Acusan Años de Corrupción en la Escuela Edmundo Gámez Orozco

Expresidenta de la Asociación de Padres es Complice, Señalan

Por Gabriel Soriano

Escuela Primaria Edmundo Gámez Orozco (Foto: Eddylberto Luévano Santillán)

Escuela Primaria Edmundo Gámez Orozco (Foto: Eddylberto Luévano Santillán)

“Han sido años de corrupción e impunidad en la Escuela Primaria Edmundo Gámez Orozco”, declararon madres de familia, quienes señalan que la mesa directiva de dicha escuela es muy poco transparente e inclusive señalan a María Elida Gutiérrez Padilla, expresidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia, de encubrir los robos que han cometido esas mesas directivas en la escuela.

Las madres han presentado las quejas correspondientes repetidas veces ante distintas instituciones en donde siempre son contestan con evasivas.

La primera de esas quejas fue presentada en agosto del año pasado cuando denunciaron que los gastos reportados en la venta de una kermés escolar eran excesivos, ya que se reportó un ingreso de un poco más de 11 mil pesos, gastos de cinco mil pesos y devoluciones de alrededor de dos mil 500 pesos.

Al pedirle cuentas, la mesa directiva presentó informes poco sustentados e inclusive llegaron a reprender a los padres que cuestionaron.

“Después de ello, yo acudí al Centro de Mediación del Poder Judicial. En la audiencia, la presidenta (de la mesa directiva, Rosa María Macías Valadez), junto con la tesorera y secretaria se presentaron a comparecer nuevamente sin presentar algún libro o documento que clarifique lo que sucedió con el dinero”, señaló una de las madres.

Posteriormente, recurrieron a María Elida Gutiérrez Padilla para que interviniera y participara como mediadora en una asamblea de rendición de cuentas, al no tener respuesta, la presidenta emitió un oficio en donde solicita los libros de contabilidad para hacer una auditoría por su parte.

“Antes de la junta, Elida cambió radicalmente su forma de tratarnos e inclusive pidió que apoyáramos a la mesa directiva, salimos regañadas, como viejas argüenderas”, comentaron.

“Tanto la directora María Teresa (Ríos Flores) como la maestra Marta García Dávila han obstaculizado la mejora de la escuela, existiendo caciquismo, despotismo, egoísmo y falsedad”, agregarón.

Después de esa situación, el Consejo de Participación Social demostró otra cara del nepotismo que existe en la escuela, ya que muchos de los puestos ocupados por padres de familia ni siquiera estaban enterados de ello y señalan que muchos de los documentos tuvieron firmas falsas.

En el documento presentado el año pasado, también denuncian que la entonces directora de la escuela, María Teresa Ríos Flores, había hecho un pésimo manejo de recursos al señalar que del programa de Escuelas de Tiempo Completo solamente reportaba 54 mil de los 90 mil pesos que se le otorgaba y los cuales año tras año solamente lo gastaba renovando el equipo de cómputo y no las instalaciones de la escuela.

“El salón de computo es un misterio, en un principio se argumentó que las computadoras fueron donadas por la UAA, después se dijo que no, que fueron compradas, desde entonces, cada año se argumenta la compra de computadoras de las cuales nunca se dicen en qué áreas se asignan”, establece el documento presentado.

Además, señalan que no se ha invertido nada de las aportaciones y los programas en las escuelas, pues incluso hay salones con goteras y estructura dañadas y agradecen que el Gobierno Municipal haya intervenido en mejorar las condiciones de las instalaciones a pesar de que no es su facultad.

Las madres hacen hincapié en que el mobiliario escolar no está inventariado y por lo tanto no se sabe en qué aplican los recursos.

Después de presentar esta queja ante el Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), esta institución señaló que “no muestra situaciones anómalas graves”. Dicho documento está firmado por la directora de la institución.

No ha Cambiado la Situación

Ahora, en ese sentido, las madres de familia denuncian que hasta la fecha siguen sin esclarecerse las cuentas en torno a todo el recurso que se maneja en la Escuela Primaria Edmundo Gámez Orozco.

Incluso, previo a la salida de Elida Gutiérrez, señalaba que este ciclo escolar sí han tenido reuniones con ella en donde se le sigue pidiendo cuentas claras pues durante dos años estaban en su posesión estaban los libros de contabilidad que se mencionan con anterioridad.

“Cuando regresaron los libros estaban todos modificados, llenos de corrector, modificaciones, todos para encubrir lo que se había hecho. Creemos que fue Elida Gutierrez quien es la responsable de hacer estos movimientos”.

Ante esta situación, la entonces presidenta de la Asociación de Padres de Familia, ordenó que se disolviera la mesa directiva en donde se colocó como presidente a Ricardo Silva Hernández, impuesto por Elida Gutierrez, y como tesorero a J. Jesús Rafael Reyes Santos, padre de familia de la escuela.

Señalan que Ricardo Hernández tenía una estrecha comunicación con Elida. En el momento de transición de mesa se establece que se tiene que apertura una cuenta mancomunada para el manejo de las cuotas.

Sin embargo, él apertura una cuenta en bancomer sin ser mancomunadas y además en un banco en donde trabaja un familiar de ella y quien supuestamente realiza facturaciones chuecas para que las cuentas cuadren en la escuela.

Ante esta situación, el entonces tesorero Jesús Reyes le hizo saber a Ricardo Silva que no se podía abrir una cuenta de tal manera pues así lo estipulaba el código y además, al tener un familiar en el banco, se presta a malos entendidos.

Como respuesta, Ricardo Silva Hernández presentó su renuncia pues argumentaba que el tesorero, Jesús Reyes, era una persona difícil de trabajar y era grosera.

Por lo que se convocó a una reunión urgente en donde, a pesar de que no se haya logrado el quórum, a mando de María Elida Gutiérrez, asignaron a Ricardo Silva Hernández como tesorero.

“Ahora, por lo tanto, el tesorero de la mesa directiva actual no funge bajo la legalidad, pues evidentemente ni siquiera tiene un nombramiento como tal. En realidad no hemos metido una denuncia porque nosotras no dimos cuota, no dimos cuota porque estamos hartas de que se nos esté robando año con año y que a pesar de que se hagan las denuncias no se haga nada para remediar lo sucedido”, denunciaron.

Por último, hacen hincapié en que es una cadena de corrupción, pues son distintas las personas que tienen conocimiento de cómo se ha manejado la situación financiera de la escuela y todos se llevan su moche con tal de estar callados.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: