La Columna del Diablito

Alejandro Ceja Rodríguez ...uno de los grandes errores de CLT...

Alejandro Ceja Rodríguez
…uno de los grandes errores de CLT…

UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
LAS TRANSAS DE EDUARDO ROBERTO MUÑOZ GONZÁLEZ

Cuando la raza de bronce creía que ya estaba finiquitada totalmente la deuda que el conocido gallero, Eduardo Roberto Muñoz González, concesionario del Casino y del Palenque de la Feria Nacional de San Marcos, tenía con los tenedores de boletos del susodicho antro de vicio y apuestas, en donde además de peleas de gallos y rifas se presentan cantantes en ese anillo (no es albur), el Diario hermano Página 24 sacó a relucir el martes 19, que no es así.

Que el transa millonario, todavía adeuda un buen de millones de pesos a alrededor de 400 personas que, en su mayoría, compraron varios boletos para las variedades más caras, con cantantes como Pepe Aguilar (2,700 pesos) Emmanuel y Mijares (2,700 pesos) Gerardo Ortiz (2,300 pesos) Julión Álvarez (2,300 pesos) Carlos Rivera (2,000 pesos), Alejandra Guzmán (1,500 pesos) Napoleón (1,500 pesos), etcétera, todos en zona VIP.

Todo estaba listo “para tener la Feria más exitosa de la historia”, presumía Eduardo Roberto Muñoz, quien se jactaba de que el boletaje, en zona VIP y otras, estaba totalmente agotado.

Sin embargo semanas después de la exitosa preventa sucedió lo que pocos o nadie se imaginaban: el maldito Coronavirus obligó a suspender la mejor feria de México y los tenedores de boletos exigían, a voz en cuello, la devolución, el reembolso de su dinero.

Y comenzó el largo peregrinaje de miles de compradores, en su mayoría revendedores y algunos de ellos fueron mano para recuperar lo invertido (claro, los que tenían complicidad con la empresa).

La devolución del billete fue a cuenta gotas, hasta que de plano el gallero se rajó, poniendo como pretexto el vituperado Coronavirus y así les informó: debo, no niego; pago, no tengo:

“Domingo 30 de agosto de 2020.“¡Aviso importante! “Para los organizadores del Palenque de la Feria Nacional de San Marcos será prioridad la salud pública y de nuestros equipo de trabajo (sic).

EN LOS ÚLTIMOS DÍAS SE HA REGISTRADO UN INCREMENTO DE CONTAGIOS DE COVID-19 EN EL ESTADO DE AGUASCALIENTES, por lo cual acatamos cada una de las indicaciones emitidas por el Gobierno Estatal y Federal.

“POR ESTA RAZÓN LES INFORMAMOS QUE QUEDA SUSPENDIDO HASTA NUEVO AVISO EL PROCESO DE DEVOLUCIONES DE LOS BOLETOS ADQUIRIDOS DE MANERA FÍ- SICA Y VÍA INTERNET.

Les ofrecemos disculpas, es algo que está fuera de nuestras manos (sic).

Estén pendientes de las redes sociales del palenque donde les daremos a conocer las nuevas fechas en las que se reanudarán los reembolsos.

“La pandemia no ha terminado, por favor hagamos conciencia (sic), recuerden que de nuestros actos (sic) depende el bienestar de las personas que nos rodean, no salgas de casa si no es necesario y usa cubrebocas de manera adecuada, debemos trabajar en equipo (sic) para terminar pronto con esta situación.

“¡Gracias infinitas por su comprensión y apoyo!” ¿Cuál apoyo?, son millones de pesos que el gallero Muñoz González tiene que reembolsar, no fue ningún regalo, ningún apoyo, ellos pagaron, por adelantado, eventos que no se llevaron a cabo ¡Vaya descaro del “Güerito” Muñoz! A final de cuentas la raza compradora de boletos sigue del tingo al tango y la PROFECO, “castrada”, lo único que les ofreció a los defraudados fue multar al “Güero Papero”.

Por eso varios de ellos, en representación de “más de 400 defraudados”, acudieron al Congreso del Estado para pedir el apoyo de los diputados, pero unos se hicieron los occisos y otros no estaban, como deberían de estar, en su chamba.

EL GRAN ERROR DE CARLOS LOZANO...

 Uno de los errores más grandes que Carlos Lozano de la Torre “El Patrón del Mal”, cometió a lo largo de seis años, fue dejar en manos de narcotraficantes y lavadores de dinero la concesión del Casino y el Palenque de la Feria.

Desde un inicio se supo que el gobernador Lozano de la Torre había dado la concesión del Casino y del Palenque a un grupo de narcotraficantes encabezado por Alejandro Ceja Rodríguez; la conocedora raza del gallo comenzó a comentar en restaurantes, reuniones y en la misma calle que, Alejandro Ceja era un narco muy conflictivo y por demás peligroso, pero Carlos nunca rectificó y el Casino y el Palenque se convirtió en un nido de peligrosos mafiosos, que convivían con capos pesados como Nacho Coronel, Los Arellano Félix, y El Chapo Guzmán, entre otros.

Era tal la influencia que tenía Ceja que llegó a ir a Palacio Municipal, pistola al cinto, para decirle a la secretaria de Finanzas que él no pagaría un sólo peso de impuestos municipales, que todo ya estaba arreglado con “El Patrón”, Carlos Lozano de la Torre.

Hubo muchísimos escándalos, pleitos y hasta muertos en el feudo de Alejandro Ceja, pero el gobernador fue firme en su propósito: “sólo la muerte impedirá que Alejandro deje la concesión durante mi gobierno”.

PERO SE LE CUMPLIÓ...

 Por la tarde del 10 de agosto de 2015, el socio mayoritario de la empresa denominada “Gallística del Noroeste”, Alejandro Ceja Rodríguez, fue ejecutado a balazos cuando comía mariscos en el conocido restaurante bar “Los Tres Pelícanos” de la Ciudad de Monterrey, Nuevo León.

Su ejecución fue un escándalo nacional y quedó en claro que el gobernador Lozano, por oscuros y sospechosos motivos, había otorgado el par de concesiones al capo del cartel Gallística del Noroeste, el regiomontano Ceja Rodríguez.

No obstante las claras evidencias de que Ceja estaba ligado al narco, Carlos Lozano fingió no saberlo y, en rueda de prensa, después del asesinato del mafioso, declaró en rueda de prensa: “Me duele que sea una gente a la que le haya sucedido una acción tan grave como la que le ha sucedido, me apena que se estén generando historias de su comportamiento y de sus antecedentes.

Qué lástima que (Alejandro Ceja) no esté presente para defenderse (sic) , pero yo creo que hay que hacer es esperar lo que la investigación diga qué es lo que sucedió”.

Pues nada, señor gobernador, resultó que efectivamente a su protegido cuate lo mataron sus contrarios del narco. Eso fue lo que realmente le pasó, pero luego Carlos no solamente calló, sino que pretendió olvidar el asesinato de su primer concesionario de la Verbena Abrileña.

TAMBIÉN NARCO EL NUEVO CONCESIONARIO...

 La lógica sería otorgar la concesión del gallo y las apuestas a un empresario serio y con experiencia en esos menesteres, pero Carlos Lozano, quien presumía parecerse al actor Al Pacino, para el año siguiente, estrenó concesionario para sus dos changarros que eran las mejores cajas chicas de su gobierno: Jesús Pérez Alvear alias “Chucho Pérez”, a quien Carlos Lozano le asignó como su mano derecha a Eduardo Roberto Muñoz González.

Y ¿qué cree el lector? Pues que el tal “Chucho Pérez” también resultó integrante de la mafia, en su modalidad de “lavado de dinero” y “trata de personas”; las mujeres más guapas y de mejor cuerpo para el mejor postor.

¿Qué más podían pedir los poderosos capos cuando se divertían en la Feria, en la cual dejaban millones de billetes verdes? El Diario hermano, Página 24, publicó un reportaje que mereció la portada: El concesionario del Casino y Palenque, Jesús Pérez Alvear “Chucho Pérez”, tiene nexos con el narco.

La nota, soltada en los primeros días de abril de 2018, tuvo mucho eco pues también fue publicada por tres de nuestras prestigiadas agencias: Proceso, Reforma y El Universal, entre otros. También radio y televisión se dieron vuelo.

Carlos Lozano buscó a alguien que lo salvara del escándalo, por andar jugándole Al Pacino, y lo halló en el brazo derecho de “Chucho Pérez”: el gallero “profesional” Eduardo Roberto Muñoz González, quien palabras más, palabras menos dijo que no, que su amigo “Chucho Pérez” no era el dueño ni socio de Gallística Diamante, tampoco concesionario del Casino y del Palenque de la Feria, qué él era el mero toro y que “Chucho Pérez” era el que le contrataba los cantantes y grupos y el que le llevaba los chescos a su oficina.

Cosa más burda no pudieron haber inventado. ¡Bárbaros! ¿Qué le parece al lector esta salida de quien comenzó como trabajador y resultó patrón? No ma-mes, Güe-ri-to. Pero como cantaba Juan Gabriel: “Así fue”.

“Chucho Pérez” lavaba dinero del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), y también del llamado cártel de “Los Cuinis”, boletinó la oficina del Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del departamento del Tesoro de Estados Unidos, informando, además, que “Chucho Pérez”, del que ya no se ha sabido más desde entonces, contaba con una red de prostitución internacional.

Y es que la farándula, y los antros de apuestas se prestan para la trata de guapas mujeres que caen en esas redes por una u otra situación.

SURGE UN “NUEVO” CONCESIONARIO DEL PALENQUE Y CASINO...

 Una vez fuera de circulación el narco Alejandro Ceja Rodríguez, ejecutado a balazos en 2015, en un restaurante-bar de Monterrey, Nuevo León; y la desaparición del lavador de dinero del narco y trata de personas, “Chucho Pérez”, “El Patrón del Mal” decidió que su próximo socio, perdón, el nuevo concesionario del Casino y del Palenque de la Feria Nacional de San Marcos, sería el conocido gallero, gasolinero, ganadero y otras yerbas, Eduardo Roberto Muñoz González, lastre que Carlos Lozano, heredó, al final de su mafioso gobierno, a su sucesor Martín Orozco Sandoval.

Hoy, el multimillonario gallero “profesional” Eduardo Roberto Muñoz, es señalado, por la raza de bronce como el gandalla concesionario de la Feria que, aprovechándose de la pandemia del Coronavirus, les robó varios millones de pesos a cientos de personas que compraron boletos VIP para ver y oír a cantantes de renombre que nomás no se presentaron en el Palenque a causa del “maldito” bicho.

¿EL RETORNO DE “EL PATRÓN DEL MAL”?

A poco más de cuatro años de que Carlos Lozano de la Torre dejó, por ley, gobernar Aguascalientes, el llamado “Patrón del Mal” intenta nuevamente, por todos los medios posibles, lograr el sueño de su vida que en las elecciones de 2004 le truncó el hoy gobernador Martín Orozco Sandoval: ser presidente municipal de Aguascalientes, en la persona de su esposa Blanca Esthela Rivera Rio Flores.

Como el lector está enterado, Blanca Esthela es virtualmente la candidata del PRI para la alcaldía de la capital y presume que su maestro en la política es Carlos Lozano, de quien aprendió “a servir de un gran hombre, compañero de toda mi vida (tenía 19 años cuando se casó con Lozano de la Torre) por lo que por fin los pobres ahora sí van a tener una alcaldesa que vele por ellos.

“Mi interés es seguir trabajando por la gente que amo y quiero”.

Y pidió el apoyo y la unión de los presentes “para proporcionarles a nuestra gente los mejores estándares de calidad de vida”.

¿Será? Pues no, nadie lo cree.

La raza, que es muy perspicaz, asegura que Blanca Esthela llegó muy tarde para iniciar sus pininos en la política (el próximo 5 de abril cumplirá 61 años) y no tiene experiencia para gobernar, por lo que no podrá cumplir los sueños de su marido de despachar en Palacio Municipal, pues la mujer lleva en la frente las siglas del represivo y traidor CLT.

Carlos Lozano pudo ser el mejor gobernador de la historia de Aguascalientes, pero prefirió hacer el papel de su ídolo Al Pacino en las películas de narcovillano.

Carlos tuvo su propio Las Vegas en chiquito (la Feria de San Marcos) y jugó por seis años al mafioso, para enriquecerse de manera exagerada: un polvoriento y derruido rancho lo remozó y lo agrandó convirtiéndolo en una lujosa hacienda, como en su momento lo hizo Vicente Fox, en su rancho San Francisco.

Y a’i tiene el lector que el exgobernador Lozano de la Torre, se le pasó la mano en eso de robarle lana al erario, que tiene tiempo que está en la mira de Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), quien lo investiga por “desvío de recursos públicos y otros actos de corrupción”, lo declaró el propio Santiago Nieto en una gira de trabajo por estas tierras.

¿Será que por eso Carlos Lozano pretende que su esposa “Blanquita”, doctora en Arte, gane la alcaldía de Aguascalientes, para así tener el suficiente dinero y herramientas en su desesperado intento por burlar la acción de la ley y la justicia? Una cosa es cierta: durante los siguientes meses, Blanca Esthela va a reconocer que tanto su marido como ella son aborrecidos por la mayoría de la sociedad aguascalentense y que más les valdría haber permanecidos agazapados en su lujoso hogar de la Ciudad de México, adquirido con sangre, sudor, lágrimas y recursos del explotado y sufrido pueblo y no regresar a Aguascalientes creyendo que son queridos y bienvenidos.

No, Carlos, en la gubernatura se transformó, se volvió un ser represivo, intolerante, déspota, traidor, vengativo, cruel y despiadado. Y me quedó corto, porque se transformó en un monstruo. Hoy veo sus fotos y lo siento triste y derrotado. Pobre, da pena ajena, pero él mismo se lo buscó. Su esposa va a perder estrepitosamente la elección de la Presidencia Municipal.Al tiempo.

NIDO DE BORRACHOS, GOLPEADORES DE MUJERES...

 El partido político Movimiento Ciudadano (MC) está convertido de golpe y porrazo en un refugio de delincuentes, borrachos y golpeadores de mujeres.

Su reciente adquisición es un sujeto que responde al nombre de Juan Carlos Gutiérrez Morales, mejor conocido como “La Chata”, muy famos@ por sus constantes desmadres y por ser primo hermano del locuaz locutor José Luis Morales Peña “La Víbora”, que aspira, con el apoyo de las siglas MC, representar en la Cámara de Diputados a todos los briagos y golpeadores de mujeres del fraccionamiento Parque El Vergel, donde “La Chata” vive.

Pues bien, “La Chata” (¿es puñalón?) se puso bien pedot@ con tequila con sus cuates Toño Robledo, Rubén Martín, Óscar Estrada y otros mañosones muchachones, quienes no lo soltaron sino hasta con la fresca de las 10:00 y cacho de la mañana.

El primo hermano de la trastocada “Víbora Morales” caminaba por la calle Victoria y, al llegar a la esquina con Guadalupe, vio que dos mujeres policías de vialidad cateaban a un par de motociclistas, por lo que aprovechó el momento para intentar ganar sus primeros dos votos a favor de él y Movimiento Ciudadano…el sobrino de Agustín Morales “don Viborón”, se acercó a la escena y comenzó a abogar en defensa de sus dos posibles simpatizantes.

Las uniformadas ni lo pelaban, lo que provocó la furia de la malvada “Chata”, quien les lanzó una letanía de insultos al estilo de su deslenguado primo hermano: “¡Hijas de la chingada, aprovechadas!, bla, bla, bla.

Por consecuencia, las mujeres policías se prestaron a detenerlo, pero “La Chata” les tiró tres que cuatro chingazos al plexo solar, fue entonces que las tiras femeninas pidieron refuerzos y en dos por tres los tecolotes en cuanto llegaron lo subieron a una patrulla para llevarlo al tambo.

Ya, en plan de “cuates” la famosa “Chata” les confesó que esa sería la última vez que se embriaga con tequila. Al preguntarle por qué, les confió que, siempre al despertar de la gran peda le dolían las nalgas, por lo que esa sería la última ocasión que se emborrachaba con tequila.

¡Ah, “La Chata” Gutiérrez Morales tan francota! ¿La veremos en una curul, en la próxima legislatura defendiendo principios y convicciones del partido naranja, naranja?

OTRO PARTIDO QUE NO CANTA MAL LAS RANCHERAS... 

“El Partido Libre de Aguascalientes”, franquicia local de la familia Ramírez López, tiene en sus filas a varias mujeres que chupan y golpean como hombres.

Una de ellas es Laura Salazar “Miss Chupirul”, quien al punto borracha golpeó a Nancy Jeanette Lozano Delgado, porque ésta anda de “coqueta” con el “amante” de Laura Salazar y ésta le reclamó el hecho de que, además, siendo una mujer casada, le reciba coquetamente ramos de rosas de su amado.

El asunto se agravó cuando ambas mujeres se toparon frente a frente en el Bar 7 Tragos y, ahí Laura, ya con media daga entre pecho y espalda, no sólo le reclamó que le ande dando entrada a su quirrurris, sino que la agarró de las greñas y la zarandeó como si fuera muñeca de trapo.

Convertida en una máquina de tirar golpes, “Miss Chupirul” le hizo varios moretones a Nancy en cuerpo y cara, la insultó, la amenazó de muerte “ordenó en el 7 Tragos que me rompieran una botella en la cabeza, me gritó que me iba a matar y que me iba a mandar a mis hijos en pedazos, que ella era narcotraficante y tenía muchas influencias”, denunció en redes sociales.

Nuestra compañera Benny Díaz acudió al Partido Libre de Aguascalientes para conocer la postura de los administradores de la franquicia y fue Cristóbal Montoya quien salió al quite, deslindando a ese instituto político del grave, muy grave problema.

Que es un asunto privado, jurídico y de manera particular del que nada tienen que ver ellos; que es una situación jurídica que Laura, que no es candidata del partido a ningún cargo de elección popular, debe de resolver.

Pues qué gacho que los partidos estén como alcahuetes de gente criminal y que sólo les importa aumentar la membresía, en busca de votos que les redituarán más dinero público para sus arcas y particulares intereses.

 LA OTRA CARA DE LA MONEDA...

Ese mismo instituto político (Partido Libre de Aguascalientes), tiene entre sus filas a una mujer exitosa: Karla Espinoza Esparza, regidora por Jesús María, quien renunció a ese partido y se fue a Morena en busca de mejores oportunidades.

Aquí, como en el caso de Laura Salazar, el presidente de la franquicia, perteneciente a la familia Ramírez López, Vicente Pérez Almanza, debió haber dicho lo mismo que Cristóbal Montoya: la decisión de Karla Espinoza, es una decisión personal, esperamos que le vaya bonito.

Pero no, ahí sí le dolió a Vicente Pérez tal abandono de quien insinuó ser una mujer desagradecida con su partido: “Nosotros le ofrecimos un proyecto libre, fresco, con autenticidad y la manera de servir más genuina y auténtica de seres humanos limpios (sic) que buscan cambiar la forma de hacer política tradicional y hacer realidades”, y lamentó que Karla haya escuchado “el canto de las sirenas”.

 Y CON ESTA ME DESPIDO...

 ¿Con qué cara reclama Vicente Pérez a Karla Espinoza haber dejado el Partido Libre de Aguascalientes para irse a Morena en busca de mayor proyección y oportunidades, si Pérez hizo lo mismo: del PRI se fue a Movimiento Ciudadano y de Movimiento Ciudadano se largó al partido de la familia Ramírez López, que hoy lidera como presidente? ¿Cómo es posible que presuma de que en su partido está pletórico de proyectos libres y de auténticos seres humanos limpios (sic)”, pero tiene en sus filas a gente como Laura que se embriaga en bares de mala muerte, agrede a sus rivales en amores, presume de narca y amenaza a su contrincante con enviarle los cadáveres de sus hijos en pedazos, y en respuesta dicen que es un asunto particular y jurídico que la criminal debe de resolver, porque ese asunto nada tiene que ver con ellos, pero cuando la regidora Karla deja ese partido la llaman desagradecida? ¿Qué les pasa? No ma-mes, Vi-cen-te.

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 21).

Author: Página 24

Share This Post On