En Guadalajara, los Calandrieros se van

Deberán Ceñirse a la ley

Aunque no se registran avances en las negociaciones entre el gremio inconforme y el ayuntamiento tapatío, el alcalde interino aseguró que antes del 7 de enero buscarán las vías para integrar al nuevo modelo a los trabajadores

Por Elizabeth Ríos Chavarría

Cada vez falta menos tiempo para que el ayuntamiento tapatío saque de circulación los tradicionales carruajes tirados por caballos, pues los choferes deben aceptar el comodato y la renovación si no quieren perder su fuente de trabajo: la fecha límite es el domingo 7/Foto: Elizabeth Ríos Chavarría

Cada vez falta menos tiempo para que el ayuntamiento tapatío saque de circulación los tradicionales carruajes tirados por caballos, pues los choferes deben aceptar el comodato y la renovación si no quieren perder su fuente de trabajo: la fecha límite es el domingo 7/Foto: Elizabeth Ríos Chavarría

Guadalajara, Jal.- A días de que finalice la prórroga para trabajar con calandrias tradicionales sin el permiso municipal, continúan sin avances considerables las “negociaciones” entre el gremio calandriero inconforme con la renovación y autoridades de Guadalajara.

El grupo opositor a que los carruajes jalados por caballos migren a vehículos eléctricos sólo tiene unos días para decidir si aceptarán el comodato y por ende la renovación si es que quieren seguir trabajando, y es que, a pesar de que siguen los diálogos con las autoridades aún no han firmado y el 7 de enero próximo es el día que tendrán como límite para llegar a un acuerdo.

Pese a que el gremio en su momento manifestó que no desistirá de su intención de trabajar como siempre, el alcalde interino Enrique Ibarra Pedroza reiteró que desde el ayuntamiento se continuará con la postura de renovación tal cual se aprobó en su momento en el cabildo tapatío.

“Hablamos con ellos (con calandrieros), se estableció un plazo y estamos en conversación en una mesa de diálogo con ellos. Nuestra intención por supuesto es, que se cumpla lo que se acordó en el pleno del ayuntamiento de Guadalajara, que es nuestro marco normativo, y estamos en comunicación permanente con las dos vertientes que hay”, explicó ayer en entrevista.

“Siempre somos accesibles y siempre dispuestos al diálogo, al entendimiento”, señaló en un primer momento Enrique Ibarra, quien añadió que el acuerdo que buscan es que los calandrieros se ciñan a lo aprobado en cabildo/Foto: Cortesía

“Siempre somos accesibles y siempre dispuestos al diálogo, al entendimiento”, señaló en un primer momento Enrique Ibarra, quien añadió que el acuerdo que buscan es que los calandrieros se ciñan a lo aprobado en cabildo/Foto: Cortesía

Aunque en la temporada decembrina el gremio disidente ha trabajado sin problema alguno con sus respectivos carruajes –tal cual se acordó con el ayuntamiento–, a partir del 8 de enero las autoridades municipales podrían reanudar los operativos que hace semanas implementaron a fin de decomisar carruajes y multar a aquellos calandrieros que no hayan aceptado el comodato, requisito impuesto para otorgar los permisos para circular con las calandrias en la ciudad.

Sin embargo, Ibarra Pedroza hizo un llamado a no especular antes de tiempo pues los plazos aún no concluyen, y aseguró que antes del próximo fin de semana retomarán el diálogo con el gremio a fin de llegar a los acuerdos necesarios.

“Nosotros siempre somos accesibles y siempre dispuestos al diálogo, al entendimiento (…). Ellos lo han tomado con disposición, por eso se hizo el levantamiento de la protesta que tenían en la parte aledaña a palacio municipal y seguiremos en esa ruta, vamos a privilegiar el acuerdo”, agregó.

De los 39 dueños de las 55 calandrias que hay en la ciudad, hasta el momento continúa el mismo número de quienes ya aceptaron la renovación; de acuerdo a Ibarra Pedroza, 30 son los que ya firmaron.

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:
468 ad