Le Reducen Sentencia al Delincuente “El Tory”

Casi tres años de prisión se le redujeron de sentencia al peligroso delincuente Carlos Al­berto Gallardo Mata “El Tory”, por los delitos de secuestro y robo calificado.

Tras la apelación presentada por la defensa del acusado, los magistrados de la Sala Penal del Supremo Tribunal de Justicia del Estado determinaron que el castigo al procesado será de 34 años tres meses y siete días de cárcel, en lugar de los 37 años y un mes tras las rejas.

Además, le redujeron la multa, de 90 mil 436.50 pesos a 89 mil 415.90 pesos.

Este caso comenzó un día de agosto de 2011, a la medianoche, cuando César Omar “N” “N” y Carlos Gerardo “N” “N”, circulaban a bordo de un vehículo Dodge Neón arena, por la ca­rretera número 25, tramo Villa Juárez-Loreto.

A la altura del entronque a la comunidad La Gloria, les dio alcance una camioneta GMC Envoy negra, que conducía “El Tory”, que cho­có dos veces contra la parte trasera del Neón, logrando que saliera del camino.

Acto seguido, el criminal bajó de la Envoy para subir a la fuerza a César Omar, atándolo con una cinta gris y levantando su camiseta para cubrirle el rostro, mientras que a Carlos Gerardo lo obligó a seguir conduciendo el coche.

Después de un trayecto, ambas unidades se detuvieron y Carlos Alberto se puso en contacto vía telefónica con el dueño de un lote de autos donde laboraban las víctimas; en ese sitio, or­denó a Carlos Gerardo a subir a la camioneta y condujo a una gasolinera, donde exigió a Carlos Gerardo le entregara, a cambio de su libertad, un vehículo PT Cruiser, el referido Neón y 20 mil pesos en efectivo.

Carlos Gerardo, se dirigió por los bienes que le exigió “El Tory”, mientras que éste llevó a César Omar a un motel y posteriormente a una tienda de conveniencia, donde se reunieron to­dos de nueva cuenta y se realizó la transacción del botín que exigió el inculpado, logrando los afectados obtener su libertad.

Posteriormente, en mayo del año 2012, Carlos Alberto y otro hampón, a bordo de una camioneta Toyota Highlander, llegaron al lote de venta de autos, donde laboraban César Omar y Carlos Gerardo), ubicado en la carretera a Loreto, kilómetro 45, en la comunidad de Crisóstomos, Asientos.

Ahí discutieron con uno de los empleados y obligaron a que les entregaran una camioneta Ford Expedition azul, modelo 1997, con rines deportivos de lujo y placas del estado, la cual estaba siendo exhibida para venta, llevándose los papeles que acreditaban su propiedad.

No conforme con el botín, de nueva cuenta privó de su libertad a los trabajadores César Omar y Carlos Gerardo, para más tarde dejarlos libres, haciendo todo el movimiento con lujo de violencia.

Los afectados dieron parte a la autoridad ministerial, quien emprendió una averiguación previa, a través de la que se logró que la Jueza dictara el auto de formal prisión por los delitos de robo calificado, previsto y sancionado por los artículos 44 fracción I y 45 fracción I y VI de la Legislación Penal vigente al momento de los hechos; asimismo por el delito de secuestro, previsto y sancionado por el artículo 40 y 40 A, fracciones I, II y VIII.

El 17 de junio de 2020, se decretó cerrada la instrucción y el 28 de octubre tuvo verificativo la audiencia final de juicio, en la que se citó a las partes para oír la sentencia.

Más tarde, el día 18 de diciembre de 2020, la jueza de Primera Instancia emitió sentencia condenatoria en los términos previamente ex­puestos, pero el pasado 9 de febrero la defensa del inculpado interpuso un recurso de apelación en contra del castigo.

Ante esto, el Supremo Tribunal de Justicia modificaron la resolución emitida en primera instancia, con los resultados ya descritos.

Author: Página 24

Share This Post On