La Columna del Diablito

Fotografía relevante a la nota.

Tere Jiménez Esquivel
…en caballo de hacienda…
Juan Antonio Martín del Campo
…tenía todo, pero… reculó…

UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
DESESPERADO…

Juan Antonio Martín del Campo, anda cada día más desesperado. Y, como dice el líder ganadero Pepe Guzmán, “a güevo” quiere ser el próximo candidato del PAN y, por ende, gobernador de Aguascalientes.

Tan desesperado anda el fugitivo de Rancho Nuevo, El Llano, que amenaza con pasarse a las filas de partido Movimiento Ciudadano, si él no es el elegido por el Comité Ejecutivo del PAN, cuyo propietario es y seguirá siendo Marko Cortés Mendoza, por otro período más porque sus dos contrincantes, al ver el alud de firmas que llevaba el de Michoacán, se bajaron de la contienda.

Y Tere puso su roca de arena (le juntó varios miles de rúbricas), para que se reeligiera. Dos cosas son ciertas a todas luces: Toño no se irá a Movimiento Ciudadano, ni será el próximo candidato del PAN a gobernador.

¿Por qué? Porque Tere Jiménez Esquivel tiene mucho más tablas que él y cuenta con más apoyo dentro y fuera del PAN, que el de Rancho Nuevo. Así de sencillo.

Negar que Tere va en caballo de hacienda rumbo a Palacio de Gobierno, es un absurdo: si la decisión del Centro es que la candidata por cuestiones de género, sea mujer, no habrá otra candidata que la legisladora federal, que no para de hacer adobes en la Ciudad de México y aquí en Aguascalientes.

Y si la candidatura a gobernador@ se resuelve en elección interna, la Carilinda seguirá siendo mano, pues ninguna panista le hace el mínimo de sombra; así es que el de Rancho Nuevo tampoco tiene posibilidad alguna: el triunfo de Tere está cantado, para junio de 2022.

Por eso la diferencia de ánimo entre Tere y Juan Antonio es abismal, mientras que Juan está obsesionado por ser él el candidato del PAN a la gubernatura, Tere está de lo tranquila y hasta le abona a Toño: “Tengo muy buena relación con Toño”, tanto que dejó a mucha de su gente trabajando en el Municipio.

“Cuando él fue alcalde yo fui la que le consiguió los recursos para varios programas, entre ellos el de cero baches”.

¿Ya notó el lector la diferencia entre una y otro?

“CUANDO ÉL TENÍA TODO PARA SER EL CANDIDATO”...

 Ese día –lunes 27 de septiembre–, en la susodicha entrevista colectiva, Tere recordó lo que al parecer Toño ya olvidó o intenta olvidar: “Cuando él tenía todo para ser el candidato a gobernador, estaba (todo) listo sobre la mesa.

“Yo lo apoyé, estaba en su equipo, fue decisión de él de retirarse (y dejarle su lugar a Martín Orozco Sandoval). Ahí Toño perdió su oportunidad, oportunidad que hoy le toca a Tere, y se la pone facilita al de Rancho Nuevo: “Pedí que se haga una elección interna. Seguramente habrá más aspirantes, y así quedará claro quién gana”.

¡Voy polla!

ALFREDO GONZÁLEZ GONZÁLEZ: “VIVO DE MI PENSIÓN”...

 Alfredo González González, secretario general local de la alicaída CTM, es un político y líder obrero, producto del esfuerzo, y si de algo está orgulloso es de su origen humilde. Originario de la hacienda Ciénaga de Mata, Lagos de Moreno, Jalisco, Alfredo llegó a Aguascalientes recién nacido en brazos de su madre.

Con grandes esfuerzos, el niño Alfredo cursó la primaria y años después logró entrar a la empresa “Guantes Vargas”, fábrica especializada en hacer guantes de carnaza para los obreros, donde era mejor conocido por el mote de “El Martillo”.

En busca de ascender en lo sindical y lo político, González González se acercó al viejo líder cetemista Roberto Díaz Rodríguez que, de músico de la Zona de Tolerancia (“La Calle Chueca”), donde cobraba 20 centavos la pieza a los parroquianos que sacaban a bailar a las prostitutas, para al final de la “fiesta” repartir con ellas lo recaudado, alcanzó la secretaría general de la CTM local.

Fotografía relevante a la nota.

Alfredo González González
…“vivo de mi pensión del IMSS”…
Gerardo de León Romo
…“aprendan a cocinar”…
Jesús Figueroa Ortega
…ahí le hablan…

Díaz Rodríguez llegó a romper huelgas con golpeadores y, el PRI-gobierno, en correspondencia, lo llevó al Senado de la República: “Amor con amor se paga”, fue la primera lección que aprendió el joven Alfredo González.

Siguiendo el ejemplo de su ya “papá putativo”, González se afilió al PRI y al poco tiempo, con el apoyo de Díaz Rodríguez, llegó a la Cámara de Diputados federal.

Después, Roberto Díaz pierde una pierna a causa de la diabetes y que mejor que su “hijo Alfredo”, para cuidarlo de día y de noche y cargarlo para llevarlo en su silla de ruedas a donde quisiera ir.

A la muerte de Roberto Díaz, el heredero del “trono” fue el líder del Sindicato Electricista, Jorge Rodríguez León, quien a duras penas pudo con la grilla, por lo que al término de su gestión, en 1998, dejó las riendas del sindicato a Alfredo González, quien en este año cumplió 23 años en el trono obrero.

Pero no hubo festejo porque el CATEM (Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México), le aguó el aniversario: con 51.5% de la votación hizo la “chica” y le ganó a la CTM la titularidad de la representación sindical de la NISSAN Mexicana Aguascalientes.

Entrevistado, por nuestra compañera Benny Díaz, Jefa de Información de esta Casa Editorial, recordó que durante 14 años fue obrero costurero en Guantes Vargas, hasta que fue rescatado por el líder máximo de la CTM de Aguascalientes, el susodicho Roberto Díaz.

Y recuerda a la autora de sus días con cierta nostalgia: “Mi mamá decidió migrar a Aguascalientes, para hacer una vida aquí: Llegó sola, porque yo no tenía padre”.

Orgulloso de sí, Alfredo, que ahora se codea con los millonarios empresarios del Club Campestre, donde se les enfrenta… jugando golf, dice a la reportera que ha sido diputado cuatro veces: dos a nivel federal, dos a nivel local. Después, el espíritu del mítico Pinocho se apodera de él y comienza a mentir: -¿Cuánto gana en su puesto como secretario general de la CTM local? -Nada.

-¿Nada, ni un peso? -Nada, yo vivo de mí pensión que logré como trabajador del Seguro Social (IMSS) que, eso sí le digo es alta, afortunadamente.

Es alta porque obtuve con la modalidad 40, también conocida como continuación (sic) voluntaria en el régimen, que es un esquema que permite a los trabajadores realizar aportaciones, sumar semanas de trabajo y aumentar sus pensiones hasta por 25 salarios mínimos.

Luego presume: “Gracias a mis dietas como diputado en las cuatro legislaturas, hice algunos ahorros que luego invertí en algunas cositas”.

Después asegura desconocer el número de sindicatos que están dentro de la CTM, pero sí sabe que tienen 51 mil trabajadores afiliados en total.

Ya encarrerado, a Alfredo le sigue creciendo la nariz, y dice que tampoco está enterado de cuánto percibe de cuotas los sindicatos: “Nosotros no manejamos las cuotas de los trabajadores, eso lo hace cada sindicato que a su vez hace una aportación, pero dependiendo del tamaño y capacidad”.

No obstante “recuerda” que, en el caso del sindicato de la NISSAN, “sé que lo que daban a la CTM eran de entre 20 y 25 mil pesos mensuales y es el más grande”.

La reportera le preguntó a Alfredo sí era un hombre rico y si tenía inversiones (tomando en cuenta que había revelado a la reportera “tener algunos ahorros que luego invertí en algunas cositas”) en Aguascalientes, México o en el extranjero, contestando secamente: “Cosas personales no contesto, pregúnteme todo lo que quiera de la CTM”.

Y siguió mintiendo: “En la CTM sólo laboran ocho personas y desconozco de cuánto sea la nómina, esos datos sólo los tiene el tesorero”.

Qué líder tan extraño: no gana un centavo por su trabajo de secretario de la CTM, tampoco recibe él, en lo personal, nada sobre las cuotas de 51 mil de los trabajadores afiliados.

Vive únicamente de su pensión del IMSS y de algunos ahorros que hizo cuando fue diputado por cuatro ocasiones y que “luego invertí –reveló– en algunas cositas”, pero juega golf con los millonarios del Club Campestre.

De este tamaño en el jalisciense Alfredo González, quien asegura que la CATEM no ganó nada, “porque nosotros seguimos teniendo el contrato colectivo de trabajo”, no obstante se irán al amparo y “exigiremos un reconteo (voto por voto, obrero por obrero) y ver cuáles son las cifras, porque los compañeros no votaron a favor de CATEM, sino en contra de nosotros (sic)”.

 PERO, ¿QUÉ DICE PEDRO HACES BARBA?..

 Envalentonado por su triunfo (ver Aguascalientes El Periódico número 112), el senador de la República, por Morena, Pedro Haces Barba y creador del Partido Fuerza X México, que presume su cercanía con el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, soltó de su ronco pecho: “¡Ya basta, los líderes sindicales deben de dejar sus prácticas de fregar a los trabajadores que de por sí están jodidos”.

Haces Barba dejó en claro que su consigna es llegar a todas las empresas proveedoras de NISSAN, y se la cantó a Alfredo González y demás líderes de la derrotada CTM: “Si no está comprobado en qué se han gastado las cuotas de los trabajadores, iniciaremos procesos penales contra los líderes y secretarios generales del sindicato que ha tenido contrato colectivo de NISSAN, porque hay que tener transparencia, vergüenza.

No puedes chingar a la gente si ya bastante jodida está, es lo que no han entendido los líderes”, finalizó el “tormentoso” Pedro Haces.

 “SI NO SABEN COCINAR, ¿PARA QUÉ SE CASAN?”...

 Otra vez el folclórico médico Gerardo de León Romo, catedrático de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) dio de qué hablar a causa de su machismo a ultranza. Esto, durante una clase virtual, donde se comentó sobre un feminicidio. Resulta que un marido furioso, porque a su mujer por enésima ocasión se le quemó la cena, le arrancó la vida a puñaladas.

“Yo no sé, si no saben cocinar, ¿para qué se casan? Llega uno con hambre y da coraje”, dijo el médico defendiendo el actuar del asesino.

Una de las alumnas, sorprendida por el misógino comentario, digno de un troglodita, le espetó: “¿No sería mejor, doctor, que aprendiéramos a no perder la cordura para para no apuñalar a nuestras esposas?”.

A lo que De León Romo, contestó: “Esa es la tuya, la mía es aprender a cocinar”.

El video fue subido a redes sociales y provocó fuerte escándalo a nivel mundial, por lo que ayer mismo, la UAA, en un oficio dirigido a la Comunidad Universitaria y Sociedad en General, fijó su postura: “La Universidad Autónoma de Aguascalientes repudia toda manifestación sexista, así como cualquier acto de acoso, discriminación o violencia.

“El 29 de septiembre del año en curso, la Defensoría de los Derechos Universitarios recibió una denuncia en la que señala a un profesor del Departamento de Medicina por distintos hechos y comentarios en contra de la dignidad de nuestras alumnas y alumnos.

“En vista de la naturaleza de las conductas denunciadas y con fundamento en lo establecido en la Legislación Universitaria, se solicitó a las autoridades del Centro de Ciencias de la Salud la suspensión inmediata de dicho docente.

Esto como medida de protección y salvaguarda de las y los estudiantes durante el proceso de investigación y resolución del caso.

“La Universidad Autónoma de Aguascalientes reitera el pronunciamiento y las acciones que siempre se han tomado ante conductas de esta naturaleza; no hay ni habrá ninguna tolerancia ante cualquier forma de violencia”.

Hasta aquí el oficio de la UAA, dado a conocer el mismo día en que el video comenzó a circular en redes sociales. También la Federación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, condenó “la falta de sensibilidad y misoginia de Gerardo de León Romo, maestro del centro de Ciencias de la Salud”, dejando en claro que se sienten “indignados”.

A ver mañana (hoy), con qué cara, sale de su domicilio el médico Gerardo de León Romo, cuyo padre fue un recio médico militar.

 NO QUIEREN MODERNIDAD, QUIEREN TRANQUILIDAD...

 Vecinos de la histórica y centenaria Colonia Ferronales, no quieren calles asfaltadas, vehículos que circulen por sus calles a alta velocidad contaminando el medioambiente y poniendo en riesgo la vida de sus habitantes, principalmente niños y ancianos.

Tampoco quieren cerca de ellos hoteles y “que se nos impongan otros proyectos comerciales”, ellos prefieren su tranquilidad, conservar sus calles empedradas que evitan la circulación de vehículos a gran velocidad, contaminando el medioambiente.

Quieren conservar, a toda costa su entorno arquitectónico de más de 100 años y salvar las vidas de tlacuaches y ardillas que pululan confiadamente por toda su colonia, “¿es mucho pedir?”.

Existen muchas necesidades en otras colonias, vaya allá a resolverlas, a nosotros déjennos vivir en paz, en un ambiente sano de vida. No queremos su modernidad.

 Y CON ESTA ME DESPIDO...

 Se vivía todavía la época romántica de Aguascalientes, éramos como familia, todos nos conocíamos y del maestro rural, J. Refugio “Cuco” Esparza Reyes pasamos a ser gobernados por Rodolfo “El Güero” Landeros Gallegos, que siendo reportero de El Sol del Centro, salió a la capital de la República y años después regresó como candidato a senador y a poco tiempo sucedió al Profesor Esparza.

Tranquilidad a toda prueba, ni siquiera circulaba la cocaína. Sí la mota, sí los solventes, sí el alcohol, “pues Aguascalientes siempre ha sido bueno pa’l chupe”.

Pero había dos frenos: el Código Penal… y TRIBUNA LIBRE. Si usted era detenido manejando ebrio su poderoso patas de hule, iba a parar a los separos de la entonces Policía Judicial, y no tenía chance de salir bajo fianza.

Había que esperar lo que decidiera el juez: si usted nomás andaba de chúpale pichón, con unos billetes como fianza recobraba su libertad, pero no la vergüenza de salir en TRIBUNA LIBRE, en la bonita sección de “¡Chúpale Pichón!”, con la que sus amigos le echaban carrilla: recortaban la foto y el texto y los malvados amigochos la pegaban en la puerta de su casa o en su lugar de trabajo.

Pero luego el Código Penal se volvió laxo y terminó encubriendo a homicidas que, por una lana, no llegaban ante el juez en turno, sino que el MP y los policias hacían su agosto: mate hoy, salga de inmediato.

Es el caso de un sujeto llamado Andru Ricardo quien, ebrio y tal vez drogado atropelló y mató al músico José Rodríguez Rivapalacio Ortiz, mejor conocido como “Cancha”, a quien no se le ha hecho justicia, porque su verdugo compró a las autoridades con una buena dosis de billetes.

Y, como este, son muchos los casos, pues las autoridades están a la venta al mejor postor, como lo afirma Juan Pablo Castañeda Pacheco, amigo de “Cancha” y miembro de la comunidad artística de Aguascalientes, quien indignado dice: “La muerte de ‘Cancha’ no fue por accidente, sino un vil asesinato”.

Ahí le hablan, procurador Jesús Figueroa Ortega, ¿qué le contesta usted, que es juez y parte? Es pregunta que amerita, al menos, una respuesta.

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 30).

 

 

Author: Página 24

Share This Post On