Héctor Anaya: Es Necesario Pensar en un Rediseño de la Línea Verde

“Para Evitar que se Siga Secando”

Por Liliana Ramírez Macías

Héctor Eduardo Anaya Pérez, secretario de Servicios Públicos del Municipio

Héctor Eduardo Anaya Pérez, secretario de Servicios Públicos del Municipio

Es necesario pensar en un rediseño de la Línea Verde, pues lamentablemente, que hoy en día se encuentre prácticamente seca no se debe tanto a la falta de agua, sino a que en su momento, cuando fue construida, se plantaron árboles y pasto sobre tepetate, material que impide que la vegetación absorba el agua, señaló Héctor Eduardo Anaya Pérez, secretario de Servicios Públicos del Municipio.

En entrevista, comentó que la línea verde presenta un “problema de diseño”, pues explicó que en “toda área verde, al menos se debe dejar 15 centímetros de tierra vegetal y después hacer la plantación de pasto, de árboles; si esa capa de tierra vegetal no existe, lo que va a suceder es que no permee el agua y no hay forma de que se retenga por parte de toda la vegetación que está ahí”.

En su momento –explicó– “el pasto fue plantado en tepetate, los árboles fueron sembrados en tepetate, esto lejos de ayudar, estresa a las plantas.

Entonces no podemos olvidar que ese parque lineal tiene un problema de diseño, habría que advertir una solución en rediseñar.

Es un todo, aún y cuando tengamos el agua, si la regamos esa agua tratada a ese tramo de pasto donde hay tepetate, no se absorbe, así le podemos vaciar varios camiones cisterna, el pasto no tiene la capacidad de absorber el agua”.

No obstante, Anaya Pérez admitió que en los últimos días se presentó la descompostura de una bomba, en el área de Villas de Nuestra Señora de la Asunción, es por ello que en particular esa área de la Línea Verde se encuentra bastante seca.

“Lo que representó un problema fue que tuvimos la descompostura de una bomba, de una planta tratadora, y se afectó una parte considerable de la Línea Verde. Estimamos que en 10 días se habrá de regularizar”.

Además –agregó– “tenemos vandalismo en aspersores, pero el problema principal que causó el desabasto del agua tratada fue la descompostura de una de las bombas en la planta tratadora”.

Indicó que desde 2015 a la fecha han sido robadas 55 bombas, no únicamente de la Línea Verde, sino de las diversas áreas verdes de la capital; de igual forma han sido hurtados 400 aspersores.

Aunado a las elevadas temperaturas y las escasas lluvias presentadas, el robo de equipamiento pone en una situación “crítica” el estado de las áreas verdes.

Finalmente, el secretario de Servicios Públicos añadió que la dependencia que encabeza cuenta con presupuesto anual de 200 millones de pesos para el mantenimiento de todas las áreas verdes de la capital.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *