La Columna del Diablito

Teresa Jiménez Esquivel ...contundente triunfo...

Teresa Jiménez Esquivel
…contundente triunfo…

* UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
ESTABA CANTADO EL TRIUNFO DE TERE…

Por primera vez en la historia de Aguascalientes, una persona es reelecta en la alcaldía de la capital del estado.

En efecto, el pasado domingo 2, la panista Teresa Jiménez Esquivel, sepultó con elotes la humanidad del iluso empresario “exitoso” Francisco Arturo Federico Ávila Anaya, mejor conocido como Arturo Ávila.

No, no fue sorpresa, en cuanto se supo que el abreviado Arturo Ávila sería el rival principal de la alcaldesa con licencia, que buscaba ser reelecta, los momios de inmediato cantaron el 2 a 1 a favor de la bella, y en contra de la bestia.

El triunfo de Tere era PAN comido y lo comenzó a disfrutar oficialmente en punto de las 18:00. Hoy la alcaldesa virtualmente reelecta hace maletas para unas merecidas vacaciones, y estará de regreso en Palacio Municipal a partir del 1 de julio.

Juan Antonio Martín del Campo ...¿cederá el paso a Tere?..

Juan Antonio Martín del Campo
…¿cederá el paso a Tere?..

Pero hay más: los futurólogos ya ven a Tere como candidata del PAN a gobernadora de Aguascalientes, pues el más cercano a ella, en cuanto a popularidad, Juan Antonio Martín del Campo, parece estar de acuerdo en que la “carilinda” sea la que aparezca en las boletas electorales el próximo 2022.

¿QUÉ PASÓ EN MORENA?

Los “estudiosos” de la política se preguntan entre sí: ¿Qué le pasó a MORENA qué perdió tan contundentemente?

La respuesta es sencilla: la soberbia. Creyeron que con el sólo invocar el mágico nombre de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), la mesa estaba puesta para servirse a cuerpo de rey la siguiente administración local.

Los genios locales de MORENA, queriendo presumir de “demócratas” levantaron una lista de 23 suspirantes, de los que quedaron tres: Eulogio Monreal Ávila, Luis Armando Salazar Mora y Manuel de Jesús Bañuelos Hernández; pero después recularon y volvieron a hablar de dos más: José Eustacio “Tacho” Álvarez Flores y Arturo Ávila Anaya.

Arturo Ávila Anaya ...un auténtico petardo...

Arturo Ávila Anaya
…un auténtico petardo…

No se sabe que “enjuagues” hicieron, pero los “dueños locales de MORENA” dijeron que Arturo era el mejor porque “no robaba, no mentía, ni traicionaba al pueblo”, entonces ¿el resto sí?

Ahí comenzó el barco de MORENA a naufragar: corrió el rumor, insistente por cierto, de que “Arturo había comprado la candidatura en varios millones de pesos”.

¿Por qué?

Pues porque el comprador creyó, a pie juntillas, que con el sólo nombre de Andrés Manuel López Obrador el triunfo estaba asegurado, situación que lo llevaría a salvar a su empresa de la bancarrota en que se encontraba: administrar más de 3 mil millones de pesos anuales, era la gran oportunidad y la cascada de billetes daba hasta para más.

Fue así que el “exitoso” empresario comenzó a venderse como el hombre que salvaría a Aguascalientes: “Seguridad para todos”, “cárcel a los corruptos”, “cero impunidad”, “agua para todos; los pobres no la pagarán”, caerá maní del cielo, porque “yo no miento, yo no robo, yo no traiciono al pueblo”, pregonaba.

Y Arturo comenzó a pelearse con todo mundo: “La prensa estaba vendida, los reporteros también”, la “gente es ignorante, por eso está jodida, pero yo vengo a salvarla, a darle salud, a darle empleo bien remunerado, soy el mejor preparado: tengo licenciatura, maestrías,  reconocimientos de todo el mundo, soy experto en seguridad, tengo esposa, dos hijos maravillosos que son el motor de mi vida”, alardeaba.

Pero conforme pasaba el tiempo, Arturo comenzó a desdibujarse por completo: “Todos los candidatos están comprados por Tere Jiménez, menos el señor Iván Nájera, se lo reconozco”.

Al día siguiente, reculó: “También Iván está comprado por la panista”, y al estilo de ‘La Víbora’, soltó: “Yo soy el único candidato preparado para sacar del atraso a Aguascalientes, los demás están vendidos a Tere”.

Arturo se peleó hasta con su propia sombra, era él o nadie; siempre presumió que, a pesar de que todos estaban en su contra, él sería el ganador, que porque sus encuestas lo ponían arriba de su odiada rival.

El día de la elección invitó a su papá y mamá a atestiguar su triunfo electoral.

La señora, tal vez avergonzada por el comportamiento de su hijo, ni siquiera hizo el intento de bajarse del vehículo, su padre, en cambio, se subió al “ferrocarril del triunfo”: “Mi hijo Arturo será un magnifico gobernante”, pero no dijo más, los guarros del candidato extero de Morena fueron por él para que ya no siguiera regando el tepache.

Su “admirable y hermosa esposa”, no se apareció y no se ha aparecido, ¿por qué?

Sólo ellos lo saben.

Por eso en radio pasillo circuló el rumor que en unas semanas más, Arturo presentaría a la Primera Dama del municipio capital: “Una reportera venida a menos”.

Los hijos de Arturo, sus motores que lo impulsan al éxito tampoco vinieron a “festejar su contundente triunfo”. Y para el colmo de sus males, para pagar un adeudo de 48 mil dólares, que databa de año y medio, se vio obligado a pagarlo con un vehículo de los que él blinda, alegando no tener liquidez.

Pero para él todo iba bien, así es que ese domingo 2 de junio, minutos después de las 18:00 horas, anunció su “victoria con hasta 7 puntos arriba de Tere Jiménez”.

También la licenciada en comunicación se fue con la finta: “Seré la primera dama del municipio de la capital”, pues Arturo ya está invitando a todo mundo a festejar su triunfo.

A esa misma hora, pero en la sede del PAN “la muñequita que cierra los ojos cuando se ríe”, según presume el buen Mario Granados, acompañada de cientos de seguidores celebraba su evidente y clara victoria: “¡Dos a uno!”, sobre su más cercano competidor, es decir, Francisco Arturo Federico Ávila Anaya alias “Arturo Ávila”, quien juraba y perjuraba denunciar penalmente a Tere por “fraude, a pesar de que yo gané”.

UN DÍA DESPUÉS…

Arturo, con el rostro desencajado, en conferencia de prensa, reconoció que Tere le propinó la elotiza de su vida, y que siempre no iba a demandarla, ni a impugnar su triunfo, pero que se hallaba contento porque sus votos eran “orgánicos”.

Moraleja:

Aguascalientes tuvo la inteligencia de no volver a creer en empresarios en bancarrota, nunca más creería en un farsante defraudador como el abarrotero Felipe González González, que juró ante la raza:

Felipe González González ...el pueblo aprendió...

Felipe González González
…el pueblo aprendió…

“¡Dejo los negocios para ir a la política, no voy a la política a hacer negocios!”, pero nueve años después, Felipe González no sólo salió de la política con sus bastardas manos cubiertas de sangre inocente, sino como el político-empresario más rico de la región.

Si Arturo tenía las mismas intenciones del nefasto exgoberladrón Felipe González, se llevó un chasco: el pueblo ya aprendió a no creer en empresarios “exitosos”, que “dejan los negocios para ir a la política, y no van a la política a hacer negocios”, pero que ya estando dentro del gobierno roban a manos llenas.

Y CON ESTA ME DESPIDO…
LOCO DE REMATE, TODO INDICA QUE NO TIENE  CURA…

El locutor José Luis “La Víbora” Morales Peña, cada día está más loco.

José Luis “La Vibora” Morales ....“vieja ratera, hija de la...”...

José Luis “La Vibora” Morales
….“vieja ratera, hija de la…”…

Mi recomendación reiterada durante los últimos 15 años, a su señor padre, Agustín Morales Peña “don Vibo-rón”, de internarlo en una clínica mental, desafortunadamente no tuvo éxito, pues me ignoró: la codicia lo venció.

¿POR QUÉ?

Tal vez porque su hijo predilecto fue, durante varios sexenios, quien le entregaba mes a mes carretadas de dinero, con tan sólo lanzar al aire veneno a diestra y siniestra (ejemplo): “Yo soy José Luis Morales el único locutor al servicio del pueblo, yo sí me atrevo a mentarles su madre a los corruptos, así sean narcos como los que agarraron el fin de semana en Altaria, o así sean políticos poderosos, mafiosos como Martín Orozco, Luis Armando; a mí me la pelan, a mí me la Pérez Prado, porque cuento con el apoyo del pueblo y porque estoy hablando siempre con la verdad: yo nunca me equivoco”.

Y MÁS:

“Los de San Pancho serán unos pendejos si vuelven a votar por Margarita Gallegos, porque ella es la que está detrás de la elección. Merino, Margarita está loca, está loca esa pinche vieja loca corrupta, ya robó mucho y quiere seguir robándole.

Margarita Gallegos Soto ...ni caso le hace al loco...

Margarita Gallegos Soto
…ni caso le hace al loco…

“Pero yo no lo voy a permitir, van a perder la elección, porque estamos apoyando al candidato de MORENA, un hombre intachable, honesto, no ratero, no sabe leer pero va a ganar. MORENA va a ganar! ¡Se lo Firmo!

“Yo enciendo la luz para que ustedes vean a las cucarachas, es mi chamba como periodista, pero si yo fuera gobernador las metería a la cárcel…”.

Y MÁS:

Margarita Gallegos está desesperada por la derrota del próximo fin de semana, ¡es una vieja ratera, ratera, ratera, ratera..!, si yo fuera gobernador la metería a la cárcel, pero antes lo quitaría todo el dinero que se robó la vieja estúpida, estúpida, estúpida…”.

TRES DÍAS DESPUÉS:

“El pinche pueblo pendejo de San Pancho, volvió a votar por Margarita, ahora le esperan tres años de hambre. Pero el que es buen hasta  la coyunda lame”, se los dije todos los días, pero no me hicieron caso, esa pinche vieja culera es una ratera, ratera, ratera…”.

Y ASÍ ES TODO LOS DÍAS…

Su locura no tiene remedio, y todo por la ambición desmedida de su padre, Agustín Morales Padilla “don Viborón”, que vio en la esquizofrenia de su hijo José Luis, un filón de oro, metal precioso del que mucho se le ha escapado de las manos en los últimos dos años y medio.

PERO EL LOCO DE LA RADIO NO PARA…

“El gobierno federal me la pela, el gobernador MOS me la pela, él exgobernador LARF me la pela, el Fiscal me la pela, Hacienda me la pela, el obispo me la pela, los ricos del Campestre me la pelan, los narcos me la pelan, ‘El Mencho’ me la pela; todos me la pelan y aquí los espero en el edificio inteligente para decirles que son una bola de rateros, corruptos, hijos de la chingada, ojetes, maricones, putos; vengan aquí para decírselos cara a cara, yo no les tengo miedo, yo sí tengo huevos, el pueblo me apoya, está conmigo, y mi guarura es el Cristo Negro del Encino”.

Y MÁS:

“Soy José Luis Morales, periodista de talla internacional, he viajado por todo el mundo; tengo cuatro licenciaturas y tres maestrías en Washington, yo sí estudié, yo sí me preparé para estar en este micrófono, yo sí vengo a trabajar, yo no vengo a hacerme pendejo ni a calentar la silla, ¿verdad Merino?”.

Y MÁS:

“Soy el más guapo de la radio, el Brad Pitt de la televisión, el más valiente, el único que no se vende, el único que sí tiene huevos y se lo demostré con Julio Medina, aquí, en esta cabina, le dije en su cara que era un hijo de la chingada, un ratero, un raterazo y lo dejé callado, ¡chinguen a su madre todos los panistas! … menos Tere.

“Hasta al maricón de Julio Medina le canté un tiro y el muy cobarde se rajó, el güey no quiso, me tuvo miedo, es un cobarde”, y bla, bla, bla.

Y MÁS…

Los viernes, presume a sus “gatos”, como él les dice: “A ver ingeniero Rodolfo Franco, mi hermano, ¿qué opinas?; ¿a ver Mario César Macías, Palestro, qué dices?, tú Carlitos Gutiérrez, el elegante de la noticia, ¿qué tema traes?”, los tres coinciden con él, porque cuando esta “Víbora” venenosa pica, no hay remedio en la botica.

La locura de José Luis, reiteran especialistas, no tiene remedio. Ahora, aunque Agustín Morales Padilla “don Viborón”, se decidiera a internar a su “Víbora” preferida en un manicomio, su cura no sería posible, pero le haría un bien a Aguascalientes, y al propio José Luis.

Esos especialistas me informan de un caso parecido: “Un locutor en Australia se inmoló frente a las instalaciones de la radiodifusora, de la cual su madre era concesionaria”.

¡Cuidado!

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 6).

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: