La Columna del Diablito

Fotografía relevante a la nota.

Juan Antonio Martín del Campo
…de la crítica al insulto…
Jorge López Martín
…“El Camorras”, siempre “El Camorras”…

UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
TOÑO MARTÍN DEL CAMPO?..

Tan desesperado anda el senador panista Juan Antonio Martín del Campo por ganar reflectores, que no se midió en pasar de la crítica al insulto contra el Presidente de México Andrés Manuel López Obrador, al que llamó “inepto”, “corrupto”, “soberbio”, “demagogo”, “autócrata”, “intolerante al perder” (sic), entre otras “lindezas”, en un comunicado oficial (boletín de prensa), enviado a diferentes medios de comunicación que este tunde máquinas publicó íntegro en el semanario de moda: Aguascalientes El Periódico (ver edición 107 del lunes 23 de agosto).

Los insultos del nacido en Rancho Nuevo, comunidad de “El Llano”, en contra del Presidente es porque “el líder de la 4T y sus seguidores (sic) están faltos de pruebas y palabras (resic). No tienen acción o recursos legales para comprobar que en el INE o en el TEPJF no se respeta la voluntad del pueblo”.

Y más: “Se busca hacer cambios convenientes a la actual administración (¿?). Una situación que, en Acción Nacional, como primera fuerza de oposición, no vamos a permitir”.

 “A VER, DON JEREMÍAS”...

 Decía mi inolvidable tía Jerónima cuando el susodicho se hacía como “la mamá del muerto” y se quería pasar de lanza: “cuando usted apenas va, yo ya vengo, entonces hágame el favor de no hacerle al pendejo”.

Y es que Juan Antonio de plano perdió la memoria: ya se le olvidó que su correligionario Felipe Calderón Hinojosa llegó a Los Pinos porque el IFE (hoy INE) avaló el fraude, aceptado y firmado por el locuaz Vicente Fox Quesada, en ese entonces Presidente de México: “No voy a permitir que AMLO llegue a la Presidencia”, dijo recio y quedito, palabras más palabras menos, por lo que el entonces consejero presidente del IFE en 2006 Luis Carlos Ugalde Ramírez, un mago en el conteo de votos, obedeció a pie juntillas la orden presidencial.

Fue así como el FeliPillo Calderón usurpó la Presidencia de la República en el sexenio 2006-2012.

Y qué decir de las elecciones presidenciales de 2012, cuando el escándalo de las tarjetas Monex, y en cuya campaña electoral de Enrique Peña Nieto, el PRIAN y la oligarquía habrían gastado 13 veces más el tope permitido, según lo denunció en su informe preliminar Roberto López Suárez, presidente de la Comisión de Investigación del caso Monex.

Página 24 publicó la cantidad estimada: “4 mil 599 millones 947 mil 834 pesos: Cabe señalar que los legisladores del PAN, PRI, PVEM y el Panal rechazaron atender las distintas convocatorias a reuniones de la comisión investigadora”.

En las elecciones de 2012, el consejero presidente del IFE (hoy INE) era Leonardo Valdés Zurita, quien gachó chafeó, aunque del Instituto Federal Electoral, el hombre de “izquierda” salió, forrado, multimillonario, “gracias” a que traicionó sus principios y convicciones.

En 2006 a AMLO le robaron la Presidencia de México con margen de 0.62%; en 2012, con todo y Monex y otras marranadas, el margen fue de 5.59%, cuando los Ciro Gómez Leyva, López Dóriga y manada que el lector ya conoce, le daban a Enrique Peña Nieto una ventaja de 25%.

Así es que sólo “noqueando” a sus adversarios AMLO podría ganar la Presidencia de México, lo que sucedió en las elecciones de 2018, con la votación más copiosa de la historia: 30 millones 113 mil 483 votos, equivalentes a 53.19%, (una ventaja abrumadora de 30.72% sobre su más cercano colaborador.

