Hasta 9 Sanciones por Exceso de Ruido Aplica Reglamentos los Fines de Semana en el Centro

Las Quejas son más Frecuentes en Carranza: José de Jesús Aranda

Por Liliana Ramírez Macías

José de Jesús Aranda Ramírez, director de Reglamentos del Municipio capital

José de Jesús Aranda Ramírez, director de Reglamentos del Municipio capital

Hasta nueve sanciones por exceso de ruido se aplican los fines de semana en antros y bares del Centro, indicó José de Jesús Aranda Ramírez, director de Reglamentos del Municipio capital, quien mencionó que es común que en el Centro Histórico los centros nocturnos le suban de más a la música, por lo que las quejas ciudadanas son constantes.

Para evitar que continúen excediendo los decibeles permitidos, se colocaron cinco sonómetros a los costados de antros y bares del primer cuadro de la ciudad.

En entrevista, comentó a Página 24 que las quejas por ruido son frecuentes, “por lo general aumentan los fines de semana, pero tenemos el equipo de trabajo para atender todo este tipo de quejas, y atenderlas como debe de ser”.

La zona del Centro donde es más común que antros y bares excedan los decibeles permitidos es en la calle Venustiano Carranza, “nos llaman un poquito más, se dan siete, ocho quejas”.

Lo que se hace –dijo– “es regular, que bajen los decibeles, si no bajan se puede llegar hasta la clausura definitiva”.

Hasta el momento no se han aplicado clausuras definitivas, “se les pide que moderen los volúmenes, y si no hacen caso y son reincidentes se puede llegar a una clausura definitiva”.

Para medir el ruido, Aranda Ramírez detalló que colocaron cinco sonómetros en varios puntos del Centro Histórico donde están antros y bares, “si hay alguna queja nosotros los ubicamos a un lado de donde se presenta la queja y checamos los decibeles vía Internet, y ahí nosotros constantemente estamos revisando, si vemos que se está pasando mandamos al equipo de verificadores para que llegue y modere su volumen o de plano se le levanta el acta”.

Si bien se cuenta con los sonómetros que son fijos, de igual forma los verificadores cuentan con unos aparatos denominados “decibelímetros, que son ambulantes, los traemos en todos lados; los fijos se les da mantenimiento, tenemos un sistema que se maneja por parte de informática”.

Las quejas que se presentan los fines de semana por ruido van de cinco a nueve.

Las sanciones van desde dos mil 400 a 10 mil pesos, dependiendo de la gravedad, y si son reincidentes se procede a la clausura definitiva, concluyó el director de Reglamentos.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *