Centenario del Primer Bolero Mexicano

Por Roberto Ponce

Marzo 10, Ciudad de México (apro ).- Yucatán es la cuna del bolero mexicano, toda vez que la primera canción del género fue “Madrigal”, compuesta hace 100 años en la Hacienda de Cacao, propiedad de la familia Ponce Cámara, por el trovador Enrique Galaz Chacón, “El Curro”.

México, Yucatán y Cuba los 100 años del bolero ‘Madrigal’”.

Dicen que en la retina del que ha muerto/ la última imagen retratada queda/ como el divino rostro de una hermosa/ en la delgada cartulina tersa./ Si eso es verdad, cuando me esté muriendo/Habana−Progreso−Veracruz−Nueva Orleans, que duró hasta 1946.

“La presencia en Mérida de compañías artísticas cubanas y la comercialización de discos procedentes de La Habana, acrecentaron el gusto de los peninsulares por este género sensual. Quien más influyó fue el barítono cubano Arquímides Pous, originario de Santiago, quien al frente de su Gran Compañía de Zarzuelas Cubanas hizo largas y exitosas temporadas en la Ciudad Blanca, comenzando en enero y febrero de 1918 al difundir boleros de Grenet y Ankerman que incluyó en sus revistas musicales Mérida de carnaval y Yucatán suvenir, escritas en Mérida.

“El bolero mexicano hereda la temática amorosa del bolero cubano, pero enriquece sus letras con la calidad poética que le aportan los mejores bardos de su época.

En 1919, el trovador Pepe Sosa, nacido en Ticul, musicaliza el bolero ‘Un ruiseñor’ con versos de Eliézer Trejo Cámara, que más adelante Guty Cárdenas llevará de serenata a su señora madre”.

Un ruiseñor en el jardín ha muerto/ bajo la sombra en que formó su nido,/ reposa entre sus plumas adherido/ y el breve pico hacia el azul abierto… En 1920, expone Pérez Sabido (cuyo soneto de 1962 “Injusta lejanía” musicalizó posteriormente Armando Manzanero), el trovador Andrés Acosta, nacido en el pueblo de Abalá, creó “Fondo turquí”, con versos del mismo Trejo Cámara.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: