Sergio Augusto López: No se Sabe qué Tipo de Carne Estamos Consumiendo

“Dan Caballo, Mula, Hasta Perro por res”

Por Gabriela Jiménez Castañeda

Sergio Augusto López Ramírez, legislador local (Foto: Eddylberto Luévano Santillán)

Sergio Augusto López Ramírez, legislador local (Foto: Eddylberto Luévano Santillán)

Resulta preocupante que alcaldes y gobernadores históricamente han dejado a la deriva la regularización de los rastros, “y no lo han hecho en virtud de que creen que con el rastro ubicado en San Francisco de los Romo se da respuesta a la demanda que hay en todo el estado”, señaló el legislador local Sergio Augusto López Ramírez, quien expuso que “aquel ganadero, aquel personaje que vive de tener uno, dos o tres animalitos, no cuenta con los recursos para llevar a sacrificarlos hasta dicho rastro, lo que trae como consecuencia el que en los pueblos se dé la matanza clandestina, en el traspatio, en la calle, y hasta cierto punto algunos sí son cuidadosos, pero la mayoría no en el tema de la higiene, en el manejo del sacrificio”.

El diputado por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) refirió además que, “al no haber alguna autoridad que esté controlando, cualquier hijo de vecino va y se roba el puerco, el borrego, la cabra del vecino y la mata, ¿ya muerto y destazado, cómo saber si el animal era robado? Lo que provoca además el que haya mucho robo de animales”.

Sin embargo, lo más grave del asunto “es el que llaman en los rastros los ‘animales caídos’, que son aquellos que los propietarios tiran en cualquier basurero o lote baldío cuando se les mueren por alguna enfermedad, y hay gente que los agarra, los destaza y los vende, por ende no hay control sanitario de este tipo de animales”.

Esa situación –destacó– “se combatiría al haber rastros en cada uno de los Ayuntamientos, es responsabilidad de los presidentes municipales tener este servicio”.

Sergio Augusto López expuso que “hay infinidad de rastros clandestinos sacrificando animales que al final llegan a las mesas de las familias y que no sabemos en qué condiciones viene esa carne, no sabemos si inclusive es de un animal robado o ‘caído’.

Entonces urge que los presupuestos se readecuen y haya inversión en los rastros en cada uno de los Ayuntamientos; es un tema de seguridad y de sanidad, de salud pública, de higiene, directamente hacia las personas”.

Manifestó que “no solo podemos estar consumiendo carne de muy mala calidad o enferma, sino también pudiéramos estar comiendo carne que no sabemos de qué tipo es, te pueden dar carne hasta de perro, de caballo, de mula, y te la venden por carne de res. Al no haber los controles, no sabemos qué tipo de carne estamos consumiendo”.

Además, agregó: “Puede ser que esta carne venga adulterada, como en el caso de los pollos, que vienen con hormonas, con un sinfín de químicos. Hay granjas que están muy bien reguladas, pero hay también la granja familiar, la granja clandestina que no está regulada. Son demasiados problemas los que estamos abordando. Y es una problemática a la que presidentes municipales y gobernadores hacen oídos sordos”, concluyó Sergio Augusto López amírez.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:
468 ad