“Antes Muerto que Traidor”, Sentencia AMLO en Informe por sus Primeros 100 Días de Gobierno

Por Arturo Rodríguez

Ciudad de México.- Andrés Manuel López Obrador dirigió un mensaje con motivo de los primeros cien días de su administración (Foto: Presidencia/ Galo Cañas/ Cuartoscuro)

Ciudad de México.- Andrés Manuel López Obrador dirigió un mensaje con motivo de los primeros cien días de su administración (Foto: Presidencia/ Galo Cañas/ Cuartoscuro)

Marzo 11, Ciudad de México (apro).- Con una reiteración de sus programas, leyes impulsadas y primeros resultados de sus decisiones, así como la admisión de los aspectos de política pública en los que se encuentra estancado, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dirigió hoy un mensaje con motivo de los primeros cien días de su administración.

En el patio central de Palacio Nacional, el mandatario aprovechó para defender sus decisiones en materia económica, admitir que en materia de seguridad las condiciones siguen igual a como recibió el país en diciembre pasado y, comprometerse a continuar con su proyecto:

“Primero muerto que traidor”, dijo refiriéndose a la confianza ciudadana en su administración.

Con la asistencia de los titulares de los otros dos poderes, el del Judicial, Arturo Saldívar Lelo de Larrea, así como de los líderes del legislativo, el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, y del Senado, Martí Batres Guadarrama, el titular del ejecutivo, planteó los diversos aspectos de sus cien primeros días a lo largo de una hora y media de mensaje.

El mandatario refirió la mayoría de los 100 puntos que comprometió el día 1 de diciembre, durante las actividades con motivo de su toma de posesión. De estos, 36 asuntos siguen en proceso, mientras que 64 los dio por cumplidos. En particular, detalló las cifras de sus programas sociales.

Tras varias semanas de confrontación con calificadoras y organismos multilaterales que han otorgado malas perspectivas de crecimiento para México, el presidente expuso:

“Estamos conscientes del escepticismo natural sobre nuestro objetivo de lograr un crecimiento anual de cuatro por ciento durante el sexenio, el doble de lo que se alcanzó en los 36 años del período neoliberal. Acepto el reto porque hay confianza entre inversionistas nacionales y extranjeros”.

Asimismo, advirtió en materia de seguridad:

“En los hechos la población del país se encuentra en estado de indefensión, esto se explica en parte –no es justificación–porque solo se ha logrado contener la incidencia delictiva, pero no reducirla significativamente como lo deseamos.

“Digo esto porque se mantiene prácticamente el mismo número de homicidios y robo de vehículos de antes de que llegáramos al gobierno”.

No obstante, presumió una reducción en la incidencia de robo de combustible de 81 mil a sólo 15 mil barriles diarios.

 Tiradero de Obras

López Obrador se refirió también a la obra pública, al informar que su prioridad, además de los proyectos del Tren Maya, el del Istmo, la refinería de Dos Bocas, Tabasco y el sistema aeroportuario que partirá de la construcción de dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucía, el presupuesto se destinará a concluir las obras inconclusas que quedaron de la pasada administración.

Como ejemplo, mencionó el caso del Tren de Guadalajara, que a punto de ser inaugurado requerirá de más presupuesto (de mil a cinco mil 500 millones de pesos será el incremento) a fin de que quede listo a finales del presente año.

“Ante este tiradero de obras, hemos decidido priorizar y elaborar un programa multianual para asignar recursos y concluir la infraestructura y estas obras a lo largo del sexenio”, expuso para agregar luego que “había aprendido esa lección” y no iniciará obras que no pueda concluir dentro de su administración.

El mandatario inició su mensaje destacando las reformas legales que ha impulsado, como parte de lo que denomina la “Cuarta Transformación”. En particular se refirió a la reforma a la Ley de Extinción de Dominio que facilita la expropiación de bienes producto de la corrupción o el crimen; también la del artículo 19 constitucional para tipificar delito grave la corrupción; el proceso de reforma para que el presidente pueda ser juzgado cuando está en funciones y, naturalmente, la reforma que crea la Guardia Nacional.

Clave en su estrategia de seguridad, López Obrador presumió que las reformas constitucionales que crean la Guardia Nacional se están aprobando en la mayoría de las entidades federativas y confió en que a mitad de este este año cuente con el marco legal necesario para que el nuevo cuerpo de seguridad esté listo.

Entre los anuncios destacados del mensaje, está el de la emisión de bases para la llamada “Red Troncal”, es decir, la licitación que permitirá a algún particular aprovechar el tendido de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y que, dijo, se emitirán las prebases hoy.

Con un mensaje que incluyó referencias al pasado neoliberal y colocó en el centro su compromiso de cumplir todas sus promesas cifrado en erradicar la corrupción, López Obrador se refirió también a las acciones que está emprendiendo en el sector energético, con un incremento de la inversión, así como a la derogación de la Reforma Educativa, que consideró motivo de polarización.

De Pemex, dijo, hubo una inversión de 185 mil millones de pesos el año pasado, mientras que en CFE el presupuesto destinado a la inversión fue de 37 mil millones. En su primer año de gobierno, expuso, la petrolera recibirá inversión del Estado por 272 mil 627 millones de pesos, mientras que CFE por 61 mil millones.

A lo largo de su mensaje, pero sobretodo en su arranque, López Obrador se dijo respetuoso de la división de poderes, a las autonomías y a los órdenes de gobierno estatal y municipal.

“La Presidencia de la República no tiene partido ni privilegia a dirigentes o representantes de sindicatos, organizaciones sociales y grupos de intereses creados”, precisó.

Además, aseguró que su gobierno es respetuoso de las libertades:

“Nadie ha sido afectado por su manera de pensar, por su ideología, por su creencia religiosa, por su cultura o por su preferencia sexual”, dijo al presumir que no se han llevado a cabo represiones.

En cuanto a la democracia hizo una defensa de sus consultas por el Nuevo Aeropuerto, el Tren Maya y las que ya ha delineado para el futuro, al afirmar que se mantendrá en la idea de “mandar obedeciendo”.

Finalmente, el mandatario insistió en que el éxito de su programa de gobierno está en erradicar la corrupción y fue entonces cuando agregó:

“Refrendo el compromiso de no fallar. Nunca jamás claudicaré.  Antes muerto que traidor”.

En el acto estuvieron presentes varios gobernadores, incluida la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum; los magnates Carlos Slim y Alfredo Harp Helú, así como dirigentes empresariales; los líderes de bancada de Morena, mandos militares y de la Armada, entre otros.

 

 

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: