Niños de Apenas Ocho Años ya Ingieren Bebidas Embriagantes: Dolores Tiscareño

Menores de 14 Años ya Presentan Problemas Graves de Alcoholismo

Por Liliana Ramírez Macías

Dolores Tiscareño, delegada de la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos (Foto: Eddylberto Luévano Santillán)

Dolores Tiscareño, delegada de la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos (Foto: Eddylberto Luévano Santillán)

Niños de apenas ocho años de edad ya están ingiriendo bebidas embriagantes, indicó Dolores Tiscareño, delegada de la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos, quien manifestó que en Alcohólicos Anónimos (AA) han recibido a menores de 14 años ya con problemas fuertes de alcoholismo.

En entrevista, comentó que el consumo de alcohol “ha iniciado ya desde los 12 años, algunos ocho años.  Ahorita tenemos miembros en nuestra agrupación de 14 años que ya tienen problemas fuertes”.

Las razones por las cuales las personas se inician en el consumo de alcohol son variadas, pues van desde la influencia social hasta problemáticas familiares.

Si bien el nivel socioeconómico es un factor que conlleva a la gente a ingerir bebidas embriagantes, lo cierto es que “no es determinante, tenemos miembros que tienen una muy buena posición social, que tienen una preparación académica considerable”.

Tiscareño destacó que el alcoholismo “es una enfermedad familiar, es una enfermedad de la sociedad, entonces no solamente el que bebe o se droga es el que está enfermo, sino toda la familia.  La familia debe de tomar un apoyo también para ellos”.

Detalló que hay actualmente en Aguascalientes 50 grupos de apoyo para los familiares de personas alcohólicas.  Asimismo, dijo que hay 240 grupos de Alcohólicos Anónimos (AA) repartidos en los 11 municipios del estado.

Actualmente, en el estado “tenemos un aproximado de dos mil miembros activos definidos de Alcohólicos Anónimos”, la mayoría hombres, pues si bien va creciendo el número de mujeres que ingieren bebidas embriagantes, lo cierto es que para ellas es mucho más difícil aceptar que tienen un problema con su manera de beber.

“Para la mujer es muy difícil el estigma, el qué dirán, la propia familia no acepta que la mujer pueda tener un problema de alcoholismo, de drogas, entonces es mucho más difícil para una mujer el aceptar la enfermedad”, concluyó la delegada de la Central Mexicana de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *