Palabra Chinaca

Por Daniel Barrera

* Comunidad y Política

LA POLÍTICA y la comunicación pueden en conjunto interpretar la evolución de la humanidad y su relación con el poder. Existe una necesidad de las personas por experimentar posesión y autoridad sobre los demás; en el contexto familiar, laboral y social se presentan situaciones en las que podemos imponer nuestra voluntad, sobre la ajena.

PERO SOMOS un constructo colectivo, comunitario, somos parte de una sociedad que requiere de la participación y el consenso, en todo cuanto se pretenda preservar nuestras tradiciones culturales, simbólicas y sobrevivir ante la adversidad. Existe la comunicación y el poder político; es decir, somos coadyuvantes de esta comunidad. Por ello la importancia de ser partícipes y dejar la holgura y la indiferencia. Participar de la toma de decisiones, y sanar el dolor del otro, es y será siempre una decisión, una oportunidad de evolucionar socialmente.

LA HISTORIA de nuestro país está estrictamente ligada a procesos políticos revolucionarios, en donde el poder se ha repartido. La Independencia, la Reforma y la Revolución tuvieron como común denominador la explotación, la desigualdad, la resistencia al cambio y líderes en ambos bandos que movilizaron a la población. Para que exista una verdadera transformación social, debe haber humildad, conocimiento histórico, respeto de nuestros símbolos, de nuestras comunidades, participación y cooperación, información disponible, pero sobre todo una relación cuidadosa con el poder y la ambición, para que ésta no rebase nunca al deseo de ver felicidad en los demás.

VIENEN A mi mente Felipe Carrillo Puerto y su esposa Elvira, Lucio Cabañas, Leona Vicario, David Alfaro Siqueiros, José Revueltas, Ricardo Flores Magón y todos los líderes de Cananea y Río Blanco, todos pensadores, protagonistas políticos y artistas del cambio.

LA EQUITATIVA y justa distribución de la riqueza y la repartición del poder en la voluntad popular, con mecanismos claros, instituciones serias, con la constitución en la mano pero sobre todo la fuerza colectiva, nos llevará a la cooperación y por tanto a la justicia y al desarrollo social. Hay una brecha, una vereda nueva, y debemos tomarla para hacerlo posible.

NO DEJEMOS que otros se sirvan del trabajo de todos, debemos servir a la sociedad y hacer política, hacer conciencia colectiva.

* Chinaco y comunicólogo

Publicado en: Página 24

Comparta este material en