Aguascalientes Forma Parte de un Corredor de Trata de Personas: Violeta Sabás Díaz de León

“La Fiscalía Debe Eficientar la Búsqueda de Personas Desaparecidas”

Por Gabriel Soriano

Violeta Sabás Díaz de León, coordinadora del OVSGA (Foto: Eddylberto Luévano Santillán)

Violeta Sabás Díaz de León, coordinadora del OVSGA (Foto: Eddylberto Luévano Santillán)

“El problema de trata de personas sí existe”, aseguró la coordinadora del Observatorio de Violencia Social y de Género de Aguascalientes (OVSGA), Violeta Sabás Díaz de León.

“Incluso Aguascalientes es corredor de trata de personas, desde Querétaro, Guanajuato, Aguascalientes, Zacatecas; y luego suben hacia el Norte, Tijuana y Tamaulipas, que es donde se concentra toda la trata de personas. Son problemáticas que existen y que es necesario una estrategia urgente para poder prevenir esto”, agregó.

En ese sentido, señaló que fue hasta hace poco cuando se aceptó que había un problema de trata de personas, pues se estigmatizaba mucho el tema y se maquillaban las cifras.

“Hace cuatro o cinco años no se hablaba de las personas desaparecidas. Decían ‘aquí no desaparecen, son muchachitas que se van con el novio y regresan’, esa era la visión que se tenía”.

Fue hasta después cuando se detectó que tan sólo en los últimos años, había más de 200 carpetas de investigación abiertas por desaparición; en total suman más de mil 900 carpetas, algunas desde la década de los noventa.

Bajo ese contexto, el OVSGA exigió que se eficienten los protocolos para personas desaparecidas y que se atiendan todos los reportes a la brevedad.

Aunque hay estadísticas poco claras en torno al tema, se calcula que tres de cada 10 personas que desaparecen son adolescentes menores de 18 años.

“La mayoría de las veces son víctimas de trata, son obligadas a prostituirse. Es parte de una violencia estructural que vivimos, cultural incluso, en donde dicen ‘es que la enamoró’, pero la realidad es que no la enamoró, es un delito. En muchas ocasiones se las llevan personas de 30 o 40 años y las obligan a prostituirse”, comentó Violeta Sabás.

Reiteró que a pesar de que se conoce dicha problemática, la Fiscalía General del Estado no actualiza los protocolos de personas desaparecidas, e inclusive se tardan más de lo debido para activar el protocolo; además se les da poca difusión a los boletines, los cuales sí han ayudado a localizar personas.

“No nada más es lanzar el boletín por redes sociales, que empiecen a circular los oficios de colaboración que son indispensables, sino que haya esta transversalización. Si desaparece una persona, que la Fiscalía se comunique con Seguridad Pública para implementar un protocolo de búsqueda, un patrullaje. Se tienen que comunicar con centrales de autobuses, con el aeropuerto, con las casetas a las afuera de la ciudad; es como blindar que esta persona no pueda salir del estado y no se hace”, finalizó.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: