Los Ceresos son una Escuela Para la Delincuencia: Julio César Aguirre

“No Sabemos Cómo Entre la Droga, no Sabemos Cómo Entren las Armas”

Por Cristina Zareth Hernández Gutiérrez

Julio César Aguirre García, presidente de la ALAPA

Julio César Aguirre García, presidente de la ALAPA

Los Centros de Readaptación Social (Cereso) siguen plagados de corrupción, aseguró el presidente de la Asociación Libre de Abogados y Postulantes de Aguascalientes (ALAPA), Julio César Aguirre García.

Señaló que es del conocimiento de los abogados penalistas que en las cárceles del estado ingresan drogas e incluso armas, entre otros elementos prohibidos por la ley que atentan contra la integridad de los reclusos y reclusas, trasgrediendo además el objetivo de la reintegración social.

“En los Ceresos hay mucha corrupción; todos sabemos que en los Ceresos se maneja mucha corrupción, dicen que son ‘males necesarios’ dentro de los Ceresos.  No sabemos cómo entre la droga, no sabemos cómo entren las armas, pero hay mucha corrupción, mucha corrupción, eso es lo que debe de cuidar la autoridad”, declaró.

Señaló que ante dicha situación no se garantiza la readaptación social de las personas presas, ya que, contrario a ello, las cárceles se convierten en “escuelas de la delincuencia”: “Son para reformar, tienen que reformar a los delincuentes, no los tienen que tratar como los tratan, los Ceresos son una escuela de la delincuencia, sí”.

Incluso, afirmó que no se garantiza un proceso integral de reintegración social y familiar en los centros especializados para adolescentes ante la comisión de un delito, dadas las condiciones en las que actualmente permanecen aquellos que han sido privados de su libertad.

Lamentó que a pesar de los cambios que se han marcado en el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, los “vicios” que invadieron al anterior sistema continúen, como la corrupción, aseverando incluso que el anterior sistema no falló, sino que fue “corrompido” por quienes lo ejecutaban.

“El anterior sistema se vició por las autoridades, me duele decirlo, pero un sistema no puede ser corrupto; un sistema que está plasmado en los libros, en los Códigos.  Yo siempre aposté a que este nuevo sistema penal no nos iba a ayudar mucho. Sabemos que las personas son las que se corrompen, y si no se actualizan siempre va a ser muy fatal para nuestro sistema”, finalizó Aguirre García.

 

Publicado en: Página 24

Comparta Esta Información en:

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *