Recomienda la Cepal a AMLO dar Salarios a 11 Millones de Informales

Por Rafael Croda

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) (Foto: Cortesía/Twitter @cepal_onu)

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) (Foto: Cortesía/Twitter @cepal_onu)

Bogotá, Colombia (apro).- La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, dijo este viernes 3 que para el gobierno de México “es posible” dar salarios mínimos mensuales en forma temporal a unos 11 millones de trabajadores informales que quedaron sin ingresos por la parálisis económica derivada de la pandemia del coronavirus.

Bárcena señaló que, según estimaciones de la Cepal, si el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador apoya con un salario mínimo mensual durante un año a todos los trabajadores informales de entre 18 y 67 años edad que hoy no reciben ingresos ni transferencias sociales, el desembolso ascendería a 498 mil millones de pesos, equivalentes al 2% del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano.

“Esto ayudaría muchísimo”, señaló la titular del organismo regional durante una rueda de prensa virtual desde Santiago de Chile, en la que sostuvo que la pandemia del coronavirus ha dejado sin ingresos a millones de latinoamericanos, la mayoría de ellos vinculados al sector informal de la económica, que requieren del apoyo de los gobiernos del área.

Aseguró que, si el respaldo a los trabajadores mexicanos informales se prolonga de abril a diciembre de este año, la inversión sería de 374 mil millones de pesos.

“Es un costo que yo creo que es posible absorber”, añadió Bárcena.

Señaló que México tiene un superávit fiscal primario de 0.7%, acceso a líneas de crédito del Fondo Monetario Internacional (FMI) y una banca de desarrollo apoyada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF) que le permiten financiar un paquete de transferencias fiscales a los trabajadores y sectores más golpeados por la emergencia sanitaria.

Dijo que la Cepal no recomienda a México otorgar exenciones fiscales en estos momentos porque tiene una baja tasa de recaudación tributaria, pero sí podría dar prórrogas para el pago de impuestos.

En estos momentos, aseguró, los gobiernos deben apuntalar el ingreso de los trabajadores y ese debe ser uno de sus principales esfuerzos de los paquetes económicos que se están aprobando en toda la región.

Explicó que, según estimaciones de la Cepal, en un escenario conservador los ingresos de los trabajadores latinoamericanos caerán un 5% este año por la crisis sanitaria del coronavirus y eso implicaría un aumento del 24.2% en la pobreza extrema.

Pero si los ingresos se desploman en 10%, la pobreza extrema aumentaría 37% en la región.

“El mundo se enfrenta a una crisis sanitaria y humanitaria sin precedentes en el último siglo en un contexto económico ya adverso. A diferencia de 2008, esta no es una crisis financiera sino de personas, de salud y bienestar”, planteó.

Bárcena, una bióloga, ecóloga y administradora pública mexicana, sostuvo que lo que se vive es “una situación de economía de guerra” en la que es indispensable el rol del Estado y no del mercado.

El gran desafío global en estos momentos, agregó, es aplanar la curva de contagios del coronavirus sin aplanar la economía, y esa estrategia le corresponde definirla y ejecutarla a los Estados.

Publicado en: Página 24

Comparta este material en