El Trabajo de Menores en la Feria ha ido en Aumento Cada año: Hazel Montejano

“No se Sabe si los Explotan Familiares o Terceros”

Por Gabriel Soriano

Hazel Montenajo García, regidora presidenta de la Comisión Permanente de Educación, Juventud y Deporte

Hazel Montenajo García, regidora presidenta de la Comisión Permanente de Educación, Juventud y Deporte

“Cada año ha incrementado el trabajo de menores que sabemos que no es lo más adecuado ni tampoco lo que permite la ley a nivel federal,” comentó la regidora presidenta de la Comisión Permanente de Educación, Juventud y Deporte, Hazel Montenajo García, quien puntualizó que la Dirección de Mercados, Estacionamientos y Áreas Comerciales es la responsable de hacer la supervisión y crear estrategias con los comerciantes para evitar tal situación.

Afirma que en alguno de los casos es la misma familia la que explota a los menores pretextando que ellos también deberían de aportar para el hogar.

“Desafortunadamente algunos vividores del oportunismo a veces mandan por delante a los menores para hacer un negocio familiar, por llamarlo de alguna manera; o en algunos casos más lamentables de explotación infantil con menores que no son ni familiares ni lo hacen con una intensión de superación,” expuso la regidora.

En dicho sentido, se mostró consternada por tal situación que ha ido en aumento y afirma que es también el DIF municipal el que se está ocupando en atender el tema.

“Yo creo que valdría la pena en invertir en hacer una investigación, en hacer una procuración, un sondeo, en donde inclusive haya un programa donde se haga una investigación de fondo o haya incluso autoridades infiltradas como clientes para observar lo que está pasando en la FNSM, en los cruceros, en las calles, y darle un seguimiento para ver dónde viven estas familias, quién los está explotando o ver si es un problema económico social,” expuso Hazel Montejano.

Informa que la mayoría de estos niños se dedican a vender flores, dulces, mazapanes, boleros, pues estos negocios que no son fijos hacen que sean difícilmente detectados.

“Incluso algunos, según lo que han comentado compañeros de –la Dirección de- Mercados, parece que son como entrenados, les dicen qué decir o hacer si los agarra la autoridad, son patrones que se repiten.

Inferimos que precisamente es un modus operandi de personas que están explotando a los menores,” aseguró Montejano García.

Por otro lado, afirma que este tipo de ventas sí repercute en la economía formalizada y que, a pesar de que sí hay personas que hacen este tipo de ventas irregulares, se le explica que tienen que estar formalizados para garantizar la calidad de los productos que están vendiendo y además evitar ventas de sustancias ilegales.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: