en el 112 de la calle Enebro.

Policías preventivos y paramédicos de la Coordinación Municipal de Protección Civil, confirmaron la muerte de Flavio, quien utilizó para matarse una manguera de plástico verde que ató al tubo de un boiler, sin que se dieran a conocer los motivos por los que le puso fin a su existencia.

Se presentaron para dar fe del deceso, elementos de la Dirección General de In­vestigación Pericial y de la Unidad Espe­cializada en Investigación de Homicidios, quienes trasladaron el cadáver al Servicio Médico Forense, para someterlo a la ne­cropsia de ley.