AstraZeneca Suspendió Pruebas de la Vacuna “por un Problema de Médula Espinal”

Francis S. Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, durante la audiencia con senadores (Foto: Cortesía/YouTube: U.S. Senator Mitt Romney)

rancis S. Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, durante la audiencia con senadores (Foto: Cortesía/YouTube: U.S. Senator Mitt Romney)

Ciudad de México (apro).- El ensayo de la vacuna contra covid-19 de la farmacéutica británica AstraZeneca se suspendió debido a un “problema de la médula espinal”, explicó este miércoles Francis S. Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), durante una audiencia en el Senado de ese país.

Al testificar ante el Comité Senatorial de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones, Collins reveló que el problema que llevó a la pausa en el ensayo es una enfermedad poco común conocida como mielitis transversa, un trastorno neurológico que causa inflamación de la médula espinal.

El especialista adelantó que todas las dosis de la vacuna ya fabricadas se desecharán si se confirma que están relacionadas con este evento adverso.

“Esto debería ser tranquilizador para todos los que escuchan, cuando decimos que nos centraremos primero en la seguridad y no haremos concesiones, éste es el Plan A”, dijo Collins durante la comparecencia.

Su declaración confirmó la información revelada por el portal Stat, que dio a conocer que la participante que desencadenó el cierre global de los ensayos de fase 3 de la vacuna fue una mujer en Reino Unido que experimentó síntomas neurológicos consistentes con un trastorno inflamatorio espinal raro pero grave llamado mielitis transversa.

Así lo informó el director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot, durante una conferencia telefónica privada con inversionistas el miércoles por la mañana, informó Stat.

El diagnóstico de la mujer aún no ha sido confirmado, pero está mejorando y probablemente será dada de alta del hospital el miércoles, dijo Soriot, de acuerdo con el portal especializado.

Añadió que, según Soriot, la junta encargada de supervisar los datos y los componentes de seguridad de los ensayos clínicos de AstraZeneca confirmó que a la participante se le inyectó la vacuna covid-19 de esa firma y no un placebo.

La conferencia telefónica, detalló Stat, fue establecida por el banco de inversión JP Morgan.

El martes, AstraZeneca suspendió las pruebas médicas en humanos de su potencial vacuna contra el covid-19 que desarrolla con la Universidad de Oxford, luego de trascendiera que un participante del estudio tuvo una reacción negativa.

Segunda suspensión

Soriot, según la nota de Stat de hoy, también confirmó que el ensayo clínico se detuvo una vez anteriormente en julio después de que un participante experimentó síntomas neurológicos. Tras un examen más detenido, a ese participante se le diagnosticó esclerosis múltiple, que se considera no relacionada con el tratamiento con la vacuna covid-19.

Estas nuevas revelaciones de Soriot fueron escuchadas por tres inversionistas que participaron en la llamada y compartidas con Stat, aseguró este medio. Un portavoz de AstraZeneca no respondió a una solicitud por correo electrónico de más comentarios, añadió el portal.

“Las rigurosas pruebas clínicas requeridas para establecer la seguridad y eficacia de la vacuna significa que puede tomar algún tiempo para que una vacuna contra el SARS-CoV-2 con licencia esté disponible para el público en general, pero existe un creciente optimismo de que una o más de estas vacunas candidatas serán seguras y eficaces a finales de 2020 o principios de 2021”, concluyó a su vez Collins en su testimonio ante legisladores.

Publicado en: Página 24

Comparta este material en