Pega Insomnio a los Mexicanos

4 de cada 10 mexicanos lo padecen: Especialista

De acuerdo con la encargada de la Clínica del Sueño del Hospital Civil de Guadalajara, este trastorno es detonante de otras enfermedades

Por Elizabeth Ríos Chavarría

Guadalajara, Jal.- Parte de los trastornos más frecuentes en la población mexicana son la apnea del sueño, las roncopatías (ron­quidos) y el insomnio, siendo este último, un padecimiento que sufre alrededor del 40 por ciento de sociedad en el país, señaló experta del Hospital Civil de Guadalajara (HCG).

La encargada de la Clíni­ca del Sueño de mencionado nosocomio, la doctora Mari­sela Durán Gutiérrez habló de los trastornos principales que atienden, y cómo estos son causados por diversos facto­res como no tener regulado el sueño, no llevar por las no­ches una dieta baja en carbo­hidratos o consumir alimentos en acceso.

Detalló que existen poco más de 80 trastornos del sue­ño y pueden influir en los es­tilos de vida: ocasionan que las personas sean más propen­sas a sufrir accidentes, a que tengan menor rendimiento laboral y escolar, o tienden a padecer ansiedad o depresión. Además, esto suscita que se presenten alergias, obesidad, el consumo de sustancias como tabaco, cafeína, alcohol o drogas, así como la obstruc­ción de las vías aéreas.

Por ello, recalcó la impor­tancia de tratarlos pues a cor­to o mediano plazo ocasionan problemas de atención, con­centración, memoria y un me­nor grado de funcionamiento cognitivo.

De acuerdo a la frecuen­cia con que se presentan estos padecimientos en los mexica­nos, Durán Gutiérrez expli­có que el 40 por ciento de la población sufre de insomnio; la roncopatía la sufre entre el 30 y 40 por ciento; mientras que la apnea del sueño, la cual consiste en suspender la res­piración durante la noche, se presenta en el 2 por ciento de las mujeres y 4 por ciento en hombres, en cuanto a los ma­yores de 65 años, la frecuen­cia aumenta hasta en un 20 por ciento. Este padecimien­to, agregó, es comúnmente relacionado a la obesidad.

“Si la persona presenta este problema en alto grado, la grasa se va depositando en el cuello y esto ocasiona difi­cultades para respirar, además de tener una farínge menor, que es la estructura situada en el cuello y revestida de mem­brana mucosa”.

Para combatir estos ma­les, la especialista detalló que en el caso de las roncopatías y apnea del sueño, se puede utilizar un equipo que inclu­ye una mascarilla que genera presión de aire positivo y abre las vías aéreas, para facilitar su respiración.

En cuanto al insomnio, se puede recurrir a medicamentos (recetados) o se pueden hacer modificaciones en la vida dia­ria para lograr buenos hábitos de sueño. Entre esos cambios, señaló el evitar el alto consu­mo de café, tabaco y alcohol; realizar ejercicio; evitar tener dispositivos prendidos por la noche que puedan retrasar el sueño; procurar una dieta baja en carbohidratos por la noche; así como regular las horas de dormir a fin de que el cuerpo descanse un promedio de 7 horas.

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: