Prevén Cambios en el Partido Fujimorista Tras Indulto en Perú

Por Manuel Robles Sosa

El exgobernante peruano, Alberto Fujimori (Foto: Archivo/Xinhua)

El exgobernante peruano, Alberto Fujimori (Foto: Archivo/Xinhua)

Diciembre 26, Lima, Perú (Prensa Latina).- Los alcances del impacto del indulto otorgado al ex gobernante peruano Alberto Fujimori, medida que genera protestas y gran controversia, motivaron hoy diversas opiniones de políticos y analistas de diversas tendencias.

Pese a que los dirigentes del partido neoliberal Fuerza Popular (FP), que encabeza su hija Keiko Fujimori, dijeron reiteradamente que, en caso de ser liberado, el indultado se mantendría al margen de la actividad política, muy pocos están seguros de eso.

El legislador progresista Marco Arana señaló que Fujimori, liberado tras cumplir la mitad de los 25 años de su condena por crímenes de lesa humanidad, no sale para convalecer en su casa, sino para ordenar FP.

Sostuvo que el preso condujo la negociación de su indulto, negada por ambas partes, entre su hijo Kenji y una fracción disidente, de un lado, y el gobierno, del otro, que, según certeza generalizada impidió la destitución del mandatario por sospechas de corrupción y generó duras discusiones en FP.

“Lo más predecible es que busque poner orden en sus filas, porque él sabe que los problemas que hay dentro del fujimorismo ponen en peligro su proyecto político, que es afirmarse como el conductor principal del fujimorismo”, agregó Arana en declaraciones públicas.

Otros análisis coinciden en que Fujimori libre por el indulto abre un signo de interrogación sobre el futuro de FP y de las contradicciones entre Keiko y su hermano Kenji.

En esa pugna, el menor de los Fujimori obtuvo una importante victoria al conseguir presuntamente el indulto de su padre, al que había renunciado su hermana, que había optado por el camino de las apelaciones judiciales.

El analista de centro–derecha Fernando Rospigliosi opinó que el liderazgo de Keiko está seriamente cuestionado y en la citada pugna el padre respaldará al hermano menor, como hizo desde la prisión cuando Kenji fue suspendido por sus posiciones discrepantes.

Sobre las diferentes líneas, Rospigliosi señaló que “mientras Keiko Fujimori hace una critica muy fuerte al Gobierno, Kenji y Alberto son más bien concesivos en el respaldo y es muy difícil conciliar esas dos cosas”.

El entrevistador Enrique Castillo, de similar tendencia, dijo que en FP puede haber una división y hasta una purga en el partido fujimorista que tiene bajo su control al parlamento, pues es sabido que Alberto Fujimori tiene una buena opinión de varios de los miembros del entorno de Keiko Fujimori, cuyo retiro exige Kenji.

Distinto piensa el analista Pedro Tenorio, para quien Keiko Fujimori mantendrá su poder de decisión en FP porque es dueña del registro legal del partido y ha consolidado a la organización.

Según Tenorio, las opciones de Keiko, que tiene en contra dos derrotas con candidata presidencial por limitaciones políticas y errores propios, en 2011 y 2016, debe optar entre mantener distancia respecto a su padre y Kenji o impedir la división del fujimorismo uniéndose a ellos.

Jorge Trelles, un fujimorista de viejo cuño, de los que la hija del exgobernante apartó para su campaña de 2016, dijo que las diferencias quedarán atrás con el logro estratégico de la libertad del padre, que permitirá unir a las dos facciones, poniendo fin a una pugna con matices de intriga dinástica y cortesana.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en: