Fotografía relevante a la nota.

Cristian Adrián Díaz de León “El Tata”, de 29 años

Ya está en el Cereso para varones de la salida a Calvillo, el drogadicto que asesinó a sangre fría a su progenitora, en Jesús María.

Se trata Cristian Adrián Díaz de León “El Tata”, de 29 años, quien mató a puñaladas a su madre, Adriana Díaz de León Sánchez, que contaba con 45 años y la decapitó.

El feminicidio quedó al descubierto alre­dedor de las cuatro de la tarde del sábado, cuando Francisco Daniel Díaz de León Sánchez, de 26 años, llegó a la casa de su hermana Adriana, situada en el 414 de la ca­lle Paseo del Álamo, en el fraccionamiento Paseo de las Haciendas, cerca del Parque Industrial Chichimeco, ya que tenía varios días de no verla.

Al estar tocando a la puerta y no obtener respuesta, Francisco Daniel se asomó a la ventana y vio a Adriana tirada sobre un impresionante charco de sangre. Inmedia­tamente llamó al servicio de emergencia 911, dirigiéndose policías preventivos y paramédicos de la Secretaría de Salud.

Los oficiales lograron abrir la puerta y al ingresar confirmaron el deceso; al escuchar ruidos en el patio trasero, se acercaron y vieron que un sujeto, que vestía una playera polo con rayas azules y amarillas, brincaba la barda.

Fueron tras él y lo capturaron sobre la avenida Paseo de las Haciendas, diciendo Cristian Adrián “El Tata”, visiblemente drogado, ser hijo de la hoy occisa, por lo que inmediatamente lo trasladaron ante el Ministerio Público.

Asimismo, en el patio encontraron indi­cios que hizo suponer a los policías que el asesino estaba cavando una fosa para ente­rrar el cadáver de su progenitora. Además, encontraron la cabeza de la mujer en un refrigerador.

La necropsia de ley arrojó que la señora murió por heridas producidas por objeto punzocortante penetrante de tórax y trau­matismo torácico profundo.

La noche de ayer, el feminicida fue tras­ladado al penal de la salida a Calvillo. Se espera que sea vinculado a proceso en las próximas horas.