Interpone Martha Márquez Alvarado Denuncia Contra José Luis Morales

Por Violencia Política de Género

Por Benny Díaz

Martha Márquez Alvarado estuvo acompañada por Adriana Dávila, diputada federal; Patricia Cárdenas, presidenta del Colectivo 50 más 1; y de forma virtual por Xóchitl Gálvez, senadora (Foto: Juan Fernando Reyes Ortega)

Martha Márquez Alvarado estuvo acompañada por Adriana Dávila, diputada federal; Patricia Cárdenas, presidenta del Colectivo 50 más 1; y de forma virtual por Xóchitl Gálvez, senadora (Foto: Juan Fernando Reyes Ortega)

La senadora Martha Márquez Alvarado interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de José Luis Morales Peña, “comunicador que utiliza un micrófono para realizar violencia política de género contra mí, afectando a mi familia, amigos y a todos los que me quieren”, dio a conocer en conferencia de prensa.

Dejó claro que hace la denuncia porque “me debo a la ciudadanía de mi estado y me debo a miles de mujeres que depositaron su confianza en mí y que lo siguen haciendo; me debo a mi madre, a mi padre, a mi esposo y a mis hijos; me debo a todos ellos que me dan la fortaleza para hoy denunciar públicamente que nunca más nos van a callar”.

Expuso que las declaraciones emitidas sobre ella por el locutor han afectado no sólo su imagen como mujer y servidora pública, sino también a su familia y demás personas cercanas. En algún momento –relató– “me prohibieron escucharlo, para protegerme”. Pero todo tiene un límite y ella llegó al suyo, por eso buscará la manera de parar esa situación realizando las denuncias correspondientes, señaló.

Martha Márquez estuvo acompañada por Adriana Dávila, diputada federal; Patricia Cárdenas, presidenta del Colectivo 50 más 1; y de forma virtual por Xóchitl Gálvez, senadora. Ellas dijeron haber escuchado grabaciones de audio del “comunicador”, a quien se negaron a nombrar públicamente por estrategia legal.

En los audios referidos, “el comunicador” asegura que la senadora ha subido escaños en su vida política por involucrarse sexualmente con varios hombres de alto nivel y poder, entre ellos el gobernador del estado. Además, se ha referido a ella en reiteradas ocasiones como “la amiguita de Martín”.

Márquez Alvarado advirtió que continuará adelante, porque la situación ha llegado al punto de recibir agresiones en la calle debido a lo que él ha dicho.

Las tres acompañantes mostraron su apoyo a la senadora.

Xóchitl Gálvez recordó que ella, desde que llegó de provincia a CDMX, huyendo precisamente de la violencia, se encontró con que en la capital también había mucha. Hubo hombres que la acosaban en la calle y en el transporte público, entre muchas otras cosas más que le tocó sortear; pero lo peor se dio cuando fue candidata a gobernadora, pues desde el día uno de su campaña le cuestionaban sobre su vida sexual, a lo que “nadie tiene derecho”.

La diputada Adriana Dávila, por su parte, manifestó que ella también pasó por una situación igual, sólo que en su caso la violencia fue ejercida por un diputado del PT, Gerardo Fernández Noroña, a quien llevó a juicio. Recibió amenazas y todo tipo de agresiones, pero al final de cuentas la justicia le dio la razón. “Nos enseñan desde niñas a que podemos llorar, pero no cuando estamos en la política, porque ahí nos tenemos que aguantar; si no, salen con que las mujeres no estamos listas para gobernar. Por eso celebro que Martha se haya decidido a denunciar”.

También acusaron al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien “desde el púlpito de la Presidencia incentiva la misoginia, calla a las mujeres y defiende a alguien que está acusado de violación, para ser candidato a gobernador”.

Aseguraron que si no hay un juicio en contra de Félix Salgado Macedonio es porque las autoridades correspondientes han sido omisas y han tenido empolvadas las “carpetas desde hace 20 años”, pero no es casualidad que sigan apareciendo más víctimas, además de las cuatro mujeres que lo han acusado de violación. “No puedes decir ‘ya chole’, porque con eso el presidente lo exculpó”.

Volviendo al tema del “comunicador”, dijeron que ninguna persona tiene derecho a juzgar o a “meterse en la vida privada” de una mujer que se desempeña en la política. “Estamos abiertas a que nos cuestionen fuerte sobre lo que hacemos en nuestro desempeño profesional. Sin embargo, por el simple hecho de ser mujeres, no valoran que hay quienes son ingenieras, tienen doctorados, una gran carrera. Todo eso lo desvalorizan para resaltar que todo se consigue no por relaciones sentimentales con un hombre, sino por mantener relaciones sexuales con uno o varios”.

Martha Márquez dijo que cree en las instituciones y que también espera que “el comunicador” reflexione sobre lo que está haciendo, “porque desde hace mucho se alejó de ejercer realmente el periodismo objetivo”.

Adelantó que la sanción a que se puede hacer acreedor el acusado “es de cuatro a seis años de cárcel”. No hay reparación del daño en estos casos, y la senadora tampoco espera dinero para que se “limpie” su imagen. Sencillamente espera que dejen de vulnerarla y desvalorizarla como mujer al no tomar en cuenta su trayectoria profesional, afectando a su familia y su entorno cercano.

Ella y quienes la acompañaron dejaron claro que “la denuncia es la única manera que tenemos de detener esto”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en: Página 24

Comparta este material en