Cenace: se Frenó Energía Eólica y Solar por el COVID-19, no por “Fastidiar la Inversión”

Por Neldy San Martín

Alfonso Morcos Flores, director general del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), en la reunión con senadores (Foto: Cortesía/Facebook: Comisión de Energía Senado de la República)

Alfonso Morcos Flores, director general del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), en la reunión con senadores (Foto: Cortesía/Facebook: Comisión de Energía Senado de la República)

Ciudad de México (apro).– El Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) reveló a senadores que la emergencia por el covid-19 fue “la verdadera razón” por la que se frenaron las pruebas de entrada en operación de 17 centrales fotovoltaicas y eólicas, y no porque alguien “quiera fastidiar la inversión”.

Alfonso Morcos Flores, director general, explicó que el organismo buscó garantizar la confiabilidad del sistema eléctrico nacional ante la demanda que se requiere en hogares y hospitales por la contingencia sanitaria.

“La situación de este año en particular es que todas las instalaciones que producen energías renovables no han sido probadas ni garantizadas para su conexión al sistema eléctrico mexicano.

“Por ello Cenace tuvo que evitar que los más de 2 millones 300 MW de capacidad que están en proceso de pruebas operaran abiertamente. En este momento no podemos poner en riesgo la demanda para los lugares donde las personas están confinadas, para los hospitales, las nuevas instalaciones que se han habilitado como centros de salud. Sería irresponsable”, afirmó.

Morcos Flores fue invitado a comparecer en conferencia virtual ante la Comisión de Energía del Senado sobre el Acuerdo para Garantizar la Eficiencia, Calidad, Confiabilidad, Continuidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional, con motivo del reconocimiento de la epidemia del covid-19.

“Esa es la verdadera razón por la que hemos implementado el protocolo de suspensión de las pruebas preoperativas, no sólo de este tipo de medio de generación fotovoltaica y eólica, sino de todas las pruebas preoperativas para no poner en riesgo el sistema eléctrico”, dijo el director del Cenace.

Riesgo de perturbaciones

De acuerdo con el director de Operación y Planeación del Cenace, Gustavo Villa, las 17 centrales representan una capacidad de generación de 2 mil 326 megawatts que equivale al 24 por ciento de la energía eólica y solar en el país.

“Dado que estaban en pruebas y en pruebas hay riesgos también de perturbaciones al sistema eléctrico que afectan la confiabilidad, en aras de mantener la confiabilidad, se suspendió temporalmente las pruebaspreoperativas de las centrales”, aseguró Villa.

“No es que queramos fastidiar o alguien quiere fastidiar a la inversión, simplemente es por la situación de emergencia en la que tienen prioridad la salud y la vida humana antes que cualquier otra cosa”, dijo por su parte Morcos Flores.

Se trata, entre otras, de las centrales de energía fotovoltaica: Parque Central Xoxocotla de X-Elio Energy, Tepezalá de la compañía IEnova, Trompezon del consorcio Engie Solar, Parque Fotovoltaico Potosi delConsorcio Fotowatio y Pachamana del grupo Neoen.

Además de los parques eólicos Tres Mesas y AKIN Solar también de Engie, parque Dolores y parque Salitrillos de la italiana Enel y Fuerza Eólica San Matías de la española Elecnor.

El titular del Cenace también dijo que la demanda de energía eléctrica en el país se ha reducido en un 10 por ciento debido a las medidas gubernamentales de suspensión de labores no esenciales.

Denuncian ilegalidad

El senador del PAN, Julen Rementería, criticó que la Cenace no tomara en cuenta a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) e hicieran las gestiones de manera ilegal.

“¿Por qué si se puede justificar todo esto que llevan una hora aclarando, por qué no hicieron el trámite por la vía jurídica y reglamentaria que se tenía que hacer? ¿Por qué se saltan todos los procedimientos?”, cuestionóel senador.

“(Esto) dañará el medio ambiente, a la industria eléctrica, a la competencia económica y a la inversión privada”, aseguró.

Además, cuestionó que el acuerdo carezca de temporalidad pese a que se asegura que se trata de una medida por la contingencia por el coronavirus.

“Lo que quieren es un control excesivo de todo el sector”, acusó Rementería.

“En esta publicación lo que hay son lineamientos que atentan contra el Estado de Derecho, que pueden tener una justificación técnica, pero que son ilegales”, agregó el legislador.

Publicado en: Página 24

Comparta este material en