La Columna del Diablito

Paulo Gonzalo Martínez López y Jesús Eduardo Martín Jáuregui ....broncón entre “El Perro” y “El Mataviejitos”...

Paulo Gonzalo Martínez López y Jesús Eduardo Martín Jáuregui
….broncón entre “El Perro” y “El Mataviejitos”…

16 Años de Impunidad:
21 de noviembre de 2001
21 de noviembre de 2017
Ni Perdón ni Olvido 

* UNA, DOS Y… ¡TRES! ¡COMENZAMOS!
¡PELEARÁN 10 ROUNDS..!

¡En esta esquina..! Vaya pleito de dimes y diretes se cargan el propietario de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Aguascalientes (CEDHA), Jesús Eduardo Martín Jáuregui “El Mataviejitos”, y Paulo Gonzalo Martínez López “El Perro”, dueño del Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional (PAN).

Sólo por los apodos se da cuenta la raza de bronce de lo “peligroso” que son estos individuos que nos cuestan un chingo de billetes proporcionarles casa, vestuario y sustento: “El Mataviejitos” y “El Perro”.

¡Cañón! ¿No?

Desde hace tiempo ambos se traen en salsa, pero “El Perro” ladró y mostró sus poderosas fauces: “¡Martín Jáuregui se ha dedicado a defender delincuentes!”, y guau, guau, guau… Pero al día siguiente “El Mataviejitos” sacó sus fierros: “¡Paulo Gonzalo padece Alzheimer!”, y bla, bla, bla…

Y la raza, en verdad, ya está hasta el gorro de tantos dimes y diretes, por lo que si no dirimen sus acusaciones en los tribunales, que mejor se den “una ronda de chingadazos” y que ahí muera la cosa.

Difícilmente se agarrarían a chinga-zos, pero, en el remoto caso que así sucediera a ¿quién le iría usted?, a ¿“El Mataviejitos” o a “El Perro”?

Haga el lector su apuesta.

¿DERECHOS HUMANOS?

La nueva ley esa que protege los “derechos humanos” que ordena a las autoridades no enviar fotos ni apellidos de los “presuntos” delincuentes a los medios de comunicación, es una dolorosa jalada de pelos que perjudica feamente a toda la raza de bronce.

He platicado con harta gente y coincide conmigo en su mayoría: Si una persona robó, asaltó, defraudó, violó sexualmente a otra, secuestró, desapareció forzadamente a otra, asesinó, etcétera, debe de publicarse: “este es”, como siempre se venía haciendo hasta que inventaron esa barrabasada.

Ahora dicen que no, que también los delincuentes “tienen derechos humanos, y que son libres para matar, violar, robar, asaltar, defraudar, etcétera”, que porque esto sucede en el “Primer Mundo” y bla, bla, bla…

No os la jaléis, va un ejemplo:

Es muy común que en varios países del “Primer Mundo” maestras; ma-es-tras de primaria o secundaria violen sexualmente a sus alumnos: alum-nos, y son las propias autoridades de por allá las que hacen circular fotos y nombres completos y hasta el “alias” de las susodichas.

¿No son los dueños de la “ley” y la “justicia” en México más papistas que el Papa? Me cae que sí, porque según ellos lo están protegiendo, sin embargo, en ocasiones mandan fotos a los medios de comunicación con los ojos tapados e inventan nombre de pila y le agregan “N” “N”, la verdad que se ven más gachos, porque al hacer eso lo están etiquetando como auténtico delincuente y no como “presunto”:

¿Se imagina el lector que en lo sucesivo, “para proteger su identidad y sus derechos humanos”, los dueños de la ley y la justicia, manden a los medios de comunicación fotos con los ojos tapados de Enrique “N” “N”, presidente de conocido país, quien es acusado de corrupción por Ricardo “N” “N”, presidente nacional de un conocido partido político?

Si seguimos con esas jaladas así vamos a terminar.

Naaa… “El que es cabrón es cabrón”, nos ilustra la señora Cecilia Carreón, o si lo prefiere a’i le va nuevamente una máxima del extinto maestro Manuel Buendía Tellezgirón:

“Si yo veo una ave palmípeda que parece pato, camina como pato, nada como pato, grazna como pato y se aparea con patas, tengo todo el derecho de deducir que es un pato”, así de sencillo.

ME ENCANTA LEER A RENATO LEDUC…

Me gusta su estilo desenfadado, directo y crítico: “Los jotos –decía–, son jotos, los rateros rateros y las putas putas”.

Hoy los tiempos han cambiado: a los jotos se les dice gay, travesti, transexual, etcétera; a las putas ahora les llaman sexoservidoras, trabajadoras sexuales, etcétera. A esas “buenas conciencias” yo les recomendaría leyeran a Renato Leduc y, por qué no, a Jaime Sabines:

“…Oh puta amiga, amante, amada, recodo de este día de siempre, te reconozco, te canonizo a un lado de los hipócritas y los perversos, te doy mi dinero, te corono como hojas de yerba y me dispongo a aprender de ti todo el tiempo”.

Así finaliza el poema “Canonicemos a las putas”, del laureado poeta chiapaneco, ya en otra ocasión les platicaré de Renato Leduc: “Aguadas me gustan más porque me lastiman menos”, escribía.

Poetas y escritores muy chidos, la verdad, reitero, se los recomiendo.

“SOLOS, ¿LO QUE SE LLAMA SOLOS?”…

Dice el propietario estatal del partido político más desprestigiado del mundo, el PRI, José Enrique Juárez Ramírez que ya se dieron color que las alianzas con otros partidos políticos son, simplemente alianzas “mercantiles-electoreras”, que por eso ahora “estamos trabajando para ir solos en la elecciones federales de 2018”.

Bueno, seamos sinceros: Lo que sucede es que ya nadie quiere aliarse con el PRI, pues, además de corrupto es un partido perdedor, ya no gana ni a las canicas y sus “triunfos”, como los del Estado de México, le salen carísimos.

Presumían de ser el “nuevo” PRI con sus gobernadores como Javier Duarte, César Duarte, Roberto Borge, entre otros; hoy, Javier y Roberto están presos y César tiene orden de aprehensión.

¿Solos en 2018? Se están arriesgando a perder hasta los calzones.

Yo creí que Juárez Ramírez era más sensato, pero está a la altura de un Lupe Ortega Valdivia, y de un Paco Guel Saldívar, y muy por debajo de Norma Esparza Herrera “La Cochinita Pibil”.

Bien haría José Enrique dejarse de “mamadas” e imitar a los Testigos de Jehová, buscando clientela casa por casa, ahí, de güevón, sentado, lleno de deudas y haciendo declaraciones ídem, no logrará que se les acerque ni la Cuca Martínez. Así de mal anda el RIP.

ES UNA PENA…

Nunca en su vida el PRD en Aguas-calientes había ganado un cargo de elección popular, hasta en las recientes elecciones de 2016, cuando Cuauhtémoc Escobedo Tejada ganó la alcaldía de Pabellón de Arteaga.

Cuauhtémoc Escobedo Tejada ...¿no que muy honrado?.. | José Enrique Juárez Ramírez ...lo creí sensato...

Cuauhtémoc Escobedo Tejada …¿no que muy honrado?.. | José Enrique Juárez Ramírez …lo creí sensato…

No lo conozco en persona, vaya, ni siquiera su voz por teléfono, no obstante me dio gusto porque su extinto padre, al que tanto apoyamos en TRIBUNA LIBRE, era de auténtica izquierda y siempre soñó ser alcalde de su terruño, pero jamás alcanzó la liebre, Cuauhtémoc sí.

Viene a mi mente su mensaje cuando tomó posesión de la alcaldía del municipio de marras:

“Quiero subrayar que asumiré una actitud implacable contra la corrupción, se equivocan aquellos que piensan que participar en el gobierno es sinónimo de enriquecimiento. No permitiré ningún acto de corrupción, por mínimo que sea: aquel funcionario o servidor público que cometa un acto de tal naturaleza, tendrá, en automático la baja definitiva y, en su caso, el inicio de un proceso legal”.

Claro que no le creí, pero luego le otorgué el beneficio de la duda.

Hoy me entero que sus palabras fueron y son mentiras: la alcaldía de Pabellón de Arteaga ha sido saqueada a lo bestia.

Cuauhtémoc no tiene un sólo clavo para pagar las deudas del municipio que se acumulan desde que asumió el poder el 1 de enero de 2017.

¿Qué le hizo al súper millonario presupuesto? “¡Sepa la chingada!”, exclamaría mi sabia tía Jerónima, lo cierto es que los acreedores, como los hongos, brotan por todos lados.

Me dicen que un tal Carlos Alonso es el que baila con la más fea y es el que da la cara cuando la raza de bronce va a Palacio Municipal a tratar de cobrar:

“No hay dinero –dice– si lo dudan, pregúntenle a Cuauhtémoc”.

Nomás falta que diga: “Cuauhtémoc se lo chingó”.

Qué pena, la verdad, si su padre viviera yo creo volvería a morirse. De esa gente de “izquierda” ¿para qué?

Y CON ESTA ME DESPIDO…

“El pueblo quiere que yo sea gobernador, pero yo no quiero… todos los políticos me dan asco por rateros, por corrup-tos, por inmorales… el pueblo  quiere que yo sea gobernador, pero a mi familia  le daría vergüenza… el pueblo quiere que yo sea gobernador, pero yo no quiero y, ¿sabe qué?, si yo fuera gobernador terminaría con la pobreza y el hambre en Aguascalientes y se lo firmo: José Luis Morales “La Víbora”, locutor y empresario.

Insisto: “Don Viborón” (Agustín Morales Padilla) última llamada: interne ya a su loquito en un hospital psiquiátrico, piérdale el amor al billete, tal vez su principal heredero tenga remedio.

* (Columna publicada inicialmente en el semanario hermano TRIBUNA LIBRE el pasado jueves 23).

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *