Republicanos en el Senado Exoneran a Donald Trump

Por J. Jesús Esquivel

Captura del canal del Congreso estadounidense en el que se ve la votación en el primer artículo de juicio político contra Donald Trump (Foto: Cortesía/CSPAN)

Captura del canal del Congreso estadounidense en el que se ve la votación en el primer artículo de juicio político contra Donald Trump (Foto: Cortesía/CSPAN)

Washington, DC (apro). – La Cámara de Senadores del Congreso federal de los Estados Unidos exoneró al presidente Donald Trump de los dos delitos por los que estuvo sometido a un juicio político; abuso del Poder Ejecutivo y obstrucción al Congreso.

Con la rebelión de un sólo integrante del Partido Republicano en el Senado, el partido político que acogió a Trump como candidato presidencial hace cuatro años cerró filas para evitar que el presidente fuera expulsado de la Casa Blanca.

Con facilidad, por controlar 53 de las 100 curules del Senado, los republicanos consiguieron los 34 votos necesarios para declarar inocente al presidente; tomando en cuenta que los 47 votos demócratas estaban lejos de obtener los 67 requeridos para un fallo contrario.

La Constitución política de los Estados Unidos que autoriza al Congreso federal a enjuiciar a un presidente por diferentes razones, entre éstas el abuso de poder ejecutivo y obstrucción de justicia, requiere para la remoción del acusado la aprobación de dos tercios de los 100 senadores.

En la votación sobre el primer delito, abuso de Poder Ejecutivo, la votación concluyó 52 votos declarándolo inocente, y 48 culpable; el senador republicano por Utah y excandidato presidencial, Mitt Romney, se unió a los demócratas en condenar a Trump.

Sobre el delito de obstrucción al Congreso el recuento de los votos dio como resultado que 53 senadores, todos republicanos, declararan inocente a Trump, ante los 47 demócratas a los que ya en el segundo cargo no se les unió el senador Romney para acuñar la culpabilidad del delito al mandatario estadunidense.

El senador republicano por Utah después de que concluyó la sesión plenaria en el Senado explicó que para el segundo cargo decidió unirse a los republicanos porque ya no tenía sentido condenar a Trump porque ya había sido exonerado del primer cargo.
“Despedazará el veredicto”

Las acusaciones contra Trump fueron establecidas formalmente en la Cámara de Representantes encabezada por Nancy Pelosi, su presidenta y líder de la mayoría demócrata que a finales del año pasado celebró audiencias para fundamentar los delitos en contra de Trump.

“La líder demócrata despedazará este veredicto como despedazó la copia del informe sobre el Estado de la Unión”, dijo Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado en referencia a Pelosi, la arquitecta del juicio al presidente de Estados Unidos.

La noche anterior al veredicto con el que se dio fin al juicio de Trump, el mandatario dio su informe sobre el Estado de la Unión, durante una sesión bicameral en el Capitolio.

Al concluir su informe Trump entregó una copia del discurso a Pelosi, que presidió la sesión legislativa, quien al recibir el documento lo hizo pedazos para asombro del presidente y todos los presentes en el evento.

“El asterisco de la vergüenza quedará por siempre marcado en este juicio al presidente Trump”, sentenció Chuck Schumer, senador por Nueva York y líder de la minoría demócrata en el Senado, momentos antes del fallo final que liberó al presidente de los cargos que le achacaron.

El líder demócrata acusó a sus colegas republicanos de colocarse del lado de la ilegalidad, al hacer caso omiso de la gravedad de los cargos imputados al presidente; obstrucción al Congreso y abuso del Poder Ejecutivo con propósitos electorales.

“Este es el primer juicio a un presidente sin que en el proceso se presentaran testigos… no creo que los fundadores de nuestra nación hubiesen ideado un procedo de juicio al Poder Ejecutivo si hubiesen sabido que no se iba cumplir con su mandato”, acotó Schumer.
El caso Ucrania

Al mandatario estadunidense la Cámara de Representantes lo acusó formalmente el pasado mes de noviembre, de abusar de su poder para condicionar a objetivos personales y electorales para su reelección, un paquete de asistencia militar a Ucrania por 391 millones de dólares.

El año pasado, y de acuerdo con las pesquisas realizadas por la Cámara de Representantes, Trump retuvo el paquete de ayuda bélica a Ucrania, hasta que el presidente de ese país Volodymyr Zelensky, realizara una investigación y una declaración infundada.

El pedido de Trump a su homólogo ucraniano para liberar el paquete de asistencia era que afirmara que en 2016 Ucrania intentó socavar las elecciones presidenciales de Estados Unidos en detrimento del mandatario estadunidense.

La otra condición, de acuerdo con la investigación demócrata por la que edificaron los dos cargos a Trump, era que Ucrania llevara a cabo una investigación por corrupción al ex vicepresidente demócrata Joe Biden, y al hijo de esté, Hunter, empleado en una empresa de gas ucraniano.

Durante el juicio político contra Trump celebrado en la Cámara de Senadores, los demócratas presentaron una moción para solicitar la presencia de integrantes del gabinete presidencial para ser cuestionados sobre los detalles del paquete de asistencia a Ucrania.

Entre los varios testigos pedidos por los demócratas se encontraban John Bolton, ex jefe del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Mike Mulvani, jefe interino del gabinete presidencial y otros funcionarios como Mike Pompeo, el secretario de Estado.

Además de la presencia de testigos, los demócratas exigían a la Casa Blanca la entrega de todos los documentos oficiales involucrados en el proceso de elaboración del paquete de ayuda militar a Ucrania, y para la entrega de dicha asistencia.

La Casa Blanca se negó a liberar los documentos y a autorizar el testimonio de los funcionarios solicitados por los demócratas.

El pasado viernes, la moción para obligar a Trump a ceder con los testigos y documentos fue rechazada por mayoría mínima de los republicanos que doblegaron a los demócratas en una votación que terminó en 51 votos contra 49.

En el juicio contra Trump que concluyó con su absolución partidista, los 100 integrantes del Senado fungieron como el jurado, John Roberts, juez y presidente de la Suprema Corte de Justicia y un grupo de representantes federales como fiscales y los abogados del presidente como la parte defensora.

Donald Trump se convirtió en el tercer presidente de los Estados Unidos en ser enjuiciado por el Congreso federal de su país; Andrew Johnson fue el primero en 1868 y Bill Clinton el segundo en 1998.

En 1974, Richard Nixon iba a ser enjuiciado por el Capitolio pero renunció al cargo antes de ser procesado.

Publicado en: Página 24

Comparta este material en