Mueve La Historia

La Conmemoración de las Constituciones de 1857 y 1917 en Aguascalientes

Por Vicente Agustín Esparza Jiménez
Centro INAH Aguascalientes

Plaza de la Constitución (Fuente: Fototeca del AHEA, Fondo Demetrio Rizo Mora, 017)

Plaza de la Constitución (Fuente: Fototeca del AHEA, Fondo Demetrio Rizo Mora, 017)

#INAH: 80 AÑOS. La Constitución Mexicana se conmemora en Aguascalientes cuando menos desde el año de 1867 tras el restablecimiento de la República. Posteriormente los revolucionarios mexicanos también recordaron la Constitución de 1857 y por supuesto hicieron lo mismo con la de 1917, ya que representaba a la ideología revolucionaria. Empero, ¿cómo se ha recordado a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos? La Constitución además de conmemorarse oficialmente a través de discursos cívicos, veladas en el Teatro Morelos, conferencias y estar representada en monumentos conmemorativos como símbolo de legalidad y soberanía nacional, también ha sido recordada en el espacio público con el fin de hacer visible la Carta Magna a la población, pues el Estado utilizó las conmemoraciones y el recuerdo de fechas gloriosas para enseñar historia patria, crear una identidad nacional y legitimarse políticamente.

EN LA SEGUNDA mitad el siglo XIX el encargado de conmemorar las “festividades nacionales” era la Junta Patriótica. Por tratarse de una fecha en la que se recordaba la promulgación de las leyes que regían al país, el evento no era una fiesta en un sentido lúdico, sino una conmemoración que empezaba en la aurora con una salva de artillería y el repique de las campanas para después izar la bandera nacional en los edificios de gobierno. Un poco más tarde se decía un discurso a cargo del gobernador o de algún orador oficial y por la noche, una banda de música tocaba algunas piezas en el kiosco de la Plaza de la Constitución, aunque en ocasiones el sentimiento patriótico se desbordaba y después de la serenata al compás de la banda militar con “un gallo” se recorrían las principales calles de la ciudad cantando hasta altas horas de la noche.

EN EL PORFIRIATO se continuó con el mismo carácter conmemorativo, pero ahora se agregó a la recordación premiar por la noche en el teatro Morelos a los alumnos del Instituto de Ciencias del Estado y Liceo de Niñas, por lo que a esta celebración se le conoció como “La Fiesta de la Ciencia”. Asimismo, para legitimarse el gobierno inauguró mejoras materiales, por ejemplo, el 5 de febrero de 1887 se plantó una alameda en el camino denominado de los “Pirules” y el 5 de febrero de 1895 se inauguraron lavaderos públicos. A fines de la centuria el gobierno conmemoró la fecha con música en otros parques y jardines, como en el de San Marcos y el Encino para que el mensaje llegara a todos los habitantes de la ciudad, aunque fuera a través de la fiesta y la música.

DURANTE LA Revolución Mexicana siguió conmemorándose, pero el encargado de confeccionar el acto cívico no era ya la Junta Patriótica sino el Comité Liberal integrado por masones. En 1917 se promulgó una nueva Constitución y desde entonces la recordación quedó a cargo nuevamente de la Junta Patriótica, quien convirtió la conmemoración prácticamente en una celebración popular, ya que en los años 20 en todos los barrios de la urbe se instalaron cucañas, se lanzaban globos aerostáticos y había música en todos los jardines de la ciudad.

EN OTRAS ocasiones, ya en los años 30, había encuentros de basquetbol y actos músico literarios en el teatro Morelos. Posteriormente, en los años 40 la Junta Patriótica se convirtió en Dirección de Acción Cívica y los actos conmemorativos regresaron a la solemnidad porfiriana, pues se redujo a un acto cívico literario-musical en el teatro Morelos. Acudían las autoridades de gobierno y militares, así como grupos de niños de las escuelas locales y obreros del ferrocarril. El evento consistía en piezas de música, discursos de autoridades, de los alumnos de las escuelas, así como bailables y concluía con la entonación del Himno Nacional. Con el tiempo al programa conmemorativo se agregaron encuentros deportivos como en años pasados, inauguraciones de exposiciones educativas y culminaba con una serenata en la Plaza de la Constitución.

EN 1957 para conmemorar el centenario de la Constitución de 1857 la celebración se realizó en la exedra de la Plaza de la Constitución. Posteriormente el acto conmemorativo se hizo al aire libre, ya fuera en el jardín de San Marcos o en la misma plaza con la participación de numerosos estudiantes de escuelas locales, pero la novedad en estos años consistió en que también se homenajeaba la figura de Venustiano Carranza, así como la de Benito Juárez por sancionar este último la Constitución de 1857 y el primero por promulgar la Constitución de 1917.

Fuentes:

El Republicano, 28-I-1869, 15-XII-1874, 5-II-1876, 9-II-1879, 8-II-1880, 7-II-1886, 7-II-1887, 5-II-1888, 11-II-1894 y 10-II-1895. La Voz de Aguascalientes, 2-II-1912. La Opinión, 5-II-1928 y 5-II-1929. Alborada, 9-II-1933. El Sol del Centro, 5-II-1946, 5-II-1947, 5-II-1949, 5-II-1952, 4-II-1954, 2-II-1956 y 6-II-1957.

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: