Aboga Papa Francisco por Economía Circular, Especialmente en la Minería

Papa Francisco (Foto: Archivo/ Xinhua)

Papa Francisco (Foto: Archivo/ Xinhua)

Mayo 3, Ciudad del Vaticano (Prensa Latina).- El papa Francisco se pronunció hoy aquí a favor de promover la economía circular, especialmente en el ámbito de las actividades mineras.

En una intervención ante los participantes en el encuentro “La industria minera para el bien común”, organizado por el Departamento para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, el sumo pontífice criticó el “circuito consumista que se está generando cada vez con mayor celeridad y riesgo”.

En ese sentido, Francisco citó el documento de la Conferencia Episcopal Latinoamericana “Discípulos misioneros custodios de la casa común”, en el cual se describe el extractivismo como “una desaforada tendencia del sistema económico por convertir e capital los bienes de la naturaleza”.

El Papa alertó sobre cómo la extracción de la mayor cantidad de materiales en el menor tiempo posible, para su uso en la industria, se transformarán en productos y servicios que otros comercializarán, la sociedad consumirá y luego la misma naturaleza recibirá en forma de desechos contaminantes.

Debemos –dijo– denunciar y evitar esta cultura del descarte y añadió que el sistema industrial, al final del ciclo de producción y de consumo, no ha desarrollado la capacidad de absorber y reutilizar residuos y desechos.

Bergoglio recordó, asimismo, que la promoción de una economía circular y el enfoque de “reducir, reutilizar, reciclar” también están en gran medida en consonancia con el consumo sostenible y los modelos de producción promovidos en el Objetivo 12 de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

El pontífice enfatizó, además, que la minería, como cualquier otra actividad económica, debe estar al servicio de toda la comunidad, con su participación en todas las fases de los proyectos en esa materia, para lograr consensos que puedan aportar diferentes perspectivas, soluciones y alternativas.

Puntualizó también, que “la atención a la protección y el bienestar de las personas involucradas en las operaciones mineras, así como el respeto por los derechos humanos fundamentales de los miembros de las comunidades locales y aquellos que defienden sus causas, son principios no negociables”.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: