TV en Aguascalientes: 40 y 60 Años

La Historia Como Fuente de Inspiración, “La Villa”

Por Mario de Ávila Amador

“La Villa”, nuestra historia en televisión

“La Villa”, nuestra historia en televisión

En recuerdo de Jorge Galván

“QUÉ SOMOS sino pasado, el presente es efímero y el futuro incierto”. Así comenzaba el videograma “El Soyatal”, realizado por el Departamento de Videoproducción de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, a finales de la década de los ochenta del siglo pasado. La Historia con mayúscula y con minúscula, es un conjunto de acontecimientos dignos de ser recordados, para lo cual contamos con una gran cantidad de elementos que van desde sencillos manuscritos hasta verdaderas enciclopedias, desde desgastadas fotografías, hasta series extraordinarias de televisión.

LAS HISTORIAS sencillas, las comunes, las que únicamente se cuentan en pequeños grupos, en familia, en la manzana, la colonia, la ciudad o la región, también forman parte de la Historia. Es tan simple como lo expresa Gabilondo Soler: “Dame aquel libro viejo / de mil estampas, lo quiero abrir. / A los niños en estos tiempos / los mismos cuentos les gusta oír.

LOS RECUERDOS que se guardan en el ropero, son un símil de lo que podemos encontrar en los archivos (personales, institucionales, oficiales), en las fototecas, en las filmotecas, fonotecas o videotecas. Esos vestigios, esos recuerdos también podemos encontrarlos en la ciudad, en “La Villa”.

ANTES DE iniciar con lo que concierne al programa “La Villa”, producido por Daniel Hernández y transmitido por el Canal 26 de Radio y Televisión de Aguascalientes, quiero hacer un sencillo recuerdo de quienes iniciaron en la televisión del estado, tratando a través de programas, los temas históricos de la región. El primero, sin duda, aunque con muy pocos recursos de producción, fue don Jorge Galván. Después han hicieron cosas muy interesantes que debieran ser rescatadas, Juan Balmaceda, Rosa María Barroso, Fernando Macías, Leticia Ornelas, Jorge Humberto Varela, Rosendo Acevedo, Rebeca Padilla, Norma Medina, y un gran número de personajes del medio que desgraciadamente no me vienen a la memoria.

“LA VILLA” es una serie documental que de manera temática, aborda la historia de la ciudad. “El Callejón de Zavala”, “La Manifestación” y “Los Nombres de las calles” (en el canal de Youtube erróneamente lo titularon “Los Hombres de las calles”), son los títulos de los programas que se han transmitido al momento. Su estructura es sencilla, pero destaca el uso de la propia ciudad como escenario y un discurso que no necesariamente se vuelve redundante, aunque sí hace uso de este recurso cuando lo requiere la temática, especialmente cuando se hace mención de algún “personaje histórico”. Cuando el discurso visual lo permite se recurre a tomas de detalle de los lugares por los que transita el conductor, aunque estas imágenes no tengan nada que ver son lo que se dice, son un buen recurso que nos muestra aspectos tal vez no muy reconocidos de la ciudad que habitamos.

ENTRA “EN frío”, es decir, directamente a una breve introducción del tema a tratar en el programa, con “voz en off”, sin música, para después dar paso a la rúbrica que está construida con imágenes de documentos diversos de archivo: diarios, fotografías, actas, planos, dibujos, etcétera. Realmente es austera la rúbrica y prácticamente no tiene una cama gráfica. Parece lógico que no se haga uso de una tipografía espectacular o una cama gráfica impresionante pues se trata de programas históricos, pero creo que puede crearse algo sobrio que no contraste con la temática, como ocurre con el ritmo de la edición y el uso de efectos sonoros y música, que no rompen con el discurso audiovisual en general y no dejan de ser “modernos”, por el contrario, dinamizan y hacen agradable el desarrollo del programa.

POR CIERTO, en el caso del personificador del conductor, Daniel Hernández (también productor), aparece “actor”, debe aparecer “Conductor”, pues es su función dentro del programa. Los personificadores de los investigadores invitados: Ciro Báez, Caliope Martínez y Vicente Esparza, sí muestran la actividad a la que se dedican, “Historiador(a)”, pues están ahí precisamente por ser los expertos en el tema.

ES DE DESTACAR una cuidadosa investigación histórico-documental, que según los créditos está realizada con la colaboración de Sara Lozano. Importante que se pongan las referencias necesarias en las fotografías sobre los personajes, lugares o acontecimientos que se muestran y que se haga referencia a las fuentes utilizadas para la realización de los programas (en el segundo se citó la misma fuente en los créditos aunque fueron temáticas distintas). Lamentablemente no se da la referencia de la música utilizada en la serie, aunque esté libre de derechos, es interesante tener dicho dato.

UN BUEN programa de temática histórica. No faltará quien critique, en el terreno visual, la constante aparición de los camarógrafos y la sombra del dron; realmente no interfieren con los protagonistas. Igualmente habrá quien señale que los temas tratados son recurrentes en nuestros medios masivos; puede ser, pero como se menciona en uno de estos programas, nunca es suficiente y es mejor que se repita a que se deje en el olvido. En esta serie queda claro que la Historia es una buena fuente de inspiración.

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *