Aumenta el Número de Pacientes con Hígado Graso en Aguascalientes: Guadalupe Macías

Debido a los Malos Hábitos de Alimentación

Por Benny Díaz

Es vital que la sociedad tome conciencia de lo grave que es tener sobrepeso u obesidad (Foto: Archivo/ Mario Jasso/ Cuartoscuro)

Es vital que la sociedad tome conciencia de lo grave que es tener sobrepeso u obesidad (Foto: Archivo/ Mario Jasso/ Cuartoscuro)

Al igual que la diabetes mellitus y la hipertensión, que son enfermedades que cada día se diagnostican a personas que tienen sobrepeso u obesidad; aumenta el número de pacientes con hígado graso, término que hasta hace unos años era poco conocido y que ahora cobra fuerza debido a los malos hábitos de alimentación de los aguascalentenses.

Así lo dio a conocer María Guadalupe Macías de Lira, nutrióloga del DIF Estatal en entrevista con Página 24.

“La enfermedad se caracteriza por acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas (hepatocitos). El alcohol es una causa frecuente y es un factor que siempre debe considerarse en un paciente con hígado graso; aunque también hay quienes la padecen sin que sean bebedores, ni siquiera sociales, pero sí consumen otro tipo de alimentos que son una bomba para la acumulación de grasa que provoca la inflamación hepática, provocando daño crónico”, dijo.

Es por eso que en todo el sector salud no sólo se hace campaña para que la gente tome conciencia de lo importante que es mantener un peso ideal de acuerdo a su complexión, estatura y edad.

Las personas que padecen hígado graso sufren graves lesiones inducidas por el alcohol y alteraciones en el metabolismo y un incremento en el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Macías de Lira manifestó que la enfermedad de hígado graso prácticamente se descubrió hace seis décadas, pero fue hasta hace 30 años que comenzaron a presentarse pacientes con dicha sintomatología y ahora ya es casi una pandemia a consecuencia de la obesidad y el alcoholismo.

Es precisamente en la sociedad occidental donde se presenta este cuadro, ya que por la cultura de comer alimentos ricos en grasa es donde se desarrolla; además de que ésta también forma parte del “efecto dominó” que se presenta en los diabéticos, ya que empieza a fallar un órgano y por consecuencia todos los demás, lo que desencadena la muerte.

Es por eso, dijo que es vital que la sociedad tome conciencia de lo grave que es tener sobrepeso u obesidad; más terrible aún es que seis de cada 10 niños son obesos y los padres de familia no ponen remedio alguno.

Manifestó que llevar una dieta saludable, rica en vitaminas y minerales, con cantidades suficientes de proteínas y carbohidratos; además del ejercicio diario, hace que la persona se mantenga saludable.

Lo lamentable –señaló– es que actualmente hay miles de personas que ya la tienen y no lo saben porque no acuden a que les hagan análisis periódicamente y no aceptan o no les interesa mantenerse saludables y en el peso ideal, de ahí que la obesidad junto con todas sus consecuencias sea la enfermedad del siglo y cobre más víctimas que el cáncer, porque éste, si se detecta a tiempo, es curable; en cambio las crónico degenerativas, no.

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: