Senadores “Saludan con Sombrero Ajeno” con Recursos de la Ciudadanía: Alvarado

“Despensas y Víveres de Poco Sirven, Pues Sigue la Pobreza”

Por Liliana Ramírez Macías

Carlos Alberto Alvarado Quezada, vocero de la Diócesis de Aguascalientes (Foto: Eddylberto Luévano Santillán)

Carlos Alberto Alvarado Quezada, vocero de la Diócesis de Aguascalientes (Foto: Eddylberto Luévano Santillán)

De poco sirve proporcionarles despensas a las personas más necesitadas, pues la pobreza continuará, señaló el vocero de la Diócesis de Aguascalientes, Carlos Alberto Alvarado Quezada, quien lamentó que ahora que se suscitó un sismo en zonas donde hay miles de familias en situación vulnerable, tales como Oaxaca, Chiapas y Tabasco, sí se esté volteando a ver a estas comunidades, “hacemos todo y mañana se nos olvida, ¡no!, sigue la pobreza”.

En rueda de prensa, lamentó que desde el Senado de la República se haya dado la apertura de una cuenta para que los ciudadanos apoyen a los damnificados de estos estados de la República, cuando lo cierto es que el Gobierno cuenta con recursos suficientes para estos casos emergentes, así como para solventar las necesidades de la población.

Sin embargo, este dinero no es utilizado para ello, y ahora los senadores pretenden “saludar con sombrero ajeno”, haciéndose de más recursos de la ciudadanía para entregárselos a los damnificados.

“Aquí está la cuestión de la credibilidad, nuestra gente va a pensar, si tiene credibilidad va a apoyar y si no cuestiona: ‘¿Cómo es que nos pidan si son ellos los que tienen esos grandes recursos de muchas instancias, de muchos medios?’, no solamente para las cosas emergentes, sino para las necesidades”.

Dijo que “simplemente es tomar de la gente para ondear bandera y decir: ‘Nosotros entregamos lo que no era nuestro, sino es de la misma gente’”.

Alvarado Quezada detalló que en la Diócesis de Aguascalientes se cuenta con un fondo, el cual es utilizado en situaciones emergentes, “si hay una emergencia pues el fondo se tiene que tocar, el señor obispo nos ha dicho: ‘No le hace que nos quedemos sin nada, el fondo se queda en ceros pero que no seamos ajenos a esta realidad’”.

Con este fondo se apoya a instancias como Cáritas, organismo que aseguró “es muy transparente, porque mandan informes de cuánto entrega una Diócesis para las situaciones emergentes”.

Además –acotó– hay otros fondos especiales, “por ejemplo en nuestra Diócesis hay un fondo para los sacerdotes ancianos, hay un fondo para las instituciones, (el) Hogar de la Niña, los asilos, los pastorales, para todo tiene que haber ciertos fondos”.

Lamentó que los más afectados por los desastres naturales siempre sean los más pobres, “por eso la Iglesia no puede ser insensible.  Un país de violencia, un país de pobreza, un país de marginación, una realidad de una sociedad que no tiene que ser indiferente a las realidades y circunstancias que pasan en estos días”.

Finalmente, el vocero de la Diócesis de Aguascalientes añadió que hay que vivir de sucesos y no de procesos, pues “un suceso es la cuestión del sismo, de los huracanes, hacemos todo y mañana se nos olvida”; se dijo esperanzado de que los recursos que está requiriendo el Senado a los ciudadanos realmente lleguen a los más necesitados y no sean usados para otras cuestiones, “ojalá que verdaderamente todos estos víveres lleguen a nuestros hermanos necesitados”.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *