Tener una Muerte Digna Debe ser un Derecho sin Estigmas Religiosos: PRD

“No Sólo Vamos a Trabajar por la Comunidad LGBTTTIQ”

Por Benny Díaz

Fotografía relevante a la nota.

El PRD ahora va porque la eutanasia sea legal

Susan Rodríguez y Luis Berdeja, candidatos a diputados federales por los distritos 03 y 02 respectivamente, ofrecieron una conferencia de prensa en donde también estuvo Angélica de la Peña. Dieron a conocer que una de las propuestas que tienen es que así como las personas merecen ser felices, “tener una muerte digna debe ser un derecho sin estigmas religiosos”.

Es por es que pondrán el tema sobre la mesa para que sea debatido y discutido hasta el hartazgo desde todas las perspectivas, pero dando prioridad a la ciencia, y que quien lo decida pueda tener una muerte asistida, o en otras palabras, que la eutanasia sea legal.

Susan dejó claro que no por ser candidata transexual y Luis Berdeja ser de la comunidad LGBTTTIQ, sólo van a trabajar para ese grupo considerado vulnerable, sino para toda la gente.

“El tema es que si tenemos derecho a una vida digna, ¿por qué no tener derecho a una muerte digna? Los procedimientos han sido reglamentados y los estigmas religiosos son pasados. Ya es momento de que nuestro equipo comience a hacer modificaciones y llegar a un lugar de perspectiva de derechos, y si se padece una enfermedad terminal o una situación en la que clínicamente no se pueda hacer nada, la persona pueda decidir morir”.

Aseguraron que lo que se pretende es que las personas no sufran, porque no se merecen el sufrimiento, además de que el PRD ha sido parteaguas en temas “escabrosos”, como el matrimonio igualitario, la despenalización del aborto, la legalización de la mariguana y ahora la eutanasia.

Que la muerte asistida es legal en países europeos, y no se trata de tener el concepto religioso de “hasta que Dios quiera”, sino algo más preciso: ciencia.

Se dijeron respetuosos de todo tipo de creencias y prácticas religiosas, pero también piden un país laico en donde esté perfectamente separada la fe de la ley.

Reiteraron que tener una muerte digna es un derecho que debe tener toda persona, algo que se debe hablar con los más cercanos, como la familia, porque cuando alguien padece y sufre una enfermedad terminal, no sólo lo padece en sí mismo, sino a todo su círculo.

Negaron que esto aplique para suicidio inducido, porque ahí es una problemática diferente, en donde tiene que ver la psicología y la psiquiatría, pero sí criticaron, específicamente Angélica de la Peña, que Agua Clara no haya servido para lo que en teoría fue creado, y es que se ayudará a las personas con problemas emocionales, ya que la entidad ocupa los primeros lugares en cuanto al número de personas que deciden terminar con su existencia.

Aseguraron que esta ley estará tan bien hecha que no habrá para dónde hacerse, porque se tomará en cuenta a todos los sectores y también quedará claro que en el caso de los menores de edad, serían los padres o tutores quienes tendrían que tomar la decisión.

Pero una cosa sí dejaron clara: “Respetamos la creencia de todos, pero Dios no tiene nada que ver en esto, es cosa sólo de ciencia”.

Author: Página 24

Share This Post On