Encuentran Toxinas Precursoras de Cáncer en Dulces Tipo Mazapán

Están por Encima de Parámetros, Advierten Investigadores UdeG

Fotografía relevante a la nota.

Reyes Velázquez señaló que es probable que si se hi­cieran estudios en cacahuates que se usan para botana se encontrarían también estas micotoxinas, lo que implica un riesgo de exposición a la población a posibles efectos a largo plazo (Foto: Especial)

Guadalajara, Jal.- Investigadores del Cen­tro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) de la Universi­dad de Guadalajara encon­traron altas concentraciones de aflatoxinas, unas toxinas producidas por hongos pre­cursoras de cáncer, en dulces tipo mazapán de cacahuate, nuez y almendra producidos en Jalisco.

La doctora Waldina Re­yes Velázquez, miembro del grupo de académicos y es­tudiantes que realizó el es­tudio, explicó que hallaron estas toxinas en este tipo de golosinas en diferentes mar­cas y diferentes lotes, incluso por arriba de lo que marca la Norma Oficial Mexicana, que estipula 20 microgramos por cada kilogramo de alimento.

En el estudio se encontra­ron concentraciones de 19.8 y hasta 144 microgramos por cada kilogramo, principal­mente en los elaborados con cacahuate, es decir, todas las marcas superaron los linea­mientos internacionales, in­dicó.

“Confirmamos que los ni­veles eran elevados en cuanto a las legislaciones internacio­nales. Pero lo que concluimos es que en México encontramos que existe una divergencia muy alta entre los niveles per­mitidos por la Norma Oficial Mexicana respecto a la legisla­ción internacional, sobre todo en la norma europea, que mar­ca un límite máximo de 2 mi­crogramos por kilo de alimen­to”, explicó Reyes Velázquez.

De esta manera, las nor­mas internacionales son diez veces más estrictas que las de México, además de que sólo incluye a los lácteos y algu­nos cereales.

De acuerdo con la Orga­nización Mundial de la Salud (OMS), las aflatoxinas son sus­tancias tóxicas producidas por algunas clases de hongos que pueden contaminar los culti­vos de alimentos y suponen un grave peligro para la salud hu­mana y del ganado. La mayor parte de la exposición humana está relacionada con los frutos secos y los cereales.

La exposición crónica a estas toxinas “son carcinó­genos potentes que pueden afectar a cualquier órgano o sistema, y especialmente al hígado y el riñón; son causa de cáncer hepático y se han relacionado con otros tipos de cánceres”, según la OMS.

Reyes Velázquez señaló que es probable que si se hi­cieran estudios en cacahuates que se usan para botana se encontrarían también estas micotoxinas, lo que implica un riesgo de exposición a la población a posibles efectos a largo plazo.

Agregó que una de las conclusiones de los investi­gadores es que es necesario promover que la Norma Ofi­cial Mexicana se ajuste a los lineamientos internacionales y que integren en sus restric­ciones a leguminosas como el cacahuate.

Author: Página 24

Share This Post On