Desde mi Balcón

A río Revuelto Parte II

Por Jorge Arturo Ferreira Garnica

Cámara de Diputados (Foto: Archivo/ Diego Simón Sánchez /Cuartoscuro)

Cámara de Diputados (Foto: Archivo/ Diego Simón Sánchez /Cuartoscuro)

NO CABE duda alguna sobre lo impredecible de los asuntos públicos, hasta ayer todo era buscar un cauce “legal” para las donaciones porcentuales de los partidos políticos, del financiamiento público que por ahí en diciembre aprobará la Cámara de Diputados. La voz solitaria del PRI, fue la única que dijo que ahí estaba su resto: 258 millones de pesos que aún le quedan por ejercer durante lo que resta de año. Pero como en política no hay coincidencias, hoy me dejó de a seis el titular del Economista que cabecearon así: “Legislativo planea reasignar recursos del gasto 2018. 50, 000 mdp para reconstrucción. En San Lázaro proponen fondo que arranque con 50, 000 mdp”. Resulta que esa promesa del PRI aún está en veremos por la nota citada. De aprobarse los recortes al presupuesto para integrar una bolsa que sirva para el rescate y reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos, ya no tendría que hacer tal donación con base en esta declaración, y perdería su lugar como un segundo héroe. Y como dicen por ahí, piensa mal y acertarás. Para mí, que Enrique Ochoa ya sabía algo al respecto, por eso mostró tanta generosidad y sobre todo seguridad en la para él, única posibilidad de donar los recursos públicos destinados a su partido: renunciar a ellos y decirle a los de Hacienda ahí tiene el dinero, ahora pásenlo al fondo para desastres. Algo totalmente fuera de su alcance.

 ESTA, TAN buena como afortunada noticia, la dio a conocer el presidente de la Cámara de Diputados el priísta, Jorge Carlos Ramírez Marín, quien agregó que lo harían bajo una minuciosa y responsable revisión al Proyecto de Presupuesto para 2018, incluido el financiamiento público de los partidos políticos y lo asignado al INE para el gasto de la elección. Luego de que promesas iban y venían, de que sí era posible, de que no, de que se consultaría con la Secretaría de Hacienda, me parece que es un buen momento para Lorenzo Córdova quien era el principal blanco de la mayor parte de las críticas publicadas en los medios de comunicación. Fue buena noticia, porque con ella se destrabó el aspecto legal de las supuestas donaciones, y afortunada para la autoridad electoral, que ya no sentía lo duro sino lo tupido y que, incluso, ya había caído en el garlito que a todos nos tendió el señor lopitos.

 SOY DE LOS que seguiré pensando, hasta que no se concrete lo de la promesa de los líderes de las bancadas en la Cámara baja, que no había ni hay ningún resquicio legal para concretar la donación de los dineros de la partidocracia, por aquello que dejé sembrado en mi anterior entrega, acerca de la supremacía de las leyes. No podía ni puede darse ningún tipo de acuerdo, aún con lo noble de la intención. Un decreto también violaría la Carta Magna. No era ni es tiempo para reformar ninguna ley relacionada con el tema electoral, de manera que la congruencia mostrada por Ramírez Marín y todo aquél que lo haya apoyado, y por supuesto, aportado la idea, de aplicarle los recortes al presupuesto del próximo año, son dignos de un reconocimiento como auténticos legisladores. Entraron a escena en el momento oportuno, y con ello le echaron un balde de agua helada a la llamarada lópezobradoriana. ¡Sí señor! Y de paso un remojón a todos los demás dueños de los partidos políticos. Y nos quedamos sin héroes. Sin duda un mes patrio lleno de contrastes. Para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo, dice la gente, es decir: “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

 TAMBIÉN EL Excélsior publicó que los legisladores abren el camino legislativo para quitar a los partidos políticos, de inmediato, cuatro mil 986 millones de pesos, sin necesidad de una reforma constitucional, sino a partir de un decreto de emergencia. Me parece más congruente y más lógica la otra noticia, la publicada en El Financiero también salida del Legislativo, y menos violenta.

 CAMBIANDO DE tema, por ahí analizaba algunos datos de los OPLES, y el trato que el INE les ha brindado a algunos de ellos. Ya había comentado lo sucedido en Chiapas y lo del fraude electoral con el voto de los mexicanos en el extranjero, y la destitución de dos consejeros electorales del OPLE, que además están sujetos a proceso penal por ese fraude electoral. No recuerdo haber narrado la destitución de una consejera en Yucatán, por nepotismo al haber usado su investidura para que se contratara a una familiar cercana. Recuerdo sí, que algo publiqué sobre los consejeros locales respecto a la omisión de no contar tres mil boletas, es decir votos, y me faltó agregar un acto de nepotismo de uno de sus consejeros, al usar también su jerarquía como consejero, para impulsar el ingreso de un tío al INE local, y cuyo trato de parte del Órgano federal fue desigual. Así es la naturaleza humana. Nihil novum sub sole.

 INSISTO EN que en el INE, no supieron elegir con la escrupulosidad que cada caso ameritaba a los integrantes de los OPLES. Quizá tanta facultad depositada en un solo Órgano los tomó por sorpresa, y por ello es que actuaron con tal ligereza. Pero los errores siempre saltan a la vista, al igual que los aciertos, como el publicado en El Financiero, que no sólo destrabó la discusión del dinero público y su donación a los damnificados de los sismos, sino también dejó, por ahora, al Mesías de la democracia sin juguetito, además de exhibirlo tal cual es. Pero no hay que confiarnos con ese señor, pues es la perversidad en tercera dimensión.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *