La Columna del Diablito

Francisco Chávez Rangel “El Chato” ...lo saló “La Víbora” Morales...

Francisco Chávez Rangel “El Chato”
…lo saló “La Víbora” Morales…

UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
PACO “EL CHATO” Y “LA VÍBORA MORALES”

“No he conocido en toda mi vida a una persona más honesta, preparada y trabajadora como tú; estoy seguro que serás un buen presidente municipal, el mejor de todos los que ha habido en Aguascalientes”, alababa el locuaz locutor José Luis “La Víbora” Morales Peña a su distinguido cliente Francisco Chávez Rangel “El Chato”, candidato del PRI-Gobierno a la alcaldía de la capital del estado 2013- 2016.

Fueron cántaros de miel los que todos los días la truculenta y arrastrada “Víbora” Morales derramaba sobre la humanidad del hijo putativo de Carlos Lozano de la Torre “El Patrón del Mal”, a cambio, se dijo insistentemente, “de 10 millones de pesos en efectivo, salidos de las arcas de Gobierno del Estado”, aunque no falta quien asegura que fueron producto de la “Estafa Maestra” del IEA con aquella compra de computadoras por 400 millones de pesos que sigue impune.

¿Qué eran entonces 10 millones miserables pesos para un estado como el de Aguascalientes que tenía en ese año un presupuesto de egresos del Gobierno priísta de Enrique Peña Nieto, que rondaba en los 25 mil y tantos millones de pesos para ese 2013? Nada, absolutamente nada: ni tan siquiera una pellizcadita.

José Luis “La Víbora” Morales Peña ...cambio de piel...

José Luis “La Víbora” Morales Peña
…cambio de piel…

Porque además “El Patrón del Mal” estaba empecinado en que su “bebé”, que “cantaba como Juan Gabriel”, arribara a Palacio Municipal para abarcar todas las corruptelas y negocios mal habidos y por haber de un estado al cual “El Gringo” –como también solían decirle a Carlos Lozano en la Conago (Conferencia Nacional de Gobernadores)– bautizó como “El Pequeño Gigante”.

Pero pronto “El Patrón del Mal” y sus asesores electorales y gente de confianza se dieron cuenta que su candidato no sólo estaba “Chato” en lo física, sino en las preferencias electorales.

Y que nada tenía qué hacer ante un panismo volcado en la figura de Juan Antonio Martín del Campo, que venía de una victoria interna arrolladora, dónde humilló a la vaca sagrada del blanquiazul que era el abarrotero Felipe González González, quien lloró amargamente no sólo su derrota, sino también la de su junior Felipe González Ramírez, que tiempo después terminaría colgándose de un árbol por supuestos “problemas económicos que no quiso dirimirlos con su autoritario padre, para quien acumular riqueza era, y es, más que una religión”.

Pero las carretillas de dinero inyectadas a la campaña de “El Chato” eran tan copiosas como desesperadas.

“El Patrón del Mal” no podía darse el lujo de que su hijo putativo, perdiera la alcaldía y menos por la falta de dinero, así es la inversión era escandalosa: el rostro de “El Chato” se veía hasta en la sopa.

Para Jorge López Martín, apodado “El Camorras”, el despilfarro de decenas de millones de pesos para intentar levantar a un alicaído Paco Chávez Rangel, no pasó desapercibido, y denunció públicamente un “financiamien-to escandalosamente ilícito”.

Fue entonces que de inmediato el perverso torturador y fabricante de delincuentes, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, procurador general de Justicia del estado y discípulo preferido del gobernador Carlos Lozano, entró en acción y él sí –sin decir el nombre–, denunció penal y mediáticamente a Juan Antonio Martín del Campo de estar financiado su campaña con dinero del cártel de “La Familia Michoacana”.

En conferencia de prensa, a finales de junio de esa 2013, Muñoz Vázquez denunció que en una narcocasa, donde al exterior colgaba una manta del candidato a la alcaldía y Sylvia Garfias, candidata a diputada local, encontraron propaganda electoral: folletos y comprobantes de camisetas, gorras y otros financiados por el cártel de “La Familia Michoacana”.

Para corroborar su denuncia, Felipe de Jesús invitó a los reporteros asistentes a esa conferencia de prensa a visitar la “narcocasa” de “La Familia Michoacana”, pero el llamado “Procurador de Hierro” no sólo se llevó el chasco de su vida, pues lo que ahí había era, en su mayoría, propaganda electoral… ¡del PRI! Así las cosas, el escándalo fue a nivel nacional y los momios en favor de Martín del Campo mejoraron, y Felipe de Jesús fue severamente cuestionado en todo el país, por semejante pifia.

Por la noche, hasta mentadas de madre le llovieron en Casa de Gobierno: “la cagada había contaminado el ambiente electoral y en el PRI la zurrada era de miedo”.

No obstante “La Víbora” Morales se seguía rasgando las vestiduras a favor de “El Chato” y desde su cabina de locutor, llamaba a sus “cinco millones de radioescuchas: Créame –gritaba al aire– Paco Chávez es el hombre más educado, preparado, honesto y trabajador que yo he conocido en mi vida”, me cae, nadie mejor que él para ser el próximo presidente municipal de Aguascalientes, habrá más inversión, más y mejores trabajos y, claro, mejor pagados”.

“Y es que él –insistía ‘La Víbora’–, no es político, quiere ser alcalde para pagarle a la gente de Aguascalientes, lo que está gente ha hecho por él, él quiere más a Aguascalientes que a su propia tierra, Nuevo León”, lo ensalzaba.

 “TOÑO Y SU ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO”...

 Y se lanzaba duro contra Martín del Campo: “En cambio, Toño Martín del Campo, es una gente corrupta, que tienen gasolineras, taxis, muchas propiedades, ¿pues quién pompó?”, vomitaba su veneno.

Juan Antonio Martín del Campo ...“La Víbora” le echó mucha caca...

Juan Antonio Martín del Campo
…“La Víbora” le echó mucha caca…

Las veces que “La Víbora” invitó a cabina a Martín del Campo en campaña, era para ponerlo en evidencia, incluso en una ocasión intentó hacerlo sándwich: lo puso en medio de Paco Chávez y José Luis Novales (expanista) y también candidato, por el partido naranja, a la codiciada alcaldía, que tenía un presupuesto de alrededor de 3 mil millones de pesos: el plan “era apabullarlo, ridiculizarlo”, no lo lograron.

No obstante el peligroso veneno que “La Víbora” lanzaba al aire cotidianamente en contra de Toño, éste salió airoso y, llegado el día, todavía el PRI le apostaba a sus mapaches, ratones locos… y, por supuesto, a “La Víbora” Morales que siempre adelantó el triunfo de “¡el hombre más preparado, honesto, trabajador que he conocido en toda mi vida: Paco Chávez!”.

En el PRI, las porras a “El Chato” eran abrumadoras: “¡A la bio, a la bao, a la bim bom ba, Paco, Paco, ra ra ra!”, y “La Víbora”, enroscada en el micrófono de papi, no paraba en elogios para “El Chato”, el “seguro triunfador”, se desgañitaba.

Y en Casa de Gobierno, “El Patrón del Mal”, alentado por su asesor electoral, Carlos Penna Charolet “El Pingüino”, celebraba el anticipado triunfo con güiscazos y pericazos: “Todo Aguascalientes en mis manos”, se repetía una y otra vez.

Pero conforme pasaban los minutos, la euforia priísta se iba apagando poco a poco: los mariachis callaron, las porras también y al oscurecer el PRI-gobierno-“ Víbora” Morales, lloraron en su noche triste.

Sylvia Garfias Cedillo ...“¡nos los chingamos!”...

Sylvia Garfias Cedillo
…“¡nos los chingamos!”…

En el PAN todo era felicidad: “¡Nos los chingamos!”, gritaba a todo pulmón “La Pelangocha” Sylvia Garfias, segura diputada local. Y sí, el triunfo de Toño contra Paco Chávez fue claro y contundente. La derrota de “El Chato” agrió todavía más el carácter rancio de “El Gringo”.

 “¡CHINGUE A SU MADRE CARLOS LOZANO!”...

 “El Patrón del Mal”, en un partido de beisbol, en el estadio Romo Chávez, el público le lanzó severas mentadas de madre, acompañadas con una rechifla generalizada: “¡Fifí fififi..!”, encolerizado, Carlos se le fue encima a Toño: “¡Tú me los echaste encima, cabrón!”, bufó encolerizado, contra el flamante alcalde.

Carlos Lozano de la Torre ...la derrota de su hijo putativo...

Carlos Lozano de la Torre
…la derrota de su hijo putativo…

Sin embargo, a poco las asperezas entre Carlos y Toño se fueron limando, pero cuando “El Patrón del Mal” sentía que su autoridad era rebasada por el alcalde de Aguascalientes, como en aquel septiembre de 2015, en voz del entonces fiscal general del estado, Óscar Fidel González Mendívil, le manda vía medios de comunicación, la siguiente amenaza a Toño: “El caso de la narcocasa ya lo tiene la Seido”.

Y Toño siempre fue prudente para no provocar más la furia del “Patrón del Mal”, pues sabía y sabe muy bien de lo que era y es capaz de hacer Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, el rabioso perro fiel de Lozano de la Torre, quien a cualquier orden de su amo lanza dentelladas, que pueden llegar a ser mortales.

 BOTON DE MUESTRA...

 Y en la mente de Martín del Campo siempre ha anidado el sospechoso y extraño intento de asesinar a su hermano Leobardo a balazos, cuando éste llegaba a su casa en aquel 2013: “Nadie dudó que el cobarde atentado contra la vida de su carnal, era obra del psicópata torturador”, a quien tanto defendió el entonces presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) Jesús Eduardo Martín Jáuregui, quien en un alarde de agachismo, escribió que Muñoz Vázquez “es inocente de los casos de tortura que le achacan”.

 CUANDO LAS VÍBORAS CAMBIAN DE PIEL...

 Ya derrotado el maestro, “La Víbora” Morales dejó de mencionar a su excliente Francisco Chávez Rangel “El Chato”, quien por semanas se dedicó a rumiar su aplastante derrota.

Toño, pues, era el político del año y así lo veía “La Víbora” quien de un día para otro comenzó a hablarle al oído: “Mi Toño, eres un hombre honesto, trabajador y cumplidor, por eso la gente está contigo”.

Poco después lo enfrentó a Martín Orozco: “Tú tienes más méritos que Martín para ser candidato del PAN a gobernador del Aguascalientes, enfrentarías a Lorena”.

Lorena Martínez Rodríguez ...otra víctima de “La Víbora”...

Lorena Martínez Rodríguez
…otra víctima de “La Víbora”…

Toño pinta para ser el mejor alcalde que ha tenido Aguascalientes”, y los chorros de miel, que antes fueron de hiel venenosa, han estado presentes en los últimos años.

Finalmente Toño no fue candidato a gobernador, sino Martín Orozco, quien derrotó a Lorena Martínez Rodríguez: “No sé qué tengo que todos mis candidatos pierden, estoy re’salao”, ha dicho fuerte y quedito “La Víbora”.

Martín Orozco Sandoval apenas entró a la mitad de su camino, sin embargo los suspirantes del PAN están deseosos de que ya lleguen las elecciones para sucederlo.

Son dos panistas los que trabajan y piensan en la sucesión de 2022: Tere Jiménez Esquivel y Juan Antonio Martín del Campo.

Teresa Jiménez Esquivel ...mejor, así no la salará...

Teresa Jiménez Esquivel
…mejor, así no la salará…

Y en los últimos tres años “La Víbora” Morales ha tomado partido por Tere Jiménez Esquivel, y la ha estado cubriendo de empalagosa miel, “porque ella es lo mejor que tiene el PAN, un partido donde todos son corruptos y se cogen unos a otros, tienen amantes y las hacen senadoras o diputadas, son un asco de personas, son de lo peor, hipócritas, basuras”, dice un día y otro también, el locuaz locutor que se cree “periodista”.

“El jefe de todos los panistas –chilla “La Víbora”– es Chema de la Torre que ni obispo es, bueno, vive como rey bebiendo y comiendo de lo mejor, hasta angulas, pero mejor debería de comer tripas, es gente de lo peor, él es el culpable de que haya perdido la gubernatura la lesbiana Lorena, bla, bla bla bla…”.

Tere va a ser la proxima gobernadora, ya lo van a ver, el tiempo pone a cada quién, en su lugar, bla, bla bla…”.

Sin embargo, de unos días para acá “La Víbora” Morales le echa porras al senador: “Toño, con la mano en la cintura, ganaría la interna y después la gubernatura del estado sin ningún pedo, se los aseguro”, les dice a sus canchanchanes.

-No te creas, José Luis, al interior del PAN, Tere tiene más adeptos, más gente que Toño.

Sin embargo, “La Víbora” ya cambió de piel y los calla: “Eso se arregla con unos centavos”, vaticina.

 Y CON ESTA ME DESPIDO...

 “La Víbora” Morales anda feliz, feliz, feliz y desde hace días viene esparciendo el rumor de que sus “odiados enemigos”: Enrique Morán Faz, secretario general de gobierno, “se va a ir a la chingada”.

Que Jorge López Martín, presidente del Patronato de la Feria Nacional de San Marcos “también se va a ir a la chingada”.

Y que Manuel Appendini Carrera, “gracias a mi padre Dios, también se va a ir a la chingada”.

Así anda “La Víbora” chillando en estos últimos días del año.

¡Cuidado!

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 26).

Publicado en: Página 24

Comparta este material en