Carlos Lozano de la Torre fue Quien Envió al Congreso la Iniciativa Para el Arraigo: Hinojo

“Claro que Sabía de las Torturas”

Por Benny Díaz

Felipe Hinojo Alonso

Felipe Hinojo Alonso

“Claro que Carlos Lozano de la Torre sabía de las torturas en Aguascalientes. Si el senador Ricardo Monreal no lo ve como tal, es otra cosa; pero fue el exgobernador quien envió al Congreso la iniciativa para el arraigo. Y en esa casa era donde ocurrían actos aberrantes en contra de quienes eran llevados ahí”, expresó en entrevista telefónica con Página 24 Felipe Hinojo Alonso.

El líder social cuestionó: “¿Acaso el entonces procurador no era empleado directo del gobernador? No pudo haber estado ajeno a que hubo más de 500 torturados, y con eso tiene responsabilidad directa”.

Hinojo Alonso lamentó que a estas alturas, por “amistad”, un senador diga “no saber” lo que pasó en contra de cientos de personas que fueron lastimadas y vulneradas en sus derechos humanos para que se declararan culpables de delitos que no cometieron, pues en San Lázaro ya presentaron evidencias de lo ocurrido en Aguascalientes durante ese lapso de tiempo y hay una petición de juicio político en contra del ahora magistrado jubilado Fernando González de Luna.

Y evidencias hay muchas, tanto que la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió la recomendación 17VG/2019, en donde se reconoce a 19 personas que fueron víctimas de tortura, misma que fue aceptada por Jesús Figueroa Ortega, como que hay toda una serie de personas señaladas como cómplices del exprocurador Felipe de Jesús Muñoz Vázquez para llevar a cabo esos actos.

Según Hinojo Alonso, Carlos Lozano de la Torre “abusó de su poder y desabrochó los cinturones de los diputados y magistrados en la entidad, que le permitieron hacer y deshacer, igual que al entonces procurador”.

Hinojo Alonso afirmó que todas las familias que fueron afectadas siguen sufriendo. Aquellos que fueron responsables de todo esto ya se les olvidó, pero no a quienes todavía tienen hijos, padres o nietos en la cárcel con serias secuelas por los actos de violencia física y psicológica a la que fueron sometidos.

“El senador no lo niega como amigo, y hasta le manda decir que Dios lo ayude”, eso se hace con quien tiene alguna responsabilidad, porque en todo caso hubiera sido “Dios lo bendiga, eso se hace con los verdaderos amigos. En este caso, hay mucho sufrimiento de cientos de personas que siguen pagando costos muy altos emocional, física y familiarmente sólo porque quienes tenían el poder así lo decidían”.

 

 

 

 

Publicado en: Página 24

Comparta este material en