Desaparece Estudiante en Jalisco

Exigen a las Autoridades su Aparición con Vida

Adrián Ponce Morales, de 20 años, desapareció desde el 31 de julio; FEU advierte marchas si no aparece

Por Gloria Reza

Adrián Ponce Morales estudia Negocios Internacionales/Foto: Toamada de @periodismocuci

Adrián Ponce Morales estudia Negocios Internacionales/Foto: Toamada de @periodismocuci

Ocotlan, Jal. (apro).- El presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), Jesús Medina Varela, exigió a las autoridades estatales la apa­rición con vida de Adrián Ponce Morales, de 20 años, estudiante del Centro Univer­sitario de la Ciénega (CUCI) Ocotlán, que desapareció desde el 31 de julio.

También pidió que no se revictimice a la familia del alumno de la licenciatura de Negocios Internacionales de la Universidad de Guadalaja­ra (UdeG), y anunció que el próximo lunes, sino encuen­tran a Adrián, habrá en el municipio de la Ciénega, una marcha a las 9:30 horas para exigir seguridad a la comuni­dad estudiantil de Ocotlán.

El líder de la FEU lamentó que Jalisco ocupe el segundo lugar en desapariciones al su­mar 7 mil 504; recordó que, en 2018, el estado solo ad­mitía que había 3 mil casos, cuando en realidad eran más del doble.

En la entidad, dijo, son 30 municipios los que con­centran el mayor número de desaparecidos, en especial los del área metropolitana de Guadalajara, y las cabeceras regionales.

“En los primeros siete meses del año se han abierto 1267 carpetas de investiga­ción por homicidios dolosos en el estado. Esto quiere decir que en promedio, en Jalisco se abre una carpeta de inves­tigación cada ocho horas de una persona desaparecida, y cada dos horas con 40 minu­tos, de una persona asesinada en este estado”, apuntó.

Añadió que cada desapa­recido tiene un nombre y una historia vida, mientras que su familia atraviesa por un sen­dero de sufrimiento. “Con esto queda exhibida otra vez la vulnerabilidad y la ausen­cia del estado para garantizar la seguridad de nuestros jóve­nes”, apuntó.

En 2018, y lo que va de este año, de acuerdo con Je­sús Medina han desapareci­do cuatro estudiantes de la Universidad de Guadalajara, pero dentro las investgacio­nes que realiza la Fiscalía de Desaparecidos ninguna muestra avance.

A la vez denunció que ha recibido decenas de reportes de presuntas desapariciones de estudiantes, que en reali­dad son extorsiones, por las que se han pagado hasta diez mil pesos.

“Separan al estudiante, todo lo hacen vía telefónica, y al parecer las llamadas vienen de otro estado (…) cuando te­nemos un caso de este tipo rápidamente seguridad uni­versitaria se dirige a la fisca­lía, se detectan las llamadas, y los geolocalizamos a los compañeros (…) a muchos los hemos encontrado en mo­teles (…) por la extorsión se aislaron, uno o dos días bajo amenaza”, explicó.

Previo a la rueda de pren­sa que se realizó en la glorie­ta Niños Héroes, rebautizada como “de las y los desapare­cidos”, Jesús Medina llamó la Fiscal Especializada en Per­sonas Desaparecidas, Blanca Trujillo, para informarle que de acuerdo a la “sábana” del número celular de Adrián, el joven originario de Santa María del Valle, recorrió las poblaciones de San Miguel, Teocaltiche, y Mexticacán, y que no hay indicios de que fuera víctima de “un levantón”.

Además, le comentó que a partir hoy, la policía investi­gadora se presentó en los mu­nicipios en que estuvo Adrián previo a su desaparición.

Tres días después de que ya no se supo del paradero de Adrián, su hermana presentó una denuncia formal ante la Fiscalía. “Pensaban que iba a regresar, por eso la hermana que vive en Guanajuato tuvo que hacer la denuncia aquí en Jalisco, en Guadalajara”, refi­rió Medina.

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: