No se va a Nacionalizar ni un Tornillo: Nahle

Por Ezequiel Flores

Fotografía relevante a la nota.

Rocío Nahle, secretaria de Energía (Foto: Twitter @rocionahle)

Octubre 11, Ciudad de México (apro).- Con la propuesta de reforma eléctrica del gobierno federal, el nuevo esquema del Sistema Eléctrico Nacional establece que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) “generará, como mínimo”, el 54 por ciento de la energía eléctrica y las empresas pri­vadas, el 46 por ciento, dijo la secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle García.

De esta forma, dijo la funcionaria, se va a garantizar “el abastecimiento continuo” de energía eléctrica a la población como condición indispensable para garantizar la seguridad nacional y el derecho humano a la vida digna.

En la conferencia mañanera, la funcionaria federal desglosó la iniciativa de reforma en materia de electricidad enviada al Congre­so de la Unión y aseguró que “no se va a nacionalizar ni un tornillo”.

La titular de la Sener afirmó que esta reforma garantiza que el Estado preserve la seguridad y autosuficiencia energética de la Nación y la CFE mantendrá la misión de servicio social y, con ello, las tarifas de la luz se podrán mantener a un precio por debajo de la inflación.

De esta forma, la CFE pasará de ser “una empresa productiva” del Estado a un orga­nismo del Estado, aseveró Nahle García.

“Con ello tendrá personalidad jurídica y patrimonio propio como responsable de la electricidad y el Sistema Eléctrico Nacional, así como de su planeación y control; asi­mismo será autónoma en el ejercicio de sus funciones y en su administración, y estará a cargo de la ejecución de la transición ener­gética en materia de electricidad”, indicó.

También, dijo que se suprime la separa­ción legal de sus empresas subsidiarias y filiales, pero se van a mantener la CFE Tele­comunicaciones e Internet para Todos, CFE Energía, CFE Internacional y CFE Capital.

Señaló que la CFE trabajará como una em­presa integrada en generación, distribución, transmisión, comercialización y ventas para mejorar “su productividad y rentabilidad”.

“Para garantizar el despacho en orden de mérito de costos de producción y no de manera caótica como lo impuso la Reforma Energética de 2013, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) se reincor­pora a la CFE, desde donde se controlará el despacho de electricidad diariamente”, señaló Nahle.

Luego, comentó que la reforma eléctrica propone un nuevo despacho de las centrales eléctricas del país, las cuales quedarían en el siguiente orden:

1.- Hidroeléctrica; 2.- Nuclear; 3.- Geo­termia; 4.- Gas CFE; 5.- Térmica CFE; 6.- Eólica; 7.- Solar; 8.- Gas Privados y 9.- Carbón.

Por ello, refirió que la iniciativa en materia de electricidad plantea que las funciones de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), pasan a formar parte de la Sener para garantizar “una planeación adecuada” en el balance energético y “eliminar un exceso de burocracia”.

Dijo que el Estado queda a cargo de la transición energética y utilizará, “de manera sustentable,” todas las fuentes de energía de las que dispone la nación para reducir las emisiones de gases y componentes de efecto invernadero.

Además, se establecerán políticas públi­cas científicas, tecnológicas e industriales; así como impulsar el financiamiento y la planeación energética sustentable, aseveró.

“De esta forma, la CFE se encargará de mantener los márgenes establecidos en los compromisos internacionales (35% al 2024) e impulsará la generación dis­tribuida en hogares, escuelas, edificios, pozos de riego, núcleos rurales, entre otros, a través de la utilización susten­table de todas las fuentes de energía de las que dispone la Nación, donde se be­neficiará directamente al usuario para el apoyo de la economía familiar”, aseguró la funcionaria federal.

En ese sentido, dijo que la transición ener­gética se realizará junto a los programas de protección al medio ambiente, de acuerdo con “la innovación tecnológica mundial”.

Caso del Litio

En la reforma al artículo 25 y 28 consti­tucional, queda establecido que el Litio es propiedad de la Nación, además de que no se otorgarán concesiones y las funciones que el Estado ejerza para este mineral serán estratégicas, indicó la secretaria.

Aclaró que las concesiones mineras ya otorgadas por el Estado mexicano para la exploración y explotación de oro, plata, cobre y otros minerales se conservan en los términos que fueron otorgadas.

Author: Página 24

Share This Post On