En el 47 por Ciento de Hogares de Aguascalientes Rechazan a sus Familiares Gay: CNDH

“Les Deja Graves Secuelas Psicológicas”

Por Benny Díaz

Aguascalientes es uno de los estados donde está más arraigada la homofobia, según la CNDH (Foto: Archivo/ Diego Simón Sánchez/ Cuartoscuro)

Aguascalientes es uno de los estados donde está más arraigada la homofobia, según la CNDH (Foto: Archivo/ Diego Simón Sánchez/ Cuartoscuro)

Como “alarmante” califica la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) lo arraigada que está la homofobia en Aguascalientes, en donde, según sus estadísticas, en el 47 por ciento de los hogares rechazan a sus familiares gay, creando un ambiente hostil que los lleva a “graves problemas de autoestima y a carecer de un ambiente sano para su desarrollo”.

En la mayoría de los casos la orientación sexual se detecta en la adolescencia, cuando la mayoría comienza a presentar muestras visibles del género que le gusta, sobre todo en el caso de los varones que son más obvios al mostrarse “femeninos”, tanto en sus movimientos como en su gusto por la ropa, pasatiempos, cortes de cabello, etcétera.

“El rechazo y la negación de parte de los padres y de otros miembros de la familia, como abuelos y hermanos, es muy fuerte. Se da en la mayoría de los casos por las fuertes creencias religiosas, y tienden a esconder la realidad y a menospreciar y devaluar al hijo o hija que tiene una orientación sexual diferente; de ahí se derivan muchas otras cosas, como que estos adolescentes y jóvenes caigan en prácticas de alcoholismo, drogadicción y muchas veces tengan que abandonar sus hogares y verse obligados a vivir en situación de calle o caer en grupos donde son ‘aceptados’ pero a cambio de prostituirse y exponerse a muchos otros peligros”, afirma la CNDH.

Por eso hacen hincapié en que la comunidad LGBTTTI debe ser respetada “y esto comienza desde su hogar”, de lo contrario serán personas que además del estigma social que implica aun en estos días, con todos los espacios y visibilidad que han ganado, llevarán la carga emocional de ser rechazados y negados por quienes se supone que más los deben querer.

“Esto además les deja graves secuelas psicológicas que los afectarán en su vida laboral, social y amorosa, sobre todo en ésta última, donde muchos de ellos viven relaciones tormentosas y violentas, pero que aceptan porque es el concepto que tienen del amor y de que así es como deben ser amados”, sentencian.

Por eso es que la CNDH invita a través de su portal de internet a que se denuncie cualquier tipo de discriminación que sufran estas personas por el solo hecho de tener una orientación sexual diferente a lo que la sociedad ha normativizado como “normal”.

“Hacerlo a tiempo puede ser la diferencia entre una vida plena y otra llena de vejaciones; en el peor de los casos con crímenes por homofobia”, aseguran.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: