La Fórmula es Sencilla, Vamos a Acabar con la Corrupción e Impunidad: Obrador

“Vamos a Cumplir Todos los Compromisos”

*”El que Robe al Pueblo irá a la Cárcel, ya no Saldrá Libre Pagando Fianza”

Por Benny Díaz

Andrés Manuel López Obrador prometió a los aguascalentenses que no les va a fallar y que cumplirá con todo lo prometido (Fotos: Juan Fernando Reyes Ortega)

Andrés Manuel López Obrador prometió a los aguascalentenses que no les va a fallar y que cumplirá con todo lo prometido (Foto: Juan Fernando Reyes Ortega)

Fue una tarde calurosa y en la Plaza del Mueble de Jesús María se sentían varios grados más de temperatura que los 31 que marcaba el termómetro en la calle; era como “efecto invernadero”. Los Servidores de la Nación no se daban abasto repartiendo botellas con agua al tiempo, por lo menos para evitar la deshidratación.

Miles de personas llegaron a ocupar sus lugares, no hubo clase VIP para funcionarios, empresarios y el pueblo, donde les tocara ahí se sentaban, por primera vez estuvieron hombro con hombro los que gobiernan con los gobernados. En el sonido local se escuchaban sones jarochos para hacer “tiempo” en lo que llegaba el presidente.

En esta ocasión todo estuvo perfectamente organizado para el acceso, tanto para la gente como para los medios de comunicación: del lado derecho la prensa local y del izquierdo la nacional… y los de Jesús María.

Pasadas las 4:30 de la tarde, Aldo Ruiz Sánchez, el representante del Gobierno de México, se dirigió hacia la salida de la Plaza del Mueble, signo inequívoco de que el presidente de la República estaba por arribar.

En el templete se acomodaron los invitados especiales: beneficiarios de los programas sociales, el senador Daniel Gutiérrez Castorena y nadie más.

Pasaron más de 15 minutos mientras la música jarocha seguía sonando, y la expectación aumentaba conforme pasaba el tiempo. De pronto la gente comenzó a aplaudir y a gritar: “¡Martín!, ¡Martín!”.

Iba primero el gobernador saludando a los asistentes, acompañado de dos personas que lo “vigilaban”. Unos pasos atrás Andrés Manuel López Obrador era “acaparado” por todo aquél que lograba saludarlo y hasta tomarse la “selfie” del recuerdo.

Por fin llegaron hasta el templete en donde ocuparon sus lugares; también había uno destinado para María Luisa Alborez González, la secretaria del Bienestar. Nadie supo por donde llegó el alcalde Noel Mata, quien también se sentó. Así comenzó el acto protocolario. Aldo Ruiz Sánchez ya no se vio ni tampoco nadie de Morena.

El presidente había advertido que no quería a ninguno de los dirigentes del partido, excandidatos ni demás “aduladores” por ahí, porque “no es su estilo”.

 Gritos de Apoyo

Contrario a lo que algunos esperaban, cuando el gobernador Martín Orozco Sandoval hizo uso de la palabra para dar la bienvenida a AMLO no hubo rechifla; intento sí, pero fueron más los gritos de apoyo y terminó por “echarse a todos a la bolsa”, destacó.

AMLO reiteró su compromiso de no gobernar con lujos y que nadie, absolutamente nadie en el país, puede ganar más que él, quien percibe al mes 108 mil pesos (Fotos: Eddylberto Luévano Santillán)

AMLO reiteró su compromiso de no gobernar con lujos y que nadie, absolutamente nadie en el país, puede ganar más que él, quien percibe al mes 108 mil pesos (Foto: Eddylberto Luévano Santillán)

“Bienvenido a Aguascalientes, que es un estado de trabajo, esfuerzo, crecimiento y unidad. Sabemos que se están tomando decisiones trascendentales para México y son momentos complejos. Por lo ocurrido con Estados Unidos tenemos que estar más en unidad y trabajar juntos, apoyar al presidente, y Aguascalientes está con usted, porque México tiene que seguir teniendo impulso y hay que saber tender la mano.

“Estos jóvenes que hoy tienen un mejor futuro con el regalo que les trae, ya no hay pretexto para que no sigan estudiando y prepararse para ser competitivos, que es lo que Aguascalientes requiere. Se tiene demostrado que es un estado que crece. Estamos en primer lugar en condición para hacer negocio, segundo en seguridad, cuarto en empleos y esto se lo debemos a la gente que trabaja, no al Gobierno, ustedes que trabajan y luchan día a día, por eso, sin duda, de la mano de Andrés Manuel López Obrador, vamos a salir. No se olvide de Aguascalientes, porque Aguascalientes no se va a olvidar de usted”.

Con esas palabras el mandatario estatal se ganó carretadas de aplausos y hasta los que minutos antes intentaron hacer rechifla, en esta ocasión, le prodigaron su reconocimiento.

Entonces fue María Luisa Alborez González quien dirigió unas palabras anunciado los apoyos de la Cuarta Transformación: “Este Gobierno arropa a los mexicanos que más lo necesitan, ¿y quiénes son?, adultos mayores, indígenas, campesinos, personas con discapacidad, madres que trabajan y migrantes”.

Anunció que 74 mil adultos mayores de Aguascalientes recibirán una pensión bimestral de dos mil 550 pesos, igual que personas con discapacidad, sean niños o jóvenes; “con lo que mostramos al mundo que la principal riqueza de los mexicanos es el trabajo, y ese lo hacemos por nuestras familias, para tener una vida digna”.

Inmediatamente después se entregó los apoyos a las personas que fueron seleccionadas para recibirlo.

 Sí hay Recursos Para Programas

Entonces llegó el momento que todos esperaban: la intervención de Andrés Manuel López Obrador, quien dijo: “Tenemos seis meses y unos días en el Gobierno y hemos empezado a cumplir compromisos, y no vamos a quedarles a deber nada, nos vamos a poner al corriente”.

Los gritos de apoyo y los aplausos no se hicieron esperar.

“Vamos a cumplir –continuó– todos los compromisos, porque no puedo hablar de esta manera, no sólo por mis convicciones de honestidad, que es lo que más estimo, es puedo hablar de esta manera, no sólo por mis convicciones de honestidad, que es lo que más estimo, es importante en mi vida y no podría decir mentiras, no sólo es eso, sí se puede, sí hay forma de mejorar las condiciones de vida y trabajo de nuestro pueblo y sacar a los mexicanos de la pobreza y marginación”.

La gente escuchaba con atención al presidente, quien prosiguió: “La fórmula es sencilla, tampoco está tan complicada, y lo he dicho durante mucho tiempo, consiste en acabar con la corrupción y la impunidad, eso es todo. ¡Vamos a acabar con eso, me canso ganso!”.

Y la carretada de aplausos no se hizo esperar. Unos minutos de respiro para el presidente de la nación, quien aprovechó para secarse el sudor.

“Y por eso nos va a alcanzar el presupuesto. No hace falta aumentar impuestos, crear nuevos, tampoco gasolinazos, endeudar el país… es sólo acabar con la corrupción y que no haya lujos en el Gobierno, no puede existir un Gobierno rico con un pueblo pobre”.

Luego contó cómo comenzó a “limpiar” de “arriba para abajo” todo el cochinero que encontró cuando tomó las riendas del país y su lucha contra el huachicoleo, de la que afirmó: “El año pasado robaron como 65 mil millones de pesos, eran 800 pipas diarias y se tenía hasta contabilizado ese robo y no se hacía nada.

Claro que se sabía y abrieron sistemas de monitoreo en los ductos para saber cuándo bajaba la presión y era porque había una toma clandestina y se estaba ordeñando y robando el combustible.

Sonaba una alarma, pero podía estar sonando todo el día y nadie hacia nada, porque había complicidad, hasta que dijimo: ‘se acabó’, ni arriba ni abajo el huachicol y vamos a poner orden”.

Reconoció que no fue fácil y que los contrarios quisieron “jugar vencidas” y hubo sabotaje, rompieron ductos, pero se resistió a todo eso. Agradeció a la gente que apoyó cuando hubo desabasto y tuvieron que formarse por horas y días para poder obtener combustible.

“Ya no se roban esas 800 pipas. Todavía hay (robos), pero son 40, y si seguimos así, ¿cuánto nos vamos a ahorrar?, nada menos que 50 mil millones de pesos”.

También dijo que otra forma que tiene para obtener los recursos que se requieren para ayudar a la gente es que “los de arriba, a los que se les condonaban los impuestos, ahora los paguen, se les acabaron los privilegios”.

Además reiteró su compromiso de no gobernar con lujos y que nadie, absolutamente nadie en el país, puede ganar más que él, quien percibe al mes 108 mil pesos.

 Un Palacio Para los Cielos

López Obrador criticó también el avión presidencial.

“Imagínense que yo me iba a subir a un avión que compraron para 280 pasajeros. Un palacio para los cielos, con alcoba, restaurante… habiendo tanta pobreza. Era una vergüenza usarlo, hubiera sido humillar a nuestro pueblo, un acto indigno”.

Y remató asegurando que ya lo van a comprar en California y que también están a la venta aviones y helicópteros que eran usados por altos funcionarios públicos.

“También se acabó la pensión para los expresidentes. Eran cinco millones de pesos mensuales. Ya no hay atención médica privada para altos funcionarios, porque costaba seis mil millones de pesos y se hacían cirugías plásticas, se estiraban a costillas del erario”.

Hizo hincapie en que ahora el delito de robo es grave y quien robe “va a la cárcel, y ya no puede salir libre pagando una fianza”.

Andrés Manuel López Obrador mantuvo la atención de la gente y más cuando dijo: “La corrupción es el cáncer que estaba acabando con el país, nada daña más que la corrupción política”.

Habló entonces de las becas para adultos mayores, discapacitados, los créditos a la palabra, los apoyos al campo con los créditos de garantía y adelantó que va a impulsar la economía “de abajo para arriba” con las tandas, que no son otra cosa que préstamos a la palabra para quienes se buscan la vida a través del comercio.

“Se comenzará otorgando seis o 10 mil pesos. No se cobrarán intereses y, como creemos en que la gente es honesta, nada de que llevan la escritura de su casa en garantía. Hasta los tres meses comenzarán a pagar 500 pesos al mes; y cuando terminen, de inmediato, se les entrega otro crédito por 15 mil; y cuando lo paguen, uno más por 20 mil”.

Además habrá becas desde preescolar a secundaria para niños de familias de escasos recursos, para todos los estudiantes de bachillerato, los universitarios de escasos recursos, para que terminen su carrera y, sobre todo, a aquellos jóvenes de entre 18 y 29 años que no estudian ni trabajan se les dará tres mil 600 mensuales mientras aprenden un oficio o se les prepara para que obtengan experiencia en su profesión.

 Sistema de Salud Integral

Andrés Manuel López Obrador abordó el tema de la salud, ese que tantos dolores de cabeza ha dado y que según el gobernador puede afectar muy seriamente por el déficit que hay en ese sector.

El presidente no lo ve así y aseguró que habrá atención médica para todos y “medicamentos gratis, no sólo los del llamado cuadro básico, sino todos”.

Aseguró que el desabasto actual es “porque se robaban el dinero para comprar las medicinas”.

Para concluir dijo que ayer en la mañana anunció que el Infonavit se va a reestructurar en tres fases: el crédito, a quienes hayan pagado por muchos años se les entregarán sus escrituras y los abogados que antes sacaban de sus hogares a las personas “ya no lo podrán hacer más”.

Luego López Obrador soltó un: “Me pueden llamar Peje, pero no soy lagarto”, y los aplausos se prolongaron por varios segundos. El presidente se comprometió a regresar en tres meses a Aguascalientes, “probablemente a Calvillo”, para seguir dando cuentas a la gente de lo que se está haciendo.

Finalizó con un “¡Viva Aguascalientes!”, “¡Viva México”, “¡Viva México!”, “¡Viva México!” y la entonación del Himno Nacional.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: