Mi Comentario Sobre las Juchitecas “Sólo Sirve de Distractor Inflado de Mala fe”: Poniatowska

Por Niza Rivera

Noviembre 8, Ciudad de México (apro).– La escritora Elena Poniatowska aseguró que el comentario que hizo sobre las juchitecas “no fue de mala fe”, y lamentó que sea más noticia una acotación sobre la gordura de las mujeres que la situación política de México.

“Me parece que mi comentario sólo sirve de distractor inflado de mala fe”, aseguró la autora de “La noche de Tlatelolco”, quien se volvió trending topic luego de que, en una charla con estudiantes del Colegio de Bachilleres en el exconvento de Cuilapan de Guerrero, expresó: “Las juchitecas que yo he visto, por la cerveza están bien panzonas, inmensas”.

Diversos medios aseguraron que había dicho “mensas”, lo que desencadenó ataques contra la escritora en redes sociales.

Y, además, omitieron destacar que Poniatowska hizo referencia a la complexión de las mujeres juchitecas en relación con las fotografías de Graciela Iturbide, a quien se rindió homenaje con una retrospectiva de su obra en la edición 37 de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), inaugurada el domingo 5 en el Centro de las Artesanías de San Agustín (CaSa) en Etla.

Este medio día, la escritora publicó un texto sobre el tema en su cuenta de Facebook, donde recalcó: “Si es más noticia un comentario sobre la gordura de las mujeres, y resulta más importante que toda la situación política de nuestro país después de los dos sismos que acabamos de padecer −Oaxaca en particular−, me parece que mi comentario sólo sirve de distractor inflado de mala fe”.

Momentos antes de viajar a Baja California Sur, donde el próximo sábado 11 inaugurará en el pueblo de Todos Santos una biblioteca con su nombre, la escritora, Premio Cervantes 2013, explicó vía telefónica a Apro que el comentario que hizo sobre las juchitecas no fue de mala fe.

“No lo dije de mala fe, se lo dije a unas chavitas que estaban en primera fila diciéndoles: ‘ustedes están muy delgadas’.

Incluso hay fotos de Graciela Iturbide de su libro “Juchitán de las mujeres 1979−1989” donde aparecen mujeres obesas, no como las que tomó Tina Modotti en los años 30, que eran delgadas porque bebían pulque y no cerveza”.

La autora de “Hasta no verte, Jesús mío” (2014), obra donde su personaje central es justamente una oaxaqueña de Miahuatlán, Jesusa Palancares, añadió: “A veces no digo las cosas tan en serio, y es un poco triste, decepcionante, que yo que toda la vida he hecho entrevistas, crónicas, les he rendido homenaje a todos, se malinterprete tanto cuando no hay razón… Además, la gordura tampoco es un crimen.

Entiendo que es la situación política por la cual me han atacado por apoyar a Andrés Manuel López Obrador.

Me han agredido, me han rayado mi coche, me han hecho llamadas en la noche insultándome, es un asedio continuo que empezó en 2012”.

Finalmente, luego de señalar que lo importante del evento en Cuilapam de Guerrero fue su alocución sobre Graciela Iturbide, “porque es la primera vez que se le hace una gran retrospectiva con 220 fotografías espléndidamente bien montadas en Oaxaca”, subrayó: “No creo que tengamos que ser todos políticos, no soy así, ni política ni lambiscona”.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *