La Columna del Diablito

Felipe González González ...capo del Cártel del Abarrote...

Felipe González González
…capo del Cártel del Abarrote…

UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
LA REALIDAD SUPERA LA FICCIÓN…

Lo que declaró el director general de Justicia Municipal de Aguascalientes, Carlos Ernesto España Martínez, a esta casa editorial, en torno a la droga llamada Krokodil, encendió los focos rojos de una sociedad golpeada por las drogas, el narcotráfico y todo los que éstas conllevan: descomposición social, asesinatos, desapariciones de personas, secuestros, extorsiones, robos, asaltos, impunidad, etcétera.

Las fotos que publica nuestro nuevo semanario impreso: Aguascalientes El Periódico, son impactantes y muestran los estragos horrendos y mortales que causa esa y otra droga.

La Krokodil comenzó a rolar “a principios de la década de 2000 en Rusia, droga que se utiliza como alternativa de la heroína, que es hasta cinco veces más barata, pero que ocasiona desprendimiento de la carne y piel”, y la deja como de cocodrilo.

Bien, pues esta droga narcos zacatecanos –alerta Carlos Ernesto España– la han tratado de introducir a Aguascalientes; “dos de estos drogadictos cayeron a los separos y tuvimos que enviarlos al hospital para una desintoxicación inmediata”.

No obstante, la reina de las drogas en la actualidad es la llamada crystal, que atiborra las celdas de la policía preventiva, principalmente los fines de semana.

Carlos España da la alerta ...la peligrosa droga...

Carlos España da la alerta
…la peligrosa droga…

En la actualidad ya “los chavos poco ‘pistean’ porque les sale más barato consumir drogas sintéticas que alcohol”, además de ponerlos más pendejos e incitarlos al suicidio.

 IGNORANCIA O CONVENIENCIA...

 Son difíciles los diálogos con políticos que a toda costa pretenden imponer sus – llamémoslos así– opiniones. Hace unos días conversé con el senador Juan Antonio “Toño” Martín del Campo Martín del Campo.

Ya no es aquel alcalde tranquilo que antes de dar una respuesta la pensaba dos veces, no, ahora es muy parlachín y habla hasta por los codos sin ton ni son, lo que provoca que él mismo se enrede en sus palabras.

El tema principal de nuestra charla fue la impunidad y le recordé una de sus frases sobre el tema: “Estamos cansados de que los delincuentes sean capturados y en unas horas salgan libres, ¡YA NO MÁS! Presenté una iniciativa para modificar el artículo 19 de la Constitución para que de oficio se meta a prisión a quien extorsione, robe casa habitación o negocio”.

 Le comenté que esta frase, que me pareció importante, la había utilizado como ejemplo de que el problema de este país es la impunidad, subrayando de manera especial la cantidad de ingresos por robos y fraudes que han cometido los delincuentes de cuello blanco Rodolfo Franco Ramírez y Ma. del Refugio Martínez Guardado, “finas personas” harto conocidas que tienen un historial delictivo único en Aguascalientes: más de 60 denuncias, y tan sólo tres encarcelamientos para Rodolfo, que falsamente se ostenta como “ingeniero” y cero para Cuca, que también se ostenta falsamente como “licenciada”.

Le comenté que cómo era posible que bandidos como estos se sigan burlando de la ley y la justicia y las autoridades no hagan nada, por obligar a cumplir la ley.

¿De qué sirve entonces que se hagan leyes si los propios hacedores no les dan seguimiento? -Me contestó que ese no es problema: “Yo hago leyes y su cumplimiento ya no me corresponde a mí”, me contestó con cierto sorna, cinismo o ¿hipocresía? Le contesté que entonces sus leyes de nada sirven, pues eran pisoteadas por la delincuencia y los malos servidores públicos; pero reiteró que no su función era hacer leyes, mas no darles seguimiento.

Le recordé que todos los servidores públicos tienen el compromiso de hacerlo, ¿qué usted no exclamó “¡Sí, protesto!” cuando le preguntaron: “¿Protesta cumplir y hacer cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Senador de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión; y si asi no lo hiciere que la Nación me lo demande?”.

-Sí, pero –insistió– nosotros sólo hacemos leyes no…

-Senador, fíjese bien su compromiso que hizo con el país, con el pueblo: “Cumplir y hacer cumplir la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen...”.

 Sin embargo, el senador continuó sentado en su macho; ¿qué hacer? Todavía le solté: Mire, si yo, como ciudadano veo que una persona está cometiendo un robo, tengo el deber cívico de enfrentarlo y llamar a la policía para que lo detenga, de lo contrario me convertiría en cómplice, esto lo dice la propia ley.

Ya no dijo nada, y enfiló sus baterías contra “El Peje”, “que todo está haciendo mal, que era un inexperto, que no sabía gobernar y que bla, bla, bla…”.

Yo le contesté que López Obrador estaba haciendo bien la cosas, que estaba cumpliendo con su promesa de hacer un gobierno diferente, al que el PRIAN había hecho en casi 100 años.

Me reviró que “‘El Peje’ está regalando nuestro dinero”; le contesté que no, que estaba otorgando becas, créditos a la palabra, sueldos a jóvenes para que aprendan un oficio, y otros programas más para apoyarlos; que su compromiso fue y es claro: “Por el bien de México primero los pobres”.

¿Tiene caso, senador, criticar acremente todo lo que dice y haga “El Peje”? -Es que él cuando era opositor así lo hacía, entonces nosotros ahora estamos haciendo lo mismo que él nos hacía: criticarlo por todo, ah ¿verdad?”.

Desconocido, muy desconocido hallé a “Toño”, hablantín como el que más, como si “La Víbora” Morales lo estuviera asesorando, ya no es aquel alcalde tranquilo, no, ahora es un fajador de barrio, que tiene fija su mirada en Palacio de Gobierno: “O es la gubernatura, o nada”, me dijo en presencia de su hermano Leo y Roberto Amézquita en el restaurante “Anjelique”.

-Sus cuates dicen que se va de alcalde y que después a la gubernatura.

-No, yo de alcalde no regreso, voy por la gubernatura, reiteró.

Así más o menos –como dice Chayito– fue la plática entre un servidor y el hacedor de leyes que quiere ser el próximo gobernador de Aguascalientes, no importa que para las elecciones falten dos años y un cacho, no, Martín del Campo ya pintó su raya: es la gubernatura o nada.

Bueno, yo me pregunto: ¿qué no ha visto la popularidad y la capacidad, la sensibilidad política que tiene Tere Jiménez, su compañera de partido que arrasó en su reelección como presidenta municipal de Aguascalientes?

¡Cuidado!

P.D. No cabe duda de que a Toño se le están saliendo del caso las cabras.Hoy, pesqué una más de sus perlas que tanto se le extravían a la hora de la verdad.

Corre y se va: “Al país –dijo el buen Toño en entrevista con esta Casa Editorial– le afectan la corrupción y la impunidad, ojalá que realmente empecemos a combatirlos (sic), si lo logramos podremos tener otro país; realmente México es maravilloso por su gente, infraestructura, recursos naturales, tenemos todo pero muchas veces hemos tenido malos gobernantes, por lo tanto, eso es lo que ha afectado”.

Y sí, porque días después este hombre probo que dice luchar contra la corrupción y la impunidad, desde el Senado de la República, se encontró con “Robolfo” y ambos se fundieron en un abrazo.

¿Qué os parece el senador panista que está en lucha contra la corrupción y la impunidad?

¿AHORA SÍ ACTUÓ LA JUSTICIA?..

 La exregidora priísta Hazel Montejano García, fue vinculada a proceso por “millonario fraude, ejercicio indebido del servicio público y abuso de autoridad cometido”.

Esta es la historia resumida (no es albur).

El ayuntamiento de Aguascalientes le autorizó a Hazel Montejano la contratación de 28 “aviadores”, perdón 28 empleados para que la apoyaran en sus labores en la Comisión de Deportes.

Fue entonces que Hazel debió haber dicho: ¡Por fin la ‘robolución’ hizo justicia” y, como buena priísta, comenzó a tejer la tela de la corrupción.

A una de las contratadas la utilizó como sirvienta particular y la mandó a su casa a hacerle el aseo. A otro de los contratados lo mandó de guarura de su señor padre para que lo protegiera de la inseguridad.

A otro más lo puso al frente de su Facebook, y así fue acomodando a los restantes, fue entonces que urdió el más maquiavélico de sus planes: les recogió sus tarjetas de banco y mandaba a gente de su confianza a retirar los sueldos en los cajeros automáticos.

Ya con los billetes en su poder, les pagaba menos de lo destinado y se quedaba con la mayor parte: fue tan ambiciosa que hasta a su “pareja sentimental”, un tal José Iván Vicencio Ponce, le dio cran con parte de su sueldo.

Ayer fue la audiencia para que hiciera frente a la querella en su contra por haberse “rodolfeado”: 3 millones 702 mil 201 pesos 49 centavos.

“No hay problema –diría la pupila de Carlos Lozano de la Torre “El Patrón del Mal”– regreso los 49 centavos y ahí muere”.

Ni madres, le dijo el juzgador Alfredo Quiroz García, con fama de ser “juez de consigna” y ordenó: esta mujer va pa’dentro por tres meses mientras decido si continúa presa o le doy chance de que siga el proceso en libertad.

Así las cosas, la priísta Montejano está recluida en el Cereso Femenil desde ayer miércoles 15 de enero.

 LOS RENGLONES TORCIDOS DE LA LEY Y LA JUSTICIA...

 Recordará el lector que también la exregidora “independiente” Karla Cassio Madrazo hizo la misma treta que Hazel y les “rodolfeó” al municipio y a los “aviadores” una cantidad similar, sólo que a la esposa de Carlos Cea Caballero, le pidieron una fianza de 80 mil pesos y anda por todo Aguascalientes como china libre, ¿por qué la diferencia? Otro más: Francisco Chávez Rangel alias “El Chato”, acusado de “rodolfearle” al gobierno federal algo así como 400 millones de pesos, “no se lo pudieron demostrar” y el juez le dijo: “Vete y no peques más”.

Sin embargo, la ley y la justicia lo volvió a requerir porque por órdenes de su patrón, Carlos Lozano de la Torre, extendió al conocido abogado Juan Collado un cheque por 7 millones y feria de pesos, nada más por ser muy cuates, pero bajo el pretexto de que se le contrató para defender a “El Chato” del juicio de la “estafa maestra”, chamba de la que ni siquiera Collado – que hoy está preso acusado de lavar millones y millones de euros en España–, hizo un simple escrito.

Por este pecadillo, ordenado por “El Patrón del Mal”, “El Chato” libró la prisión al depositar una fianza de 50 mil pesos, ¿qué le parece al lector? Parejos los gallos, ¿verdad? No cabe duda de que la ley y la justicia en nuestro México lindo y herido, continúa de cabeza, pues en la 4T todavía el PRIAN dejó muchos rescoldos y así nomás no se puede, ¿no le parece, caro lector? ¿QUÉ PASÓ MI PILO? ¿Qué onda con usted?, ¿es cierto que anduvo con malas compañías y que una de ellas era el tal Genaro García Luna, finísima persona muy cercana al usurpador Felipe Calderón Hinojosa? Me resisto a creerlo, porque el tal Genaro está en una prisión de alta seguridad en New York, acusado de tener nexos con el Cártel de Sinaloa y “El Chapo” Guzmán, a los que les bajaba muy seguido varios millones de dolarucos, a cambio de protección e impunidad, desde que Chente Fox y el borrachín Calderón eran los precisos de este país, pero luego el copetón Peña lo detuvo en dos ocasiones y, antes de que nuevamente se fugara optó por regalárselo de cumpleaños a Donald Trump.

Me resisto a creer que usted Porfirio Javier Sanchez Mendoza “Pilo” anduvo en esas danzas, pero pues lo sacaron a balcón los del diario El Financiero, por culpa de esa mala compañía; sin embargo yo creo que es pecata minuta porque a usted nadie lo ha señalado como protector de mañosos, lo cañón, digo, yo, es que se le relacionara con cacos de altos vuelos como Felipe González González, capo máximo del Cártel del Abarrote, o con sus secuaces Robolfo y la Cucaracha gacha, entonces ahí sí usted perdería mi confianza y estima.

En fin, esos rumores son eso: rumores, y yo espero que no pasen de ahí.

 DE FELIPE A ENRIQUE...

 En Jalisco nuestro diario hermano Página 24 publica hoy jueves que el gobernador Enrique Alfaro Ramírez del partido político Movimiento Ciudadano (MC) acudió ante el Secretario de la Defensa Nacional, para solicitarle licencias de portación de armas para él y dos de sus colaboradores.

“El Pelón” Alfaro dice que la pistola que quiere adquirir es una .380 “para defensa y protección de mi persona, familia y bienes (sic)”.

Y más: “La inseguridad que vive actualmente la sociedad del estado de Jalisco y el resto de la República Mexicana –explicó– realmente es alarmante por el crecimiento de grupos delictivos dedicados al narcotráfico y el secuestro”.

Y más: En su solicitud, fechada el 8 de marzo de 2019 –cuatro meses después de asumir el cargo–, el gobernador Alfaro argumentó: “Las actividades políticas y situación económica que como actividades laborales realizo, a mi juicio me colocan como blanco rentable y vulnerable para ser objeto de algún atentado de secuestro o robo debido a los desplazamientos e inseguridad en las carreteras, ya que tengo la necesidad de circular por las mismas a varias ciudades de la República Mexicana, para realizar mis actividades laborales”.

Acompañaron la solicitud de licencia para portar armas un madral de “requisitos”: Comprobantes de domicilio, identificación con fotografía, acta de nacimiento, copia de la cartilla y cartas de trabajo, de no antecedentes penales y de modo honesto de vivir.

El secretario general de Gobierno, Juan Enrique Ibarra Pedroza, se encargó de elaborar la carta para el gobernador.

En ella expreso que conocía a Enrique Alfaro desde hace más de 15 años, “mostrándose como una persona de honradez, interés y disposición para desempeñar el cargo que se le encomienda (gobernador).

De “buena conducta, honradez, interés, además que se ha caracterizado por tener un modo honesto de vivir, que no consume drogas, enervantes o psicotrópicos”, etcétera.

Nomás faltó que a su foto le pusieran una estrellita de buena conducta.

¿Con qué intenciones haría esto “El Pelón” Alfaro? Tal vez quiera curarse en salud por las serias acusaciones que le han hecho periodistas sobre sus andanzas en el narco, como lo ha denunciado la escritora y periodista Anabel Hernández, ¿no le parece a usted?

RECUERDOS DE IPACARAÍ...

 Este caso me recuerda el del abarrotero de las nalgas al revés, cuando, siendo un simple mortal, de puño y letra del mafioso leguleyo Víctor Hugo Mercader Jurado, entonces director de la Policía Judicial del Estado, le extendió una licencia para portar un revólver, en el gobierno de Otto Granados Roldán.

¿De qué tenía miedo entonces el mortal abarrotero? De que una de sus víctimas, a la que le había estafado varios millones de pesos, le diera chicharrón, pues según él lo había amenazado de muerte, y temía se la hiciera efectiva.

¿Qué diferencia, verdad? El abarrotero obtiene licencia para portar su arma porque Víctor Hugo le dio una credencial firmado por él, en la que dice que el abarrotero era su ayudante, mientras Alfaro tuvo que cumplir los excesivos requerimientos que conlleva llevar una pistola consigo.

Esta obra de “caridad” de Mercader para con FeliPillo tuvo su recompensa años después, pues ya como gobernador, le volvió a dar el cargo de director de la Policía Judicial del Estado.

Años después, cuando publicamos la fotografía con su pistola al cinto en el momento en que Jaime del Conde y Juan Antonio Martín del Campo le levantaban los brazos en señal de triunfo como senador de la república, se armó el gran escándalo porque esa foto que luego reprodujeron Reforma, Mural y El Norte con nuestra autorización, dio la vuelta al mundo: “Felipe Pistolas”, lo bautizaron.

Días después, el de las nalgas al revés presumía su licencia para portar armas.

Para él fue muy fácil obtenerla sólo por el hecho de ser legislador federal, ¿ve usted la diferencia de un gobernador a otro? O el tráfico de influencias que hizo el tristemente célebre Mercader Jurado, siendo un simple director de policía? Claro que estuvo mal hecho lo que hizo “El Chorizo” porque si le hubieran hecho a Felipe González, los exámenes que hoy se necesitan para obtener una licencia de portación de armas, se hubieran dado color de que el abarrotero es un psicópata muy peligroso, como lo ha demostrado a través de los años.

 Y CON ESTA ME DESPIDO...

A propósito del abarrotero: el jefe del Cártel del Abarrote y sus testaferros, andan comentando en todo Aguascalientes que tengo contados mis días.

Que ya está lista la mazmorra en que me Felipe Muñoz Vázquez me va a refundir en Puente Grande, Jalisco, de la que saldré sólo con los pies por delante, y que, en caso de que no sea así, mi final será más cañón todavía: me partirá en cachitos y los meterá en una bolsa negra de plástico con una cartulina que dirá: “¡Por no dejarse robar sus periódicos!”: Felipe González González, capo del Cártel del Abarrote.

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 16).

Publicado en: Página 24

Comparta este material en