Aprueban Diputados Desafuero del Gobernador de Tamaulipas

Con 302 Votos a Favor y 134 en Contra

Por Alejandro Caballero

Fotografía relevante a la nota.

Ciudad de México.- Sergio Carlos Gutiérrez Luna, diputado de Morena, mostró la ficha de detención de Francisco Javier Cabeza de Vaca, registrada en 1986 en McAllen, Texas, acusado por el robo de armas de un auto (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro)

Abril 30, Ciudad de México (apro).- Después de una larga sesión de seis horas y 40 minutos, la Cámara de Diputados erigida en Jurado de Procedencia aprobó con 302 votos a favor, 134 en contra y 14 abstenciones el desafuero del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

Con la ausencia del mandatario panista, quien delegó su defensa y representación al abogado Alonso Aguilar Zinser, el bloque mayoritario integrado por Morena, PT, PES y Verde avalaron retirarle al gobernador panista la inmunidad procesal por la presunta comisión del delito de defraudación fiscal equiparada por seis millones 511 mil 777.57 pesos.

En contra votaron las fracciones opositoras del PAN, MC y PRD; la bancada del PRI se dividió: 11 de sus integrantes se abstuvieron; también dos del PES y uno de Morena.

El resolutivo fue turnado al Congreso de Tamaulipas, con mayoría panista, para que “en ejercicio de sus atribuciones procedan como corresponda”.

Por lo pronto, el Congreso de ese estado ya presentó una controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en contra del desafuero. Sobre las facultades del Congreso tamaulipeco existen al menos dos interpretaciones.

Una, que es la instancia final que decidirá si procede o no el desafuero acordado por la Cámara de Diputados y, dos, la que asegura que la legislatura estatal debe presentar al gobernador ante el Ministerio Público y nombrar al gobernador sustituto.

El Debate

Como en otras iniciativas polémicas, se polarizó el debate que derivó entre descalificaciones e insultos entre legisladores del bloque mayoritario encabezado por Morena y el minoritario con el PAN y el PRI al frente.

Convertida en Jurado de Procedencia, el pleno camaral escuchó al abrir la sesión, los posicionamientos de la Fiscalía General de la República (FGR) por conducto de Elizabeth Alcántar Cruz, quien fundamentó la investigación en contra del gobernador panista por los delitos de defraudación fiscal, operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

Enseguida, el abogado Aguilar Zinser, quien presentó sus alegatos vía Zoom, solicitó que no se aprobara el dictamen a discusión porque no se acreditó el delito de defraudación fiscal, el único de los tres señalados por la FGR que la Sección Instructora valoró procedente. A continuación, el diputado Pablo Gómez Álvarez, presidente de la Sección Instructora defendió el dictamen de procedencia.

Señaló que “defraudar al fisco federal en el Impuesto Sobre la Renta es defraudar a la propia entidad federativa donde radica el causante”.

Estimó que “si se soslayara la presente causa y se dejara para un desenlace incierto, en un futuro tendríamos que admitir que lo emprendido por la presente legislatura en materia de lucha contra evasión, elusión y defraudación se limita, difiere o suspende cuando se trata de una situación políticamente muy especial”.

Aclaró que si bien la Sección Instructora “no asimila la totalidad de las conclusiones de la Fiscalía, no niega en forma alguna que pudieran tener bases suficientes en sede de judicial, donde deben presentarse”.

Concluyó: “Lo que es de la convicción de la Sección Instructora es la defraudación fiscal equiparable” por lo que alentó a la Cámara de Diputados cumpla con su deber y permita que el aparato de justicia se encargue de esta causa penal”.

De acuerdo con el procedimiento aprobado por la Cámara, se dio paso a los posicionamientos de las diferentes bancadas. En su oportunidad, Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de los diputados del PAN, destacó que “el presidente de la República, con el virus del odio y la soberbia, ha comandado una ofensiva ilegal, primero vulnerando el debido proceso. Y, segundo, una burda intención de impactar en la contienda electoral que ya está en marcha.

“Lejos de ceñirse a principios que rigen a este tipo de procesos, en que se debe privilegiar la presunción de inocencia, el debido proceso, el respeto al marco convencional y constitucional de derechos fundamentales, en este caso lo que hemos visto son exabruptos, insinuaciones extraprocesales, un manejo mentiroso y parcial de las instituciones de investigación para el esclarecimiento de posibles hechos o inventos.

“Si fuera real su compromiso en contra de la corrupción ya hubiéramos visto otros casos resueltos, el de Pío, el de las obras, las concesiones, los compadres, los primos, los cuñados y las nueras”, se quejó.

Gerardo Fernández Noroña, vicecoordinador del PT aclaró que los diputados no tenían que resolver sobre la culpabilidad o no del gobernador de Tamaulipas.

“No somos juezas ni jueces, lo único que tenemos que resolver es, si en lo que se nos ha presentado vemos visos de que este político tiene que hacer frente a la justicia”.

El diputado recordó que García Cabeza de Vaca tuvo el privilegio de venir a esta tribuna.

 

Author: Página 24

Share This Post On