Emilio Lozoya Coopera con la Justicia, Rosario Robles, no: Gertz Manero

Defendió el Criterio de Oportunidad Brindado al Exdirector de Pemex

“La jerarquía de los daños merecería la conducta solidaria con el Estado mexicano para poder descubrir esa famosa llamada Estafa Maestra”

Por Rosalía Vergara

El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, dijo que el trato diferente entre Emilio Lozoya y Rosario Robles es porque el ex director de Pemex colabora con la justicia mexicana/Fotos: Cuartoscuro

El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, dijo que el trato diferente entre Emilio Lozoya y Rosario Robles es porque el ex director de Pemex colabora con la justicia mexicana (Fotos: Archivo/Cuartoscuro)

Agosto 12, Ciudad de México (apro). – La razón por la cual se ha tratado de manera diferente a Emilio Lozoya, acusado por la co­rrupción internacional en los casos Odebrecht y Agroni­trogenados y quien está en arresto domiciliario, y Rosa­rio Robles, quien está presa en el penal de Santa Martha Acatitla por la Estafa Maes­tra, es porque el primero está cooperando con la justicia mexicana y la segunda no.

“Es muy sencillo. Este individuo (Lozoya) está ha­ciendo una oferta formal y una denuncia de hechos de una circunstancia que ha ge­nerado un daño patrimonial de alrededor de 400 millones de pesos.

“Él lo está presentando, él está pidiendo eso. En el otro caso no se está pidiendo eso y es un daño por 15 mil mi­llones de pesos donde están involucradas la mayor parte o una parte de las instituciones públicas de educación supe­rior del país”, señaló el fiscal en una videoconferencia ti­tulada: “El caso Lozoya. Un diálogo con Alejandro Gertz Manero”, moderada por Ser­gio Aguayo.

Tras dar esta explicación, exclamó: “¡Por favor! ¡Por favor! Es decir, la jerarquía de los daños merecería la conducta solidaria con el Estado mexicano para poder descubrir esa famosa llamada Estafa Maestra que no sola­mente dañó con miles de mi­llones de pesos, sino con una conducta reiterada en donde se involucraron a las institu­ciones que para nosotros son fundamentales, las institucio­nes de educación superior.

“Que hayan sido usadas para una situación de esa naturaleza y que tengamos 27 casos con decenas de perso­nas procesadas y gente que ha huido ya teniendo sentencias o toda clase de procedimien­tos probados”.

En ese sentido, defendió el criterio de oportunidad brin­dado al exdirector de Petró­leos Mexicanos (Pemex) para llegar al fondo en la investi­gación de los sobornos obte­nidos en los casos Odebrecht y Agronitrogenados.

“Por supuesto que en todos estos criterios de oportunidad hay que manejarlos con trans­parencia porque dado, como dirían los clásicos, el sospe­chosísmo que hay en este país sobre todas las conductas del poder público, dicen: ‘a lo mejor lo están protegiendo’. ¡Cómo lo vamos a proteger! ¡Al contrario! Es decir, noso­tros hemos ganado procesal­mente lo que nos hubiéramos tardado seis u ocho meses en ganar. ¡Ya lo tenemos gana­do!”, indicó.

Al hacer una relatoría de los hechos que llevaron a la extradición de quien el fiscal llama Emilio “L”, narró que fue él quien solicitó someterse a las autoridades y leyes mexi­canas, pues habían ganado en todas las instancias y estaba en el criterio de súplica ante las autoridades españolas, la cual irremediablemente iba a ganar la FGR, comentó.

“Entonces viene aquí, hace esta oferta jurídica en el sentido de que él no es el responsable de todo este en­tramado de corrupción a nivel de América Latina –en el caso Odebrecht-.

“Hay presidentes que se suicidaron, que están en la cárcel y en México no pasa­ba nada. Entonces si nosotros podemos llegar a ese fondo el valor que tiene para el Estado el hecho de no ser excepción de corrupción y la ley nos au­toriza generar cualquier tipo de procedimiento para resol­ver un asunto de Estado como este”, añadió.

Ante la pregunta sobre si podría huir del país, Gertz Manero comentó que Emi­lio “L” tiene un aparato en la pierna que está siendo moni­toreado en tiempo real y en­tregó su pasaporte.

“No hay manera de que se vaya e incluso ha presentado una denuncia y ni modo que presente una denuncia y se vaya, no tendría ningún sen­tido”, destacó, tras rechazar que esto signifique que está recibiendo privilegios.

El debido proceso

A manera de introducción en el caso Lozoya, Gertz Ma­nero contó que todo comenzó en 2017 con el caso Odebre­cht que llevaba la entonces Procuraduría General de la República (PGR) después de un escándalo generado en Estados Unidos que afec­taba a toda América Latina por un proyecto matriz que hizo esta empresa brasileña para cooptar, corromper o usar la corrupción prexis­tente en los países para ha­cer negocios ilícitos.

 

tanto el de Odebrecht como el de Emilio “L” y del otro individuo que está en Espa­ña, sujeto ya a una orden de aprehensión, a un proceso de extradición que lo hemos ido ganando hasta este momento.

Aunque no dijo su nombre de manera abierta, el fiscal se refería al dueño de Altos Hor­nos de México (AHMSA), Alonso Ancira Elizondo, de­tenido el 28 de mayo de 2019 en Mallorca, España, relacio­nado a la transferencia de 3.7 millones de dólares a una em­presa fantasma supuestamen­te creada por Odebrecht para pagar sobornos.

“Este es el panorama de cómo hicimos este trabajo y como se desarrolló. Tuvimos muchos problemas, hubo fil­traciones, esta gente se fue de México. Anduvimos durante un año siguiéndolos. Trabaja­mos con Interpol, con los po­licías de varios países y cuan­do trabajamos con la policía española nos fue mucho muy bien, hicieron una actuación impecable y logramos obte­ner, ahí si ya, la aprehensión de estos dos individuos y el seguimiento del caso del que hablé ayer (Lozoya) y gana­mos todo, todas las instancias de extradición ante todas las cortes españolas”, detalló.

Por eso, en el último mo­mento, Emilio “L” hizo una serie de declaraciones en el sentido de que él iba aportar e iba a dar la información de lo que realmente había pasado en el caso Odebrecht y que él dice que eso lo excluye a él de ciertas responsabilidades.

“Eso lo vamos a ver, va­mos a ver qué pruebas pre­senta y cómo se van a mane­jar. No son los únicos casos y claro que vamos a seguir”, advirtió.

Comentó que en el caso Lozoya, quien está sujeto a un proceso penal, pero hizo una declaración formal sobre que aportará datos suficientes para una investigación que tiene toda esta historia tan negra de ocultamientos, “la ley le permite al Ministerio Público dar facilidades para obtener la información”, reiteró Gertz Manero.

No obstante, aclaró que esto no significa que se le haya quitado responsabilidad o se le haya dado facilidades den­tro del marco legal para llevar su juicio de esta manera.

“Yo no creo que sea justo para este país que las cosas lleguen hasta chivos expiato­rios o en operadores porque eso no es lo que da la justicia. No se trata más que de llegar al fondo y la verdad de lo que verdaderamente ocurrió y si esto es lo que este señor está diciendo, en el sentido de que es un verdadero complot, y es una concertación que viene desde el Estado y desde el po­der, eso tiene una importancia para la vida de este país que no lo podemos devaluar.

“Pero no se le ha dado nin­gún beneficio procesal que no tenga ese sentido y el proce­dimiento sigue y se tiene que defender, y tiene los meses que ya le dio el juez para po­der hacer esta tarea”, expresó.

Al ser cuestionado sobre si es posible una investigación al expresidente Enrique Peña Nieto, Gertz Manero respon­dió: “van a ser investigados todos los que han sido de­nunciados, en el caso de que las pruebas que están presen­tando ameriten que existen la posibilidad real de una con­ducta ilícita”.

En cuanto a las declara­ciones del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la posibilidad de consultar a la ciudadanía para ver si se investiga o no a expresidentes que hayan cometido algún ilí­cito, Gertz Manero aclaró:

“El presidente no tiene ninguna vinculación jurídica ni de jerarquía con la FGR. Él es el jefe del Estado, de go­bierno, líder político y hace las declaraciones que son úti­les para su función.

“Antes, como era un procu­rador de justicia, el presidente sí formaba parte. El presiden­te puede decir lo que conside­re le conviene, pero que esté formando parte del Ministerio Público no, para eso se hizo la reforma constitucional” para convertir la PGR en FGR.

“Hay que dejarlo muy cla­ro que no es que naciera aquí, nació en Estados Unidos y se abrió ese nicho de informa­ción en la que salieron temas en lo que los funcionarios de Odebrecht habían señalado entre otros muchos países y entre otras muchas personas a funcionarios mexicanos”, señaló.

En razón de eso, dijo que el gobierno anterior no tuvo más remedio que abrir una investigación, en 2017, pero el asunto no caminaba, pese a que se tomaban declaraciones, iban los ministerios públicos a Brasil, pero se establecían convenios con Odebrecht para que dijeran algunas co­sas, pero finalmente el asunto nunca se acababa de resolver.

Cuando se realiza el cam­bio de PGR a FGR se reto­ma este asunto porque “tenía ya todo un antecedente muy serio muy grave y había una serie de ocultamientos que ya no era posible sostener”, ante lo cual pidió a los funcio­narios salientes que le entre­garan los expedientes sobre lo hecho durante estos años al respecto y, a principios de 2019, Pemex interpuso varias denuncias, una por Agronitro­genados que había compra­do Pemex a Altos Hornos en condiciones deplorables y a precios exorbitantes.

“Esa era una denuncia vin­culada con muchos hechos que eran coincidentes con lo que se había dicho en el de Odebrecht, una serie de con­ductas posiblemente ilegales que estaban siendo como en­treveradas en uno y en otro y comenzamos a hacer todo el trabajo de investigación”, contó.

Pemex proporcionó los datos que eran “clarísimos” para demostrar el tráfico de influencias, privilegios injus­tos y descubrieron que el caso estaba relacionado con datos de Odebrecht, con lo cual se empezó a armar el dominó de toda esa información que les permitió, hace más de un año, consignar los dos casos,

Publicado en: Página 24

Comparta este material en