La Columna del Diablito

José Luis “La Víbora” Morales ...“El Loco de la Radio”... Agustín Morales “don Viborón” ...interne a su vástago...

José Luis “La Víbora” Morales
…“El Loco de la Radio”…
Agustín Morales “don Viborón”
…interne a su vástago…

UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
OTROS TIEMPOS…

Jesús Enrique Ramírez Pérez, secretario general de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), que de golpe a porrazo subió a ese “trono” en cuanto su padre Jesús Enrique Ramírez Ramírez, falleció en circunstancias nada claras el 13 de septiembre de 2015, no sólo fue vinculado a proceso por portar arma de grueso calibre sin licencia, sino también por echar bala en una de sus múltiples borracheras, por lo que ya está preso en el Penal del Llano, donde espera sentencia.

Por el simple hecho de portar una pistola calibre de 9 milímetros, sin el permiso correspondiente, Jesús Enrique puede alcanzar una pena de hasta 8 años de prisión.

Pero además, porque la disparó, es otro agravante que pudiera aumentar sus años en en presidio.

Un caso similar sucedió hace más de 30 años con Alfredo González González, quien, en estado de ebriedad, también le dio por echar balazos.

Sin embargo, en ese tiempo vivía su padre putativo Roberto Díaz Rodríguez, líder moral indiscutible de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA) –franquicia o algo así de la Confederación de Trabajadores de Mexico CTM– que además fue senador de la República y hombre muy poderoso, entonces las autoridades de todos los niveles simplemente le pelaban los dientes: todos los días, del rastro municipal, le llevaban hasta su domicilio los mejores cortes de carne, sin costo alguno.

Gobernaba Aguascalientes, si no mal recuerdo, el carismático Rodolfo “El Güero” Landeros Gallegos, propietario único del entonces joven diario “El Hidrocálido”, el cual se lo administraba Agustín Morales Padilla “don Viborón”, quien fungía como director- gerente del diario de marras, y que hoy presume ser dueño único.

Con ese padre putativo tan poderoso y en tiempos del PRI aplanadora, gozaba de total impunidad el entonces jovenazo costurero de Guantes Vargas, Alfredo González González, porque “¿qué tenía de malo echarse unos cuantos tequilitas y darle gusto al gatillo, al grito de “¡Esos altos de Jalisco que bonitos, que rechula es esa tierra donde yo mero nací..!; porque el lector debe de saber que el entonces bisoño sindicalista apodado “El Martillo”, era pueblo, pueblo y que había llegado a esta tierra en busca de mejores oportunidades, instalándose en un quinto patio de una humilde vecindad, al cual el líder Díaz Rodríguez quiso bien harto, porque el obrero de Guantes Vargas, se le metió en su corazón como “el salitre a la ‘pader’”.

Eran años en que Alfredo González tenía más novias que Cornelio Reyna, aunque no el dinero, ni el ‘filing’ del autor de “Me caí de la nube”.

¡Ah, tiempos aquellos!, cuando con una simple tarjeta de presentación firmada por “Don” Roberto Díaz sacaba de prisión a muchos afiliados de su sindicato, cuando caían a la inspección de policía por andar pasados de copas, o mejor dicho, “por borrachos, escandalosos y faltar a la autoridad”, invariablemente.

La verdad no sé por qué a los bisoños líderes sindicales les da por echarse unos tequilas, “sentirse superiores a cualquier”, mentar madres y echar bala, cómo también lo hacía el abuelo de “La Víbora” Morales, quien por cierto salió huyendo de Teocaltiche porque la ley ya lo andaba buscando por robavacas, pero esa ya es otra historia.

Afortunadamente “El Martillo” aprendió la lección y, hasta dónde sé, se olvidó de cargar fusca. Y hoy hasta de sus novias se olvidó porque la señora Chong lo trae marcando el paso.

¡Increíble! Hoy recuerdo a “El Martillo”, para ubicar al junior líder sindical Jesús Enrique Ramírez que, por hacer lo mismo que Alfredo González, está en un penal de mediana seguridad, porque estos tiempos del coronavirus en nada se parecen a los de Rodolfo “El Güero” Landeros y, por supuesto, a los de Roberto Díaz Rodríguez, un auténtico líder sindical charro, que vendía huelgas sin pudor alguno.

Así las cosas, ¿logrará Jesús Enrique, con el apoyo del dirigente nacional de la CROM, Rodolfo González Guzmán, salir de prisión? Cabe señalar que hace meses a una de sus amantes le fue a balear su casa y a amenazarla de muerte, sólo por quítame estas pajas y andar cruzado con “perico” y alcohol.

Ya veremos en qué termina todo este horripilante caso en tiempos de coronavirus.

COMPAÑEBRIO DEL MISMO DOLOR...

 Otro que regó gacho el tepache es el coordinador de Comunicación Social de Gobierno del Estado, Jorge López Martín “El Camorras”, pues el pasado viernes 25 de abril, al parecer –sólo al parecer– se fue de fiesta con el diputado local Gustavo Báez Leos, a echarse unos alcoholes para hablar de su futuro dentro del PAN, que gobierna estas jacarandosas tierras –donde se llegó a fabricar el Brandy San Marcos, al que le cabían “7 kilos de uva en cada botella”, cosa imposible pero la gente, ya a medios chiles, se lo creía– y cruzando los vidrios no paraban de decir salud: “que esto, que l’otro, salud, salud y salud.

Y aquello terminó en una borrachera de pelos.

Pero, ¿a quién demonios se le ocurre ponerse a chupar con Gustavo Báez, si todos sus cuates y admiradoras saben que el diputado y dueño del PAN en Aguascalientes, es general en eso del chupirul? He aquí el primer error de Jorge López: nunca hay que ponerse a libar a la par con un general al tú por tú, y menos cuando es de división, y muy respetados hasta por los escuadrones de la muerte, que pululan en las colonia proletarias.

Total que “El Camorras” que, como usted debe saber, es el “COCO” de “La Víbora” Morales, se puso bien gis, y a eso de las 11:00 de la noche se despidió de manera virtual de su líder Gustavo, subiósese a su camioneta y enfiló a su jaus, ubicado en Agricultura 403, fraccionamiento Lomas del Campestre.

He aquí otro error: ¿por qué manejar él cuando tiene o debería tener chofer a su disposición las 24 horas del día? El consejo de oro que el exgoberladrón, Carlos Lozano de la Torre transmitía a sus subordinado fue: “nunca manejes pedo”.

Pero bueno, el “COCO” de “La Víbora” Morales se confió y caro pagó sus errores, porque en un parpadeo le dió un rozón a un auto Honda modelo 2010, placas ADG-883-A: le rayó y abolló la salpicadera derecha trasera y la portezuela del mismo lado y…¡se armó el pedo en grande! La dueña del Honda, de nombre Laura Astrid Rebolledo Morales (¿se le hace conocido el apellido al lector?), narró su desgracia en redes sociales: “El día de ayer por la noches, cerca de las 11:00 pm. Este vehículo –mostró fotos de la camioneta que manejaba Jorge y de su auto Honda averiado– de gobierno impacto (sic) mi coche estacionado afuera de mi casa.

Se escuchó el golpe durísimo y claro que salimos corriendo. El sujeto, un funcionario público, venía en estado de ebriedad y difícilmente se podía bajar del coche (resic), entre otras cosas porque se prensó (sic) con el mío además de por estar tomado.

Se lo llevaron por exceder el límite de alcohol. Esta mañana – continúa la víctima–, publicó en twitter, que había sido un lamentable accidente pues se le reventó una llanta pero omitió que iba tomado y todo lo demás.

Estoy a la espera de que me sea resarcido al 100% el daño que me ocasionaron. El punto además de lo anterior y la ironía es que como verán trae una calcomanía de usar cubrebocas si sales de casa y si entonces #QuedateEnCasa.

Por supuesto tampoco llevaba cubrebocas. Disculpen el lenguaje, pero son chingaderas!!!”, terminó la señora Rebolledo Morales.

Su indignación es más que justificada, porque además de los daños que le ocasionó a su Honda, es el coraje y la burocracia que todo esto implica. Ignoro si la señora Rebolledo Morales es familiar de “La Víbora” Morales, pero José Luis omitió el apellido, por lo que la sospecha es comprensible y porque utilizó su léxico: “Son chingaderas!!!”.

El purrún corrió como reguero de pólvora, e inusualmente recibimos en esta Casa Editorial, documentos oficiales con pelos y señales del borrachazo, cuando en todos los casos nos niegan hasta los nombres de los involucrados porque, dicen, se violentan los derechos humanos de los indiciados y sus víctimas.

Pero aquí está visto que en la oficina de prensa de la policía municipal, a cargo de un sobrino del jefe policiaco “Poncharelo”, no fueron válidos los derechos humanos, y le dieron cran a  Jorge López.

No podrá quejarse del recibimiento porque grabaron su entrada al C-5, su puesta a disposición ante el juez calificador, su entrada a una celda amplia rechinando de limpia, y la posterior entrega de una cobija y una ración de sopa Maruchan.

Del linchamientos político y social se encargó el esquizofrénico y “acaudalado” locutor José Luis “La Víbora” Morales Peña que, parodiando al panista Diego Fernández de Cevallos, vomitó: “Tú y yo sabemos muy bien que desde hace mucho tiempo, yo vengo acariciando este momento con un solo propósito: ¡Mandarte a chingar a tu puta madre cabrón!”.

LA ESQUIZOFRÉNICA “VÍBORA” MORALES...

Normal es José Luis, dice que así le enseñaron locución en la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) y otras de Europa y Estados Unidos.

Desde el lunes 27 hasta esta entrega, el junior magnate de la radio, televisión y periódicos ha estado insultando y columpiando no sólo a Jorge López, si no a sus villanos preferidos: el gobernador Martín Orozco Sandoval, el obispo de la Diócesis de Aguascalientes José María de la Torre Martín, y de postre al Opus Dei, de corridito toda esta semana.

El hijo predilecto y “heredero universal” de Agustín Morales Padilla “don Viborón”, ha estado “comentando” airadamente el accidente automovilístico de Jorge López, su “COCO” –es su “COCO” porque nunca le ha ganado pleito alguno en tribunales–; pero en cambio, Jorge le descubrió muchas transas mercantiles y terminó por hacer darle la puntilla al turbio negocio de telefonía, mejor conocida como las casetas naranja, que tenía en sociedad la muy “respetada” Famiglia Morales.

Fue el lunes 27 de abril, cuando el también conocido como “El Loco de la Radio”, lanzó su veneno contra sus competidores, a los que llamó “cobardes muertos de hambre”; ¿qué necesidad?, ¿a qué le tira? También tuvo denuestos para el diario Milenio, editado en la Ciudad de México, al que calificó de “vendido”, de falto de “ética” por publicar “información y video falsos”.

“Todo mundo espera –dijo “La Víbora” el pasado lunes– que hable del incidente, del escándalo del vocero del gobierno del estado, Jorge López; y lo hizo, pero insultando a más no poder al funcionario y al gobernador Martín Orozco.

Y metiendo en su venenosa licuadora mentiras y verdades; ofreció a su auditorio su “verdad” de los hechos.

Saliendo a relucir el obispo de la Diócesis de Aguascalientes, José María de la Torre Martín, el Opus Dei, que nada tienen que ver con el accidente, pero los bañó con su veneno.

“Hay un coche (sic) de gobierno inservible (resic), un coche particular en el corralón, una mujer, mamá e hija desesperadas porque no les pagan, porque no les han dado la cara, solamente las han amenazado (sic)…”.

El choque, provocado por la XTrail que conducía Jorge, “causó daños por encima de los 100 mil pesos”, dijo el reportero César Rojo, en su calidad de perito valuador. Vil mentira.

José Luis Morales: …¿usted vio como quedó el coche? No fue un raspón, el coche quedó destruido (otra mentira más).

César Rojo: Sí totalmente destruido, o sea pudo haber sido fatal ¿eh?, ahí se conjuntaron muchos factores, porque no era tan tarde, eran los 11:20, o sea pudo haber pasado que llegaran en este carro o que hubiera cruzado la calle y lo mata (¿?).

José Luis Morales: Bueno, pero querían PAN, ¿te acuerdas cuando yo les dije que no votaran por ellos?, ¿te acuerdas? , bueno ¿dónde crees que fue donde más votaron por Martín Orozco y por el PAN?

César Rojo: En el Campestre.

José Luis Morales: Oiga, por cierto, cómo me llamó la atención que ningún periodista informó nada, no salió en El Sol, no salió en El Heraldo, no salió en Radio BI, no lo publicaron los Albertos.Ja, no lo publicó nadie, pinches gatos del gobernador, no les da vergüenza, pinches periodistas de quinta, no publicaron nada porque claro, la lana de la que viven sus 20, 30 mil pesos mensuales se los paga Jorge López para publicar pura publicidad del gobernador, pero ¡qué vergüenza! no?, para un Heraldo, para un Sol, para un Radio Grupo que te mantengan el gobernador; Radio BI no puede informar y estos periodistas de quinta con 20, 30 seguidores tampoco pudieron publicar nada, los que viven del sistema, todos esos mediocres que se inventaron sus paginitas, que ya son un chorro y hay como 30 o 40 así, que viven de eso, de los que les da Jorge López al mes, alguna vez trabajaron en medios, sirvieron a los medios, no saben hacer otra cosa y venden sus servicios al gobierno, pero no pudieron publicar absolutamente nada como si eso hubiera tapada la información, todo mundo está enterado, con José Luis Morales tienen: con que yo lo publique y lo diga en La Mexicana, con eso es más que suficiente y la gran pregunta es si usted cree que (Jorge López) debe renunciar, ¿qué opina?, ¿lo deben de correr?, ¿qué opina de los acontecimientos? Y decenas de bots, obedeciendo las órdenes del patrón, bañaron de insultos a Martín Orozco, al PAN y, por supuesto, a Jorge López con toda la mala leche del mundo, y mentadas de madre cual cascada.

Ignoro por qué la emprende contra la competencia, pero viene junto con pegado con los insultos contra a Jorge López y ya sabe quién: “Lo tratamos en La Mexicana, el fin de semana lo tratamos algunos medios, porque es obvio, los medios que viven del gobierno, los medios que sostiene el gobernador, medios que no tienen un centímetro de publicidad, un spot de publicidad, viven del gobierno y no pudieron publicar, qué pena los periodistas chiquitos, de 30 seguidores, 100 seguidores, de 200 seguidores, esos mini periodistas que esos si son vividores del periodismo, son gatilleros de las redes sociales, pero son chiquitos, por eso ni los menciono porque les voy hacer publicidad.No publicaron nada y los entiendo, si no les van a quitar su sueldito de 15-20- 30 mil pesos mensuales, de que van a vivir, con que van a mantener a sus familias sino es con el dinero del gobierno. El Heraldo, pinches lambiscones, por eso Heraldo, Sol, Radio Grupo, Televisa, TV Azteca y sus 20, 30 chavitos que viven de paginitas de internet; vomito al Heraldo de Aguascalientes.

Y más: ¡Qué asco me das Heraldo –continúa “La Víbora” Morales–, qué pinches gatos del gobernador ¿eh? No es un tema de leña o de sacar provecho, es un tema, se los digo a ustedes, del Heraldo de Aguascalientes, a ustedes los Rivas de Radio BI, a los del Sol y a toda la bola de gatillos que no les voy a hacer publicidad, gatillos de paginillas que no les permitieron sacar nada (de Jorge López).

Y más: Entonces, señores del Heraldo, yo los entiendo pero no los justifico, pero los entiendo.Su periodismo es tan miserable, es tan poco leído, son tan cobardes como periodistas que nos son capaces de publicar la verdad y por eso la gente no los compra y los tiene comprado el gobierno.Si ustedes critican a Jorge López se mueren de hambre.El eraldo, El Sol, Radio Grupo no durarían un mes.

El Heraldo no dura un mes, sin el dinero del gobierno se mueren de hambre, en un mes quiebran.

Pero mejor quédate callado, mejor sí les aplaudo a los dizque periodistas de redes sociales que mejor se quedaron callados, ¿cómo defiendes lo indefendible? ¡Qué asco de periodismo, que serviles, que lacayos del gobierno! Y se refritea un video del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y dice que al lanzarlo al aire se está jugando la vida, pero que a los narcos ni a nadie, salvo Dios, les tiene miedo: “Si a usted no le gustan estas cosas, si le da miedo esto, imagínese a nosotros, si usted que nomás las oye le da miedo, imagínese a quienes las estamos transmitiendo, esto es de vida o muerto ¿eh?, esto jamás lo van a escuchar en otra estación de radio, jamás lo verán en otros medios.

Primero, porque les da pavor, porque son periodistas cobardes y, segundo, porque están comprado por el gobernador, entonces si pasan esto les quitan el dinero y se mueren de hambre, El Sol se muere de hambre, nosotros no dependemos del gobierno, dependemos de nuestros clientes y dependemos de nuestra audiencia”.

 Y CON ESTA ME DESPIDO...

 En buena onda, yo le recomiendo a “don Viborón” interne a su vástago en una clínica mental, porque además de su avanzada esquizofrenia, su hígado en cualquier momento puede explotar.

Neta, señor “don Viborón”, si en verdad ama a su hijo como él lo presume, intente curarlo, de lo contrario tendrá usted que cambiar su testamento, porque su crótalo se arrastra muy veloz hacia al suicidio.

Además, hable con él, expertos me comentan que su heredero tiene problemas con el llamado “polvito vacilador”, por eso esos bruscos cambios de personalidad y de amistad con delincuentes como Rodolfo Franco y otros.

¡Cuidado!

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 30).

Publicado en: Página 24

Comparta este material en