Que fue Ricardo Anaya Cortés (PAN) que captó 12 millones 610 mil 120 votos, igual a 22.27%. El tercer lugar fue para el priísta José Antonio Meade Kuribreña, con 9 millones 289 mil 853 votos, igual a 16.40%.

Y el cuarto lugar fue para el “independiente” Jaime Rodríguez Calderón, con 2 millones 961 mil 732 votos = 5.23%, mientras que Margarita Zavala Gómez del Campo “La Calderona”, se bajó del ring electoral porque nomás no levantó.

Esto es para que, caro lector, no se nos olvide. Ojalá y Toño Martín del Campo recorte este espacio, como lo ha hecho con otros comentarios de esta columna y se le refresque la memoria.

Si bien Morena –que no AMLO, porque el de Tabasco no estuvo en las boletas– perdió buena parte de las alcaldías de la Ciudad de México, ganó la mayoría de las gubernaturas que estuvieron en juego en las pasadas elecciones del domingo 6 de junio, además que es el partido que más diputaciones federales ganó.

Por lo que las declaraciones de Toño (a quien en Rancho Nuevo le decían “El Tigre”, por las garras de novias que conquistaba) de que “ante los resultados del pasado proceso electoral, AMLO busca tomar control de ambas instituciones y avanzar así su régimen autocrático” en esas se viera, señor senador.

Jajaja… no te la maméis; lo que sí es muy cierto es que a nivel nacional Morena, por AMLO, es mucha pieza. Y lo bueno que, él no es como lo fueron presidentes del PRIAN, que encarcelaban, golpeaban y demandaban a sus críticos, porque si AMLO así fuera, estoy seguro que Juan Antonio no tendría los güevos para insultar a López Obrador.

 ¿MIENTO?..

 Recuerdo que Juan Antonio se ganó la animadversión del gobernador Carlos Lozano de la Torre “El Patrón del Mal”, por haber derrotado a su “Quirrurris” Francisco Chávez Rangel “El Chato”, a quien Toño derrotó a pesar de que Carlos le metió una buena lana a su campaña, por la alcaldía de Aguascalientes.

Fue en un juego inaugural de los Rieleros, cuando Carlos por poco agarra a chingadazos a Toño, ¿motivo, causa, razón? Recuerdo que en esa ocasión, al anunciar el nombre de Carlos Lozano, por el alta voz, le llovieron a granel mentadas de madre, por parte del respetable.

Con la cara encendida, los ojos pelones, Carlos por poco le lanza unos madrazos porque “Tú, Toño, me organizaste este desmadre, cabrón hijo de..”.

Toño, pálido hasta las manos, tartamudeando le contestó que “no, no, no era cierto”. Y tenía razón la raza detestaba y detesta a Carlos Lozano, quien al ganar la gubernatura se volvió loco y se hizo enemigo de sus amigos y amigo de sus enemigos, con un tal abarrotero llamado Felipe González González, lo recuerda el lector? Es correcto: “El de las nalgas al revés”, a quien Carlos le decía “hambreador”.

Pues bastó esta prueba de autoridad, para que Toño aflojara y diera las nalguitas, pues a partir de ese aireado reclamo, sintió ñáñaras y comenzó a cumplir con todos los encargos que “El Patrón del Mal” le ordenaba, ¿no fue así, señor Senador? Ambos sellaron una gran amistad y Carlos hasta le regaló a Toño un fino reloj Cartier que desde entonces luce en su muñeca izquierda.

¿Verdad? ¿Se imagina el lector que AMLO fuera irascible, prepotente y represor como Carlos Lozano? Me cae que Toño se cagaba.

Entonces, señor senador, una recomendación, porque no quiero que le dé frío como con “El Patrón del Mal”, no le rasque los güevos al Tigre de Bengala, porque le puede gustar y… ¡Cuidado!

LOS TIEMPOS CAMBIAN...

 Iniciaba el gobierno de Martín Orozco Sandoval, cuando en la primera corrida de toros, Jorge López Martín me presentó a Marko Antonio Cortés Mendoza, entonces coordinador de los diputados federales de la LXII legislatura y presidente de la Junta de Coordinación Política en la Cámara de Diputados de 2017 a 2018.

Jorge López se desvivía por atenderlo y le acercaba gente y más gente: “Le voy a presentar a mi coordinador”, y ufano le ofrecía: -¿Un güisquito? -¡Un güisquito! -¿Otro güisquito? -¡Otro güisquito! Y lo colorado de la cara lo delataba, ya traía media daga clavada en la espalda y seguía de un servicial que hasta daba pena ajena, pero aún así Jorge López sí se lo pidiera su “Jefe de Jefes”, hasta de tapete se le hubiera puesto, pues intuía que el michoacano sería el próximo preciso del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, razón de más para atenderlo a cuerpo de rey.

Y Jorge López no se equivocó: Marko Cortés ganó la presidencia de su partido (2018-2021), con 80% de los votos.

Sin embargo, Marko le cerró las puertas del partido a nivel nacional, por lo que Jorge se refugió en los brazos de su hacedor político, Martín Orozco Sandoval: el hijo pródigo regresó a casa.

Su papá lo perdonó y le dio chamba como titular del Patronato de la Feria y, como le sobraba tiempo, dobleteó como secretario de Turismo, por lo que le entró duro al pomo.

Un día sí y el otro también. Pero tanto va el cántaro al agua… ¡hasta que chocó!, cuando ya era coordinador de Comunicación Social.

Esa noche, pasaditas las 23:00 horas del 24 de abril de 2020, Jorge López conoció el verdadero Aguascalientes: una celda para él solito en donde por horas estuvo lidiando con las chinches y cenando una “picosita” Sopa Maruchan.

El súper escándalo no sólo fue local y nacional: “Choca ebrio Jorge Martín vocero del gobierno de Aguascalientes”, “El director de Comunicación Social del gobierno de Aguascalientes fue detenido por autoridades municipales tras causar un choque”, sino también internacional.

Fue tal el escándalo que el gobelino Martín Orozco por poco lo corre de su Gabinete, sin embargo López Martín grabó un video en en su casa en el que ofreció una disculpa pública, cuyo texto fue publicado por Página 24: “Hola a todos.

Quiero platicarles un lamentable incidente que ocurrió ayer, pero del cual me he hecho responsable de todas y cada una de sus consecuencias.

“Pues bien, alrededor de las 11 de la noche, de regreso de casa de un amigo, me impacté de manera lateral con un coche de uno de mis vecinos que está a pocas cuadras de aquí. La consecuencia fue que se me ponchó la llanta delantera izquierda de mi camioneta, como se puede corroborar en muchas de las fotografías que circulan en las redes sociales.

“Bien, en ese momento, mi vecino decidió llamar a las autoridades, las esperamos con paciencia, al llegar los policías municipales que me trataron siempre con absoluto respeto, decidieron aplicarme el protocolo del alcoholímetro. No cumplí con las medidas que establece esta reglamentación y acudí también entonces, de manera voluntaria y por mi propio pie, a la sanción correspondiente, es decir, al arresto y al pago de una multa.

“Entendí esto como una lección de vida. Estoy ofreciendo en este momento, así lo hago, una disculpa pública a quien así lo considere.

“Comprendo que este tipo de hechos se deben de llevar a cabo con mayor responsabilidad. Reitero mis disculpas y agradezco muchísimo el favor de su atención”.

La disculpa pública conmovió a MOS y perdonó el etílico desliz de López Martín. Y si la sociedad y Martín Orozco perdonaron al “Chaparrito”, éste la emprendió contra “todos” los que publicaron su histórica borrachera, su histórico choque y su inolvidable encarcelamiento que, al parecer, nunca olvidará.

Sin embargo, al constatar su mal desempeño con titular de Comunicación Social, posteriormente MOS lo regresó a Jorge a Turismo y al Patronato de la Feria, mientras que su antecesor Manuel Appendini Carrera, retornó a Comunicación Social, Dirección en la que el periodista se estrenó con MOS.

Mientras, López Martín se dice “feliz porque les di su merecido a todos aquellos aquellos que me quemaron con mi involuntario accidente”.

¿A qué viene esta remembranza?, preguntará el lector, a lo que le contestaré, Jorge López siempre será “El Camorras”, él espera los tiempos, no importa cuánto, pero cuando llega, le llega.

Y si Marko nunca peló a “El Camorras”, “El Camorras” nunca perdona “agravios” aunque sea gente de su propio partido, por eso en cuanto tuvo la oportunidad “válida”, de lanzarse contra Marko Cortés, por no permitir la extensión de un año de Gustavo Báez como presidente local del PAN Jorge llamó “dictador”, “soberbio” y “autoritario”, al presidente nacional del “Bolillo”: “Marko Cortés –dijo “El Camorras” en entrevista banquetera– le dio durísimo golpe a Aguascalientes (sic) y el PAN olvidó su mística y su doctrina para convertirse en una dictadura”, tronó el chaparrito al subirse al ring, sin importar que el preciso del PAN sea de peso completo, “pues tengo el apoyo del gobernador MOS”.

Pero no fue todo, porque “El Camorras” se lanzó contra Tere Jiménez, su villana a favorita: “No se pueden ganar elecciones con carencia de agua y temas de baches (sic). Es verdaderamente grave porque el PAN –reiteró– se ha convertido en una dictadura, y eso tendrá –vaticinó– repercusión en los procesos electorales”.

Y más: “Desearía que hubiera una reflexión en las decisiones y que no sean autoritarias ni se llenen de soberbia (sic). Jorge sacó a relucir su sabiduría política y recomendó: “Como instituto, necesitan en Aguascalientes hacerle frente a un proceso electoral muy importante como es la gubernatura”.

Y la herida se le volvió a abrir: “Lo que hizo Marko Cortés fue darle un golpe durísimo al PAN en Aguascalientes, en donde fue ganador y un ejemplo a nivel nacional. Es lamentable que en la capital no se conozcan ni siquiera las secciones que tiene la entidad, entonces ¿cómo ocurrió que organizó el proceso electoral para ser el estado que más votos le dio a la marca?

“MARKO HIZO DEL PAN UNA FRANQUICIA PARA SUS AMIGOS”...

 Sumamente molesto porque Tere Jiménez camina con firmeza rumbo a la gubernatura, “El Camorras” le lanza otro gancho al hígado a Marko: “Hay insensibilidad e intolerancia.

Es lamentable que (el PAN) se este convirtiendo en una dictadura alejándose de los principios democráticos, la mística y la doctrina para convertirlo en una franquicia en la cual los amigos pesan más que los liderazgos auténticos (sic) y con ello blindar los peligros de otros (¿?)”.

Y terminó: Los objetivos planteados históricamente en Acción Nacional por sus fundadores no eran de una dictadura (resic). Lo único que podemos esperar, a como van las cosas, son imposiciones para que haya decisiones intolerantes. Vimos que hubo valoraciones como lo hacen los Comités Directivos Municipales, que son el contacto directo con las comunidades. Seguro que serán graves las repercusiones, por eso el llamado es a la reflexión, porque de lo contrario tendrá un altísimo costo”.

No cabe duda que hay gente que, aunque con suerte, no le entra la política ni con chochos, pues creen que todo se traduce en insultos, amenazas y venganzas.

Esta es la naturaleza de Jorge López “El Camorras”, quien no lo conozca que lo compre, aunque luego vendrá el arrepentimiento, ¿qué hará Jorge cuando la rueda de la fortuna se pare y tenga qué bajarse?

“MUJER, PARA LA PRÓXIMA GUBERNATURA”...

 Reapareció la siempre ensabanable Lorena Martínez Rodríguez y expresó su deseo: Que a MOS lo suceda “una mujer; hay muchas, no sólo soy yo”, declaró en entrevista, para luego recordar que por la coalición que existe entre el PRI, PAN y PRD, no se hace ilusiones porque es el PAN el que “mayoritea”, pero advierte que apoyará a la candidata o al candidato que salga electa por esa alianza, que hasta hoy parece un cheque al portador para el blanquiazul.

No obstante Lorenita acepta que el PRI está en profunda crisis y que será muy complicado que vuelvan aquellos tiempos en donde la gente confiaba en su partido, por lo que no les queda de otra que ir en alianza con el PAN y con el PRD, tal vez, para juntos buscar los que gobiernen Aguascalientes en el próximo sexenio 2022-2028.

En síntesis: en Aguascalientes el toro es el PAN… hasta ahorita, pero “yo seré priísta hasta que me muera”, dijo. No cabe duda de que Lorena no raja leña y aguanta vara, cuantimás la traición ojete de Carlos Lozano de la Torre.

Si alguien desea tomar clases de fidelidad y diplomacia, que acuda con Lorena.

 NO, NO ES PORFIRIO CADENA “EL OJO DE VIDRIO”...

 Pero se llama Porfirio “Pilo”, de apellidos Sánchez Mendoza, es secretario de Seguridad Pública Estatal, y una de las cartas fuertes de MOS, ni más ni menos.

“Pilo”, que nada tiene que ver con el mítico personaje que tuvo serios motivos para convertirse en delincuente, pues es él que los persigue, presume hacerlo tan bien que, además, es incorruptible porque del narco no recibe más que amenazan.

Al preguntarle, nuestra compañera Benny Díaz que si era verdad que en el feudo de su homólogo de Zacatecas se recibe dinero del narco, “Pilo” opta por la ignorancia y contesta: “No sé si haya entrado dinero del narco a la Secretaría de Seguridad Pública de Zacatecas.

Nosotros estamos para trabajar y estar atentos con los elementos con los trabajos de inteligencia y estar coordinados”.

Vale.

O sea: “el respeto al estado ajeno es la paz”, aunque en declaraciones anteriores sí ha reconocido que hay policías metidos en el narco, pero que son municipales, como lo ha reconocido el propio secretario de Seguridad Pública Municipal, Antonio Martínez Romo, mejor conocido como “Poncharello”.

Peras o manzanas, a Porfirio no se le conoce nada, sólo que es un hombre con un buen patrimonio y que no tiene necesidad alguna de recibir billetes del narco manchados de sangre, pero sus detractores –que los tiene– aseguran que “Pilo” fue colaborador muy cercano al narcopolicía de elite Genaro García Luna, procesado en Estados Unidos por su ligas con el narco y lavado de dinero.

Decires hay y muchos contra “Pilo”, pero pruebas de ilícitos y ligas con el narco ninguna… hasta ahorita.

 Y CON ESTA ME DESPIDO...
 ¿AMLO YA DECIDIÓ?

Pues con la “novedá” que el superdele-gado Aldo Ruiz Sánchez dejará el cargo el próximo 1 de septiembre “porque el Presidente me hizo otro encargo”, y quien ocupará su lugar será la auténtica morena Nora Ruvalcaba Gámez, la siempre fiel a la causa de Andrés Manuel López Obrador, el preciso.

La raza de bronce se pregunta: ¿El encargo que AMLO le hace a Aldo Ruiz, es para prepararlo rumbo la candidatura a gobernador de Aguascalientes en 2022, o es Nora Ruvalcaba la que AMLO quiere que los reflectores se concentren en ella para que la morena, que sí es morena, sea la candidata para el 2022? Una cosa es segura: el farsante “millonario”, Arturo Ávila, no será ya más candidato ni siquiera a una regiduría.

Usted caro, ¿quién le late: Nora o Aldo? La moneda está en el aire y AMLO sopla muy fuerte.

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 26).

 

 

Author: Página 24

Share This Post On