Otra Víctima de “Secuestro Virtual”

Policías estatales y de El Llano evitaron que se consumara una extorsión telefónica y localizaron a una mujer víctima de “secuestro virtual” en la comunidad de Palo Alto.

Los hechos se registraron cuando en el número de emergencia 911, se recibió una llamada en la que reportaba que en un domicilio ubicado en Palo Alto era requerida la intervención de las autoridades, toda vez que los habitantes habían recibido una llamada en la que les solicitaban dinero a cambio de no hacer daño a una de sus familiares.

De inmediato y bajo el esquema de trabajo de Mando Único, los oficiales estatales y municipales se trasladaron a dicha vivienda, en donde se entrevistaron con un sujeto quien indicó que instantes antes recibió una llamada telefónica en la que le indicaron que tenían secuestrada a su esposa María Dolores “N” “N”, por lo que le exigieron que reuniera la mayor cantidad de dinero posible y efectuara un depósito o de lo contrario no volvería a verla.

El afectado refirió que en ese instante intentó comunicarse con su familiar, sin embargo no entraba la llamada, por lo que al verse desesperado, decidió llamar al servicio de emergencia 911 para pedir ayuda.

Al tener conocimientos de los hechos, inmediatamente, se implementó un operativo de uniformados, en donde recorrieron plazas, hoteles, paradas de autobús y parques, con el objetivo de localizar a la afectada; asimismo reportaron lo sucedido a los elementos de la Policía Cibernética.

Más tarde, al desplazarse sobre la carretera número 43, localizaron a María Dolores cuando caminaba sola y llorando a pie de carretera, por lo que se aproximaron para indicarle que ella y sus familiares estaban fuera de peligro.

La fémina explicó que recibió una llamada del número 4931911641 en el que una persona que dijo ser parte de un grupo delictivo le dio diversas indicaciones, haciendo hincapié que de no seguirlas al pie de la letra, sus familiares pagarían las consecuencias, por lo que ella se trasladó a cada sitio que le ordenaban.

En determinado momento la persona al teléfono le ordenó que cambiara el chip de su teléfono y posteriormente que abordara un camión para trasladarse al estado de San Luis Potosí, sin embargo, al no llevar suficiente dinero, ella decidió regresar caminando sobre la carretera número 43.

Finamente María Dolores fue abordada a la patrulla y trasladada a su domicilio, en donde logró reunirse con sus familiares, sin que se efectuara depósito alguno, haciéndole saber la manera en la que operaban estos sujetos y algunas medidas de prevención, sugiriéndole las replique entre sus familiares, amigos y vecinos.

Publicado en: Página 24

Comparta este material en