Más de 22 años de Cárcel a Violador

Por los delitos de violación equiparada y abuso sexual equiparado, el juez Mixto de Primera Instancia del Tercer Partido Judicial, condenó a Alberto Marmolejo Neri a purgar 22 años y seis meses de prisión en el Centro de Readaptación Social para Varones.

Las pruebas presentadas por la entonces Fiscalía de Delitos Sexuales, así como la declaración del hijastra del enfermo sexual, quien en todo momento se hizo acompañar por su madre, además de los exámenes periciales y psicológicos que fueron presentados, abonaron para que el juez emitiera esa sanción.

Los hechos quedaron al descubierto cuando la progenitora de la menor se presentó ante el Ministerio Público para denunciar a Marmolejo Neri, quien había abusado sexualmente de su hija.

La fémina, quien precisó que desde hacía tiempo vivía con Alberto y que ninguno de sus hijos los procreó con él, acusó que el 29 de marzo de 2014, aproximadamente a las 15:00 horas, arribó a su domicilio ubicado en la Zona Centro de San José de Gracia, en donde se percató que la agraviada se encontraba detrás del sillón de la sala, llorando y asustada, mientras que el Alberto se encontraba en una recámara acostado.

Al cuestionar a su hija, ésta reveló que minutos antes Alberto la había llevado a la recámara donde la obligó a que le realizara diversos tocamientos en sus partes íntimas mientras él también la manoseaba; posteriormente, se desabrochó el pantalón y la obligó a llevar actos aberrantes.

Así mismo, la menor indicó que no era la primera vez que Alberto abusaba de ella, ya que este tipo de actos comenzaron el día de su cumpleaños, en diciembre del año 2013, cuando tenía ocho años; en esa ocasión, arribó a su domicilio alrededor de las 17:00 horas, ya que se iba a cambiar de ropa para ir a jugar basquetbol, pero acudió a la recámara de Alberto al llamarlo éste.

Al entrar, Marmolejo Neri la agarró de la cintura, la acostó sobre la cama, se desabrochó el pantalón e hizo lo mismo con ella, para comenzar a tocarla en sus partes íntimas; posteriormente el acusado la obligó a llevar a cabo actos lascivos, sin importarle los reclamos de la víctima; además, amenazó con golpearla si le decía algo a su mamá.

Al conocer esta pesadilla, la fémina le cuestionó a Alberto sobre el abuso al cual sometió a la menor, pero el cínico negó todo, por lo que decidió echarlo de la casa. Posteriormente se trasladó a interponer su denuncia correspondiente ante el Ministerio Público a quien le solicitó la detención del responsable.

Por su parte, el hoy detenido se dirigió a su domicilio ubicado en la calle Insurgentes, en la colonia 16 de Septiembre, en Rincón de Romos, donde siguió su vida como si nada hubiera sucedido.

La entonces Fiscalía de Delitos Sexuales integró una averiguación previa en contra de Alberto, encontrando los elementos necesarios que comprobaron su responsabilidad dentro de los delitos de violación equiparada y abuso sexual equiparado.

Al emitirse la orden de aprehensión, Marmolejo Neri fue atrapado por policías ministeriales y trasladado al Cereso para varones, donde el juez Mixto otorgó el auto de formal prisión.

Finalmente, más de cuatro años después, el representante penal dictó la sentencia referida.

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: