Jair Bolsonaro Jura Como Nuevo Presidente de Brasil

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil (Foto: Archivo/Xinhua)

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil (Foto: Archivo/Xinhua)

Enero 1, Brasilia, Brasil (Xinhua).- Jair Bolsonaro, de 63 años de edad y del Partido Social Liberal (PSL), juró hoy a las 15:10 hora local (17:10 GMT) como nuevo presidente de Brasil para un mandato de cuatro años, en una ceremonia realizada en el Congreso Nacional, en la ciudad de Brasilia.

En la ceremonia asumió también el cargo de vicepresidente el general de reserva, Hamilton Mourao, del Partido Renovador Laborista Brasileño (PRTB, siglas en portugués).

Bolsonaro y Mourao juraron “mantener, defender y respetar la Constitución, observar las leyes, promover el bien general del pueblo brasileño, sostener la unión, la integridad y la independencia de Brasil”.

La ceremonia se realizó ante el pleno de la Cámara de Diputados y estuvo conducida por el presidente del Senado, Eunício Oliveira.

Ocuparon también la mesa directiva el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia; el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Antonio Dias Toffoli; y la procuradora general de la República, Raquel Dodge, entre otras autoridades.

En la ceremonia estuvieron además presentes legisladores, dirigentes políticos y visitantes extranjeros. Capitán de reserva del Ejército, Bolsonaro ha conformado un gabinete con fuerte presencia militar, representantes de iglesias evangélicas, del sector rural y del mercado financiero.

Electo en octubre pasado en segunda vuelta con el 55 por ciento de los votos válidos, Bolsonaro tendrá la misión de atender cuatro grandes expectativas de quienes sufragaron en su favor: seguridad pública, empleo, combate a la corrupción y orden.

El ex capitán del Ejército llega a la Presidencia luego de un fuerte desgaste del sistema político brasileño y gracias a su capacidad para reunir sectores sociales identificados con el conservadurismo y el liberalismo económico.

Bolsonaro consiguió en su campaña apoyo popular a su propuesta de mano dura contra la delincuencia, además de una agenda de reformas económicas y privatizaciones, así como un discurso moralizante y en defensa de la familia.

Prometió, al mismo tiempo, un cambio profundo en los procesos de negociación tradicionales en la política brasileña, considerados como fuente de corrupción y prácticas espurias.

Con casi 28 años consecutivos como diputado federal, el nuevo presidente conoce además a detalles los mecanismos de funcionamiento en el Congreso de Brasil.

Entre los desafíos del nuevo gobierno está la ambiciosa agenda económica impulsada por el ministro de Economía, Paulo Guedes, que requerirá la formación de una amplia base para que sean aprobadas reformas.

En los primeros 10 días de gobierno, cada ministerio deberá establecer las políticas prioritarias dentro de su área de actuación, según estableció un documento divulgado la semana pasada por el equipo de transición.

Tras recibir la banda presidencial de manos de Michel Temer, el mandatario brasileño reafirmó los principios defendidos durante la campaña electoral.

“La corrupción, los privilegios y las ventajas necesitan acabar. Todo lo que proponemos y haremos, a partir de ahora, tiene un propósito común e innegociable: los intereses de los brasileños en primer lugar”, dijo.

“Vamos a proponer e implementar las reformas necesarias, vamos a ‘desburocratizar’, simplificar y sacar el peso de encima de quien trabaja y produce”, añadió.

Bolsonaro también reiteró la prioridad de la política de seguridad y el combate al crimen.

“Es urgente acabar con la ideología que protege a los bandidos y criminaliza a policías. Nuestra preocupación será con la seguridad de las personas, así como de la garantía del derecho de propiedad y de la legítima defensa. Nuestro compromiso es valorar y dar respaldo a todas las fuerzas de seguridad”, dijo. También ratificó la intención de un cambio en la política externa brasileña, que dejará de estar regida por la “ideología”.

Asimismo, afirmó que “por mucho tiempo, Brasil ha sido gobernado por intereses partidistas, vamos a restablecer el orden de nuestro país. Vamos, día y noche, a perseguir el objetivo de hacer de nuestro país un lugar próspero y seguro para sus ciudadanos”.

Además, llamó a iniciar un movimiento para fortalecer los valores familiares y restablecer patrones éticos y morales que transformarían a Brasil.

“No podemos dejar que ideologías destruyan a nuestras familias, cimientos de nuestro sociedad”, subrayó.

Bolsonaro había realizado un primer discurso esta mañana en el Congreso con un carácter más institucional, mientras que el mensaje en el parlatorio tiene tradicionalmente un contenido más emotivo y próximo a las expectativas populares.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: