Consulta Popular

Por Daniel Barrera*

Fotografía relevante a la nota.

“No podemos olvidar ni por un minuto estas vejaciones e infamias cometidas por los presidentes, por gobernadores y alcaldes, por diputadas y diputado” (Foto: Archivo/Galo Cañas/Cuartoscuro)

EL PRÓXIMO 1ero de agosto se llevará a cabo una histórica Consulta Popular, ciudadana. Promovida desde Palacio Nacional, organizada por el INE, y en donde es la gente de a pie la que está trabajando en la difusión y promoción, entre ellos Omar García, uno de los sobrevivientes de la noche de Iguala
.
EN DISTINTOS puntos de las ciudades ya se están efectuando reuniones informativas, y en la fecha signada se estarán instalando casillas, en donde la gente podrá votar SÍ o NO para que se investigue, y en su caso, se lleve a juicio a todos aquellos personajes políticos –no sólo expresidentes– que han afectado las arcas públicas, la dignidad y la decencia del pueblo mexicano, y que han actuado al margen de la ley para enriquecerse de manera ilícita y al amparo del poder.

ALGUNOS, COMO Felipe Calderón, deberán ser citados a comparecer por los crímenes de lesa humanidad al llamarle “daños colaterales” a las víctimas inocentes por su promovida guerra contra el narco, el contubernio con algunos de estos grupos, la simulación y la criminalización de jóvenes que lo único que solicitaban eran oportunidades laborales y de desarrollo humano; además de las víctimas por la violencia desatada en lugares como Ciudad Juárez, la tortura hacia seres humanos y la degradación sistemática del Estado. Los principales secretarios encargados de la seguridad durante su sexenio ya están durmiendo en la cárcel: Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino; la justicia ya los alcanzó (aquí hacemos la recomendación de la lectura del libro El señor de la muerte, del escritor y periodista Francisco Cruz, para leer a fondo el contexto con santo y seña).

OTROS COMO Peña Nieto, junto con todos los promoventes de la Reforma Energética y personajes involucrados en los moches para poder aprobar y llevar a cabo esa legislación en favor de las empresas privadas extranjeras y en contra de la nación. Por la Estafa Maestra, por el caso Odebrecht en donde se empeñó nuestro patrimonio y recursos naturales y desde luego por el enriquecimiento ilícito en casos puntuales como la famosa “Casa Blanca”. Y por último y más importante aún, por la mal llamada “verdad histórica” montada sobre el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa; una herida que sigue abierta y que por sí misma es ya una razón para salir a votar.

CARLOS SALINAS de Gortari, Ernesto Zedillo y Vicente Fox, cada uno tiene cargos por crímenes y represiones cruentas que perpetuaron desde el púlpito del Poder Ejecutivo. Como si fueran virreyes o emperadores, desde su posición ordenaron matanzas y desalojos a comunidades. Y quizá algunos de estos nombres son necesarios para refrescarnos la memoria: la matanza de Acteal, Chiapas, en donde acribillaron a 45 personas a manos de grupos paramilitares, la de Aguas Blancas, en Coyuca de Benítez, Guerrero, donde murieron 17 campesinos que se disponían a acudir a una protesta, ambos casos auténticos crímenes de Estado. San Salvador Atenco –en dos periodos– un lugar trágico en donde hubo agresiones de tipo sexual y destrucción del patrimonio de los pobladores, es otra de las páginas negras en la historia reciente de México, en donde, por construir el Nuevo Aeropuerto en Texcoco, se desalojó a familias completas sin ningún tipo de conmiseración.

NO PODEMOS olvidar ni por un minuto estas vejaciones e infamias cometidas por los presidentes, por gobernadores y alcaldes, por diputadas y diputados.

SON DEFINITIVAMENTE otros tiempos, hoy el Estado no reprime, ni atenta en contra de la integridad social de los mexicanos. Es cierto que aún falta reformar al Poder Judicial, y que la justicia es algo que tenemos que seguir persiguiendo. Pero este vuelco democrático que dio México en el 2018 está nutriendo la dignidad nacional a través de estos mecanismos como la Consulta. Y si es usted alguien a quien no le llama mucho la atención el sentimiento nacionalista, bueno, está en su derecho, pero participe por las víctimas, por esas personas que siguen reclamando justicia. Esta es también una forma de presionar al presidente Andrés Manuel López Obrador para que cumpla con sus promesas, y lo podemos hacer desde abajo, de manera organizada y civilizada.

ES CIERTO que debemos profundizar sobre la dificultad de juntar 37 millones de votos a lo largo y ancho de la República, esa fue la meta impuesta por el INE, y es cierto que deberá ser un verdadero despliegue y una movilización ejemplar para lograr la masiva participación. No hagamos a un lado el carácter simbólico, y que en caso de no juntar la votación requerida, de todos modos habremos ganado.

ESTA SERÁ la primera vez en la historia en que el pueblo es consultado para un tema de esta magnitud, por lo que representa la oportunidad mayor de unirnos en torno a una causa en común. Ya no son tampoco los tiempos de Lázaro Cárdenas, en donde la gente salió a donarle al gobierno sus pertenencias para lograr indemnizar a las petroleras norteamericanas para expropiar el petróleo, pero sí son tiempos de transformación nacional.

ESTA CONSULTA es un ejercicio de memoria histórica, un hasta aquí a los abusos y al saqueo de la nación. ¡Participa!

Fotografía relevante a la nota.

Daniel Barrera*

* Comunicólogo e integrante de la Chinaca.

Author: Página 24

Share This Post